Ensalada con mucho color

Es verdad que con el frío que pela, las ensaladas no entran muy bien en nuestra boca. Solemos preferir algo más calentito, o al menos tempado, pero como todo en la vida, existe gente diferente, que le gusta comer sano en todas las estaciones del año, que le gusta cuidar su cuerpo y que además le da igual si es un plato frío o caliente.

Incluso, me atrevería a decir que esta ensalada que os propongo podría ser hasta templada, porque la base es la patata cocida. Aunque le añadamos otros ingredientes para completarla, quizás podríamos optar por dejarla enfriar del todo, comerla templada.

Continue Reading

Croquetas de espinacas y gambas.

Es una de los elementos más característicos de la cocina nacional, y aunque originaria de Francia, ya no se entienda la cultura culinaria de España sin las croquetas. Lo bueno de éstas, es su flexibilidad a la hora de integrar nuevos elementos.

La receta que os proponemos hoy, son las croquetas de espinacas y gambas, una receta sencilla que puedes usar, bien como plato principal acompañado por una ensalada, o como un entrante para una cena especial.

Ingredientes:

150 gr. de gambas.

150 gr. de hojas de espinaca, o bien un cubo de espinacas congeladas.

1 cebolla mediana.

200 gr. mantequilla.

200 gr. harina.

1 litro de leche templada.

Pimienta blanca.

Sal.

1 huevo.

Pan rallado.

Aceite vegetal.

Preparación:

Lo primero que tienes que ir haciendo, es cortar la cebolla de forma que luego no se haga presente, por lo que la tienes que picar muy bien. Mientras, ve echando la mantequilla a una sartén, ten cuidado de que la sartén no esté muy caliente, y añade la cebolla picada. Es importante que el fuego esté a medio gas, ya que lo que se quiere conseguir es pochar la cebolla. 

Una vez este la cebolla bien pochada, es el momento de verter sobre la sartén la harina, y ve removiendo con cuidado para que no queden grumos. Cuando veas que está bien integrada la harina, agrega el litro de leche (previamente calentado), y no te apartes del fuego, ya que en este paso es muy importante remover bien el contenido.

Echa un poco de sal a la bechamel y ve removiendo hasta que veas que la masa no se queda pegada a la sartén, es opcional, pero siempre le da muy buen gusto, incorporar un poco de nuez moscada. Cuando esté lista, ya puedes añadir las gambas peladas y un poco troceadas, y las espinacas previamente pasadas por la sartén salteadas con ajo.

Engrasa una fuente con un poco de mantequilla, y vierte el contenido anterior, deja reposar hasta que enfríe por completo. Una vez esté la masa fría, llega la hora de ir moldeando las croquetas, puedes ayudarte con una cuchara, luego pásalas por harina, huevo batido  y el pan rallado, y a la sartén.

Trucos

Es muy importante que el aceite esté lo suficientemente caliente, para que no se beban las croquetas todo el aceite y queden poco doradas.

Si quieres unas croquetas con más sabor, puedes hervir las cabezas de las gambas, para mezclar este caldo una vez estés calentando la leche.

Los múltiples usos del pollo

Como bien sabemos, el pollo es uno de los alimentos más versátiles que existen, ya que todas sus partes se utilizan en la gastronomía de todo el mundo. Hoy os daremos unas recetas con pollo, claro, unas de las tantas recetas que hay tanto en libros, revistas de cocina o en internet, espero que os guste, son fáciles y muy sanas.

Pollo Encebollado

Ingredientes:

1 Pollo a trozos

2 Cebollas grandes

½ Lata de cerveza (la que más guste)

1 Cucharadita de perejil

1 Cucharadita de hierbabuena o menta

Sal

Aceite

Preparación:

El pollo debe estar limpio de piel y de vísceras, pásalo bajo el grifo del agua y escúrrelo, cuando lo veas bien escurrido échale un poco de sal, espolvorea la cucharadita de perejil y la cucharadita de hierbabuena o menta por todas partes para que vaya adquiriendo sabor, pínchalo con un tenedor o cuchillo para que cuando se vaya haciendo no quede crudo por dentro, reserva.

 

Pela las dos cebollas y córtalas lo más finas posible en rebanadas, reserva. Escoge una sartén profunda o si deseas una cazuela pero que sea honda. Echa 2 o 3 cucharadas soperas y colmadas de aceite y cuando esté bien caliente y con mucho cuidado de que no te salpique el aceite ve introduciendo las piezas del pollo y deja freír, dándole vueltas para que se vaya dorando y no se queme.

Cuando veas el pollo bien dorado, echa las dos cebollas ya rebanadas y remuévelo con cuidado.  Cuando la cebolla está un poco pocha, vierte ½ cerveza y deja hervir a fuego moderado hasta que quede una salsa.  ¡Sabrosísimo!

Higaditos de Pollo Encebollados

Ingredientes:

¾ kg. de Hígados de pollo

1 Cebolla grande

Pimienta

Sal

Aceite

Preparación:

Los hígados de pollo deben estar limpios, pásalos bajo el grifo del agua y escúrrelos, cuando los veas bien escurridos échale sal y pimienta a tu gusto, reserva.  Limpia la cebolla y pártela en rebanadas finas.

Coge una sartén un poco profunda y vierte 2 o 3 cucharadas soperas y colmadas de aceite, cuando esté bien caliente echa los hígados removiendo de vez en cuando durante unos 15 o 20 minutos a fuego moderado, después de este tiempo echa la cebolla remueve un poco y tápalo bajando un poco el fuego. Deja pasar otros 15 o 20 minutos y observa si la cebolla ya está hecha. Si es así, apágalo y listo. Si te queda un poco seco, échale un poquito más de aceite.

Estas dos comidas puedes acompañarlas con puré de patatas, arroz o con la guarnición que desees, al quedar un poco de salsa la puedes echar por encima de la guarnición… ¡De Rechupete!

Pescados: muy rico

El mar nos da una gran variedad de alimentos muy ricos y muy saludables, pueden ser preparados de mil formas y siempre quedaran exquisitos, este artículo tratará de darte algunas ideas fáciles de preparar.

Sardinas en Vinagre

Ingredientes:

1 kg. de sardinas

1 Ajo

Perejil

Vinagre blanco

Aceite de oliva

Sal

Preparación:

Primero que nada, si lo deseas, pídele a tu pescadero que te limpie todas las sardinas quitándole la espina central, pero si quieres hacerlo tú, te indicamos como hacerlo ya que es bastante sencillo, pero un poco laborioso.

Coges una tabla de cocina y a una de las sardinas y le quitas la cabeza, a continuación utilizas un chuchillo pequeño y muy afilado y haces un corte a lo largo y un poco profundo en la parte de la barriga. Con mucho cuidado, retira las tripas y coges la espina central con los dedos y vas retirando la espina con cuidado, ayudada con el cuchillo, ten cuidado -insisto- de no cortarte.

Al no tener espina, el pez quedará aplanado. Haz el proceso igual con todas las sardinas.  Cuando las tengas limpias del todo, pásalas debajo del grifo y déjalas escurrir.Mientras escurren, coge un recipiente un poco profundo, pones las sardinas ya escurridas y le agregas un poco de sal (no mucha), 1 cucharada sopera de perejil bien picadito, el ajo picado bien pequeñito, una cucharada y media sopera de aceite y cinco cucharadas soperas de vinagre.

20080724 Aquarium 23 (銀の壁)

Déjalas macerar durante un día y medio en el frigorífico.  Puedes acompañarlas con aceitunas como aperitivo o un bocadillo de sardinas en vinagre está exquisito.

Calamares Rellenos

Ingredientes:

9 Calamares

1 Cebolla

½ Cerveza

Salsa de tomate casera

Pimienta

Perejil

Aceite y sal

Preparación:

Coge uno de los calamares, más los tentáculos y las aletas de los otro ocho y pícalos bien pequeños; agrégales un poco de perejil muy picadito, sal y pimienta y reserva. Coge la cebolla, la pelas y la cortas bien pequeño y calienta en una sartén con un poco de aceite y cuando este caliente agrega la preparación.

Cuando lo veas dorado agrégale 3 cucharadas soperas de salsa de tomate para hacer un sofrito. Cuando esté listo, apaga el fuego y deja que esté a temperatura ambiente y reserva.

Coges el resto de los calamares y los rellenas con el contenido de la sartén y os cierras con un palillo.  A un wok, le hechas un poquito de aceite y fríes los calamares rellenos. Deja que se vayan dorando y cuando estén un poco dorados échale ½ cerveza y déjalos cocinar hasta que se consuma un poco el caldo. Salpimenta a tu gusto.

Una ensalada con mucho fundamento

Después de un fin de semana de compromisos y comilonas a mansalva, seguro que te apetece una ensalada fresquita, con mucho alimento, pero no muy pesada. Al contrario les puede ocurrir a ejecutivos y viajantes cuando llegan a casa el fin de semana después de comidas de empresa y menús de restaurante, preferirán seguro un plato sano.

La ensalada que os voy a proponer tiene muchos ingredientes, por eso, si alguno de ellos no os gusta, sois alérgicos o prefieres no sentirlo en tu paladar por distintas razones, puedes eliminarlo o intercambiarlo por otro ingrediente que más te apetezca. Lo bueno de las ensaladas es eso, que acepta muchos tipos de ingredientes y puedes combinarlos como tu quieras.

Continue Reading

Estofado de rabo de vacuno

Hoy os traemos una receta que no puede ser más nuestra. Y esto es porque está compuesta por  el famoso rabo de toro, el cual cocinaremos estofado acompañado de unas ricas verduras y, sobretodo, una rica salsa para poder mojar.

Si os dais cuenta, esta receta no especifica que el rabo tenga que ser de toro, sino de vacuno. Esto es debido a que en la actualidad no es fácil de encontrar el rabo de este animal, ya que cada vez hay menos corridas de toros. Por lo cual podemos utilizar tanto de ternera como de buey. Que no tienen por qué variar el sabor de esta receta ni de otras con este ingrediente.

Si algo caracteriza esta zona del animal, es que es muy rica en gelatina. Esto produce que el plato, aunque siempre parezca muy contundentes, siempre acabe siendo especialmente meloso y suave, más que cualquier carne que se conozca.

Trucos al comprarlo:

Recuerda que hablamos de una pieza que tiene gran cantidad de hueso, por lo cual, aunque pensemos que llevamos una pieza grande, la carne que contiene no suele ser mucha. Por lo que es fácil llevarnos a engaño.

Cuando vayas a la carnicería hay que fijarse sobre todo en los cortes que se les suelen dar. Tiene que tener uno en cada cartílago para evitar que los trozos sean demasiado grandes y que facilite la liberación de gelatina en nuestra receta.

Ingredientes para 6 personas:

2 rabos de vacuno

3 cebollas

3 dientes de ajo

1 pimiento verde

4 patatas

2 zanahorias

Vino tinto seco

Aceite de oliva virgen

Caldo de carne o pastilla

Sal

Antes de comenzar:

Es importante comprar esta carne días previos al día que tenemos pensado comerla, por dos razones.

La primera es que esta carne, por desgracia, siempre se pone en la venta antes de que pase el tiempo suficiente para poder comerla, una vez sacrificada. Esto hace que la carne se presente muy rígida.

Para poder comerla se recomienda reservarla en la parte baja del frigorífico durante un tres o cuatro días, envuelta en papel de aluminio. Lo que hará que se reblandezca y se pueda servir tierna.

La segunda razón es que para realizar esta receta es imprescindible comenzarla macerando la carne de vacuno. La forma en la que lo haremos con este tipo de alimento es mediante el vino tinto, cubriendo por completo durante un tiempo estimado de 12 horas.

Preparación:

Trascurrido este tiempo, empezaremos a rehogar los siguientes ingredientes a fuego lento en una cazuela de barro con algo de aceite. Para ello picaremos bien la cebolla, el ajo, los pimientos verdes y la zanahoria. Las cuales echaremos a la vez en una cazuela, sin dejar de remover para evitar que se nos quemen o peguen, pero dejando que el calor haga que se vayan dorando progresivamente.

Cuando veamos que se empiezan a dorar, será el momento en el que incorporemos a la cazuela la carne de rabo de vacuno, la cual habremos dejado escurrir y estará partida en trozos semejantes. Regamos con un poco más de aceite, raspando el fondo de la cazuela para evitar que se queme y se agarre, dejando que vaya cogiendo color.

Cuando veamos que está en ese punto de dorado, vamos echándole por encima los dos vasos de vino que utilizamos cuando comenzamos a almacenar la carne. Dejamos que se consuma y que la carne se tiña de rojo.

Ahora podemos decidir como añadir el caldo de carne, podemos directamente echar caldo precocinado envasado de carne, o bien añadir agua y una pastilla de caldo concentrado. Lo importante es añadir hasta que cubra todos los ingredientes, sazonar y dejar que cueza lentamente. Para que la gelatina de la carne salga.

Cuando este la receta casi terminada, añadiremos las patatas. Recomendamos usar patatas muy pequeñas, para así poder echarlas enteras y se puedan comer de un solo bocado. Probamos, corregimos la sal y dejamos que se cuezan las patatas durante unos minutos.

Dejamos reposar  unos minutos y retiramos de la cazuela, con la ayuda de una cuchara o espumadera, toda la grasa y gelatina que podamos de la superficie. Solo nos queda servir, podemos presentar en la cazuela directamente o emplatando.

Consejos:

Para que esta receta nos salga excepcional, tenemos que hacer hincapié en el punto de cocción, ya que es lo más importante. Sabremos si la carne está en su punto cuando al pincharla con un tenedor se separa de forma limpia del hueso, al igual que le pasa a la carne de morcillo.

En ese momento, deberemos retirar la cazuela, ya que si prolongamos su cocción, puede que la carne se quede demasiado seca o demasiado fibrosa.

Recomendación:

Te recomendamos servir esta receta acompañada de un vino reserva riojano. Ya que se caracterizan por ser vinos con mucho cuerpo y fortaleza. La temperatura ideal para beberlos a una temperatura cercana a los 16º.

Un plato para darte un gran capricho, sin duda.

 

 

Menú para frioleros

Os propongo un menú de invierno, muy apropiado para este frío, en primer lugar una sopita poco conocida,  El Golgorito, (esta receta me la agencié de un viaje que hice a Jaén) y para terminar unos deliciosos Buñuelos de Alcachofa. Menú más sano , fácil y sobretodo muy económico y además de esto, tremendamente original, ya que no lo vais a encontrar por ningún lado. Espero que os guste y que os haga entrar en calor, que con las temperaturas que están haciendo petece mucho.

“Golgorito”

sopa

Ingredientes para dos personas:

– Aceite de Oliva Virgen.

– Una cebolla.

– Pan rallado.

– Pimentón dulce.

– Una hoja de laurel.

– Un ajo.

– Dos huevos.

– Agua.

– Sal.

– Colorante alimenticio.

Elaboración

– Batimos los huevos con el pan rallado y los reservamos.

– En una olla añadimos un litro de agua con el aceite de oliva y en crudo  la cebolla picada, el laurel, el ajo picado, el pimentón, la sal y ahora esperamos a que hierva.

– Cuando empiece a cocer incorporamos el huevo batido con el pan rallado, quedando en la sopa como granos de arroz. Depende lo espeso que lo quiera se le añade más o menos agua.

– Sal al gusto y recordad que antes de apartarla se le echa el colorante alimenticio.

“Buñuelos de alcachofa”

buñuelos

Ingredientes para dos personas:

– Ocho alcachofas.

– Perejil.

– 100 gramos de harina.

– Un vaso de cerveza.

– Dos huevos.

– Aceite de Oliva Virgen.

– Sal y Pimienta al gusto.

Elaboración

– Retiramos las hojas exteriores de las alcachofas, cortamos las puntas y las partimos por la mitad.

–  Las cocemos en agua y sal de quince a veinte minutos y escurrimos.

–  En un recipiente ponemos una pizca de pimienta, la cerveza, dos yemas de huevo, el perejil, la sal, harina, y un chorro de aceite. Amasar bien, y dejamos reposar 20 minutos.

– Batimos las claras a punto de nieve, incorporamos a la masa y mezclamos bien. Añadimos las alcachofas a la masa cuidando que se cubran bien.

– Con abundante aceite de oliva en la sartén y  se fríen las alcachofas.

Sugerencias

Hay que cuidar que no se quemen ya que si no el sabor a quemado se apoderará de toda la sopa y cuando se saque del fuego los colocaremos en  una fuente con papel absorbente.

Para beber recomendamos un vino tinto, un crianza le vendría bien y si tiene un poco de barrica, mejor. Le va muy bien a la sopa y ni os cuento a los buñuelos.Otra recomendación, si a la sopa le añadimos unas virutas de jamón tostado le dará un toque muy especial.  ¡Que os aproveche cocinitas!

 

Carne guisada con patatas, en olla rápida

En casa hay un plato que les encanta, además de ser muy practico y fácil  La realizo con la
rápida por lo que se hace prácticamente sola. La carne sale tierna como nunca la habréis probado dándole un toque muy especial a las patatas que habremos puesto, ya que le da un sabor a carne inigualable.

Ingredientes:

Llana gorda o jarrete: si es llana gorda 4 filetes y si es jarrete un buen trozo para hacer en trozosaceite

perejil

Cebolla

2 ajos

2 zanahorias

4 patatas si son grandes, o 6-8 medianas/pequeñas

Vino blanco

1 vaso de caldo o agua, en el caso de que no nos llegue el que tengamos despues de hacerse la carne

Preparación:Picaremos bien la cebolla, el ajo, el perejil y las zanahorias peladas y cortadas, y lo rehogaremos en el aceite que habremos puesto en la olla rápida (sin tapar la olla).Cuando este un poco rehogado (tampoco demasiado) pondremos la carne y que se haga un poco (por los dos lados), esto lo haremos a máxima potencia.

A continuación, pondremos  un vaso de vino blanco, taparemos la olla rápida poniéndolo a lo máximo  normalmente la valvula numero 2, y la cocina a fuego rápido (vitro el 9 o máximo en la cocina tradicional)hasta que se levante la válvula, en ese momento bajaremos el fuego y lo pondremos a fuego medio durante 15 minutos.

Apagando el fuego y cuando se baje la válvula, añadiremos las patatas, que habremos cortado en forma de rompiendo la patata para que hagan un guiso más bueno y consistente, y si tiene poco caldo (el que se hizo del vino y lo que suelta la carne), le añadiremos 1 vaso de agua o un vaso de caldo de carne, y solo en el caso de que hiciera falta, pondremos la tapa y como antes lo tendremos a fuego maximo, y cuando suba la valvula bajaremos el fuego a fuego medio, durante 15 minutos, pasado este tiempo lo quitaremos del fuego y cuando baje la valvula ya podremos ponerlo en el plato y a comer!!

 Mi consejo

Si como reyes queremos quedar, le añadiremos a este guiso tan exquisito un pimiento verde en tiras, que puedes comprar ya el pimiento echo en el supermercado, para no complicarte la vida, y se lo podemos poner en el momento de poner el guiso en el plato, lo pondremos por encima haciendo un poco de decoración a nuestra manera. Verás como al así hacerlo, todos te van a dar besos y mimos todo el dia por la buena comida que tú has hecho.

Lomo de cerdo con puré de castañas, manzanas y jamón

Un buen lomo de cerdo, es un planto que le gusta a grandes y pequeños. Además, es barato y muy socorrido. Existen un montón de opciones para cocinarlo y preparo, cada uno a su manera, a su gusto, jugoso y sabroso, puede un segundo plato sencillo y fácil de hacer.

Son famosos en muchos lugares los montaditos de lomo, a veces fresco, otras veces adobado, pero siempre rico y bajo en grasa. En cualquier barbacoa que se precie no puede faltar un buen trozo de lomo.

Ingredientes:

1 lomo de cerdo

2 cebollas

6 dientes de ajo

Sal

Aceite de oliva

3 manzanas reinetas

1 trozo de jamón serrano

1 cebolleta

1 vaso de leche

Mantequilla

Preparación:

Para hacer la salsa de castañas, el primer paso es cubrirlas de agua y añadirle un poco de leche. La leche la pondremos para que suavice el sabor de las castañas. Las dejaremos en el recipiente hasta que se cuezan y estén blanditas.

En una cacerola a parte, pondremos aceite a calentar. En ella marcaremos el lomo antes de meterlo al horno para cocinarlo. Mientras se va dorando, podemos ir cortando la cebolla y el ajo para ponerlo en el fondo de la bandeja del horno. Para que los ojos no os lloren al cortar la cebolla, podéis mojar la hoja del cuchillo sin dejar que se seque.

Cuando ya hayamos marcado el lomo, entonces lo pondremos encima de la cebolla y los ajos. A una temperatura media lo tendremos en el horno durante más o menos una hora. Aprovechando que se está haciendo el lomo, pelaremos y cortaremos las manzanas. Una vez preparadas, las pondremos una cazuela y dejaremos que hiervan con un poco de azúcar avainillado y agua. Cuando veamos que estén blanditas, entonces, le añadiremos las las castañas y su jugo.

Aprovechando la misma cazuela en la que hemos cocinado el lomo, haremos una especie de sofrito o salsa para acompañar al lomo. Echaremos cebolleta y una cucharada de harina   y un poco de mantequilla. Una vez hemos disuelto bien la mezcla, le añadiremos la mezcla de la manzana y el puré de castañas. 

Es importante que antes de añadir el puré quitemos bien todos los grumos que puede quedar por la harina. Un truco para que la harina no deje demasiados grumos es tamizarla primero. Para tamizar la harina, solamente necesitaremos un colador. Pondremos la harina encima y la iremos colando para que quede fina fina.  Una vez hecho esto, le añadiremos el jamón y nuestro plato estará listo.

 

Qué comida se pide más para llevar a casa

Nos encantan las recetas, pero queremos dar a nuestros lectores de https://cocinitas.es/ una alternativa para esos días en los que nos gusta tener las cosas hechas.
Que mejor alternativa que poder llegar a casa, ponerse el pijama más cómodo que tengamos, ponernos una peli y pedir comida a domicilio….y a vivir!.
Nos hemos encontrado un estudio llevado a cabo por Just Eat que se llama el Barómetro de la comida a domicilio donde dan a conocer datos muy curiosos con respecto a la comida a domicilio y hemos pensado que os podrían llamar la atención. Por ejemplo, en España lo que más se pide es comida china con un 40% y lo que menos la comida japonesa con un 7% y oye, la comida española está en segunda posición con un 15% o que un 70% de los pedidos de hacen para cenar. Datos cuando menos curiosos!.
Dicho esto, si esta noche estais en unos de esos días, descansar, disfrutar y que os lleven la comida a casa, eso si las recetas aqui no pararan de llegar!