hamburgues-lentejas-470x288.jpg

Hamburguesas vegetarianas de lentejas

Hace ya varios días os presentamos una forma vegetal de consumir hamburguesas. En aquel caso hablamos de hacerlas con arroz y hablamos de ir presentándoos otras muchas formas de comer este siempre apetitoso plato.

En este caso os presento las hamburguesas de lentejas. Que aparte de tener un acabado por el color muy similar a las de vacuno, nos ofrece una combinación innovadora de comer una hamburguesa. Que le da cierto aire de sofisticado, además esta riquísima.

Ingredientes para 4 personas:

400 g de lentejas cocidas y escurridas

4 cucharadas grandes de salsa de soja

7 cucharadas grandes de pan rallado

1 cucharada pequeña de mostaza

1 cucharada grande de sésamo

1 cucharada grande de avena

2 cucharadas grandes de requesón

2 huevos

Aceite de oliva virgen

Ingredientes para salsa de yogur:

1 yogur griego

3 pepinillos en vinagre

Unas gotas de aceite de oliva virgen

Unas gotas de zumo de limón

Sal

Preparación:

Cogemos el tarro de las lentejas ya cocidas y con ayuda de un colador o escurridor vertemos su contenido. Lavamos con agua del grifo y las dejamos en el escurridor hasta que se elimine toda el agua que contenían.

Las pasamos en un bol profundo y amplio y las trabajamos igual que si se tratara de carne picada. Siguiendo los pasos de añadir los huevos, la salsa de soja, el pan rallado, la mostaza, el sésamo, la avena y el requesón. Ahora con la ayuda de nuestras manos mezclaremos el contenido bien durante algunos minutos hasta que obtengamos una pasta casi homogénea.

Después, con la ayuda de un tenedor apretaremos la pasa para intentar deshacer las lentejas, triturándolas levemente.

Antes de freír la masa, haremos la salsa de yogur. Añadiendo el yogur griego en un bol junto a los pepinillos bien picaditos. Aliñamos con aceite de oliva y el zumo de limón en proporción 2 a 1. Iremos probando la salsa y corrigiendo el punto de sal y lo pondremos a enfriar en la nevera media hora.

Cogemos la pasta de lentejas y formamos pelotitas tipo albóndigas grandes. Las cuales luego aplastaremos con las manos dándole la forma de hamburguesas. Pasamos la masa por un platito con un poco de pan rallado, para que compacte bien y no se nos desmorone.

Calentamos una sartén al fuego medio-alto y añadimos un chorrito de aceite. Ponemos las hamburguesas y las doramos unos 2-3 minutos por cada lado. Muy recomendable ir una a una.

Abrimos el pan de hamburguesa por la mitad y colocamos lechuga a uno de sus lados, donde encima podremos la hamburguesa. Finalmente vertemos encima de esta la salsa de yogur y ya podremos empezar a hincarle el diente.

rapesalsa.jpg

Rape en salsa americana

Hoy en día encontrar auténtico rape no es sencillo y es caro. Pero de vez en cuándo merece la pena darse un capricho y tomar este plato clásico que sigue resultando tan sabroso como el primer día.

Es una receta con la que siempre se queda bien cuándo viene a cenar alguien aficionado al pescado, ya que es muy sencillo realizarlo y es una receta muy agradecida, que suele aparentar más trabajo del que realmente lleva.

Ingredientes del rape en salsa americana

- Un rape de tamaño mediano, limpio, sin cabeza ni espinas y con los toros cortados a la mitad.

-12 langostinos gruesos

- 3 tomates medianos muy maduros, en el punto de salsa.

- 2 zanahoria

- ½ cebolla dulce

- 2 dientes de ajo

- ½ vaso de vino blanco

- un chorrito de brandy

- 1 cucharada de maizena

- Aceite de oliva

- Sal, pimienta y un toque de pimentón.

Preparación del rape en salsa americana

En una sartén flambeamos los langostinos con un poco de brandy. Para eso ponemos un poquito de aceite a calentar, los langostinos, las cabezas y las cáscaras. Añadimos el licor y con una cerilla larga y el máximo de cuidado prendemos fuego. Se reduce muy rápido pero si temes un accidente ten a mano una tapa grande para sartén.

Reservamos los langostinos por un lado y por otro cogemos las cabezas y las cáscaras y las batimos con un poco de agua de modo que queden muy desmenuzadas. En una sartén grande y con mucho fondo ponemos el tomate pelado y cortado, la zanahoria en rodajas finas, la cebolla a la juliana y el ajo picado. Cuándo esté rehogado añadimos el agua con los restos del marisco y completamos hasta un litro.

Dejamos que se haga a fuego lento 15 minutos más o menos y añadimos un chorrito de brandy, el pimentón y la maicena y revolvemos bien hasta que espese. Algunas personas pasan por la batidora todo esto antes de añadir el brandy y la maicena, pero a mi me gusta encontrar los trocitos de verdura.

Cocinamos el rape a la plancha y en el momento de emplatarlo se le pone por encima la salsa caliente y se adorna con los langostinos.

Truco: Una variante muy rica es hacer la salsa en una olla y cuándo esté casi lista se añade el pescado que se ha pasado previamente por la sartén vuelta y vuelta. Dejamos que se acabe de hacer en la salsa para que tome todo su sabor.

kokotxa-800x288.jpg

Unas kokotxas de muerte

Si te encantan las kokotxas y quieres disfrutar de este plato no puedes perderte la receta que te voy a ir explicando a continuación. De verdad que no te arrepentirás,¡ están de muerte! te lo digo yo, que cada vez que las hago la cazuela queda reluciente. Si un día quiere sorprender a tus invitados con un buen plato tradicional, las kokotxas al pil pil no te fallarán nunca.

Existen dos tipos de kokotxas, las de merluza y las de bacalao. Las primeras son menos gelatinosas que las segundas, por tanto, si la gelatina no es lo vuestro, es mejor que optéis directamente por las de merluza. Es verdad que éstas suelen ser bastante más caras, pero merece la pena. En general, el coste de los dos tipos de kokotxas es bastante elevado porque hay que tener en cuenta que de cada merluza, solamente sale una. Continue Reading

sopa-de-pescado-1000x288.jpg

Sopa de pescado y marisco, ¡qué manjar!

Para a los que el pescado nos gusta más que a un tonto un lápiz, esta receta nos gusta muchísimo. Si os hablo sinceramente, es uno de los platos que más me gustan junto con los chipirones en su tinta y las cocochas. A los carnívoros, os invitaría a probar este plato de rechupete que seguro os hará cambiar de opinión sobre los platos del mar.

Según la región de España, cada sopa tendrá una característica distinta. En el País Vasco por ejemplo se le añade pan de “sopako“. Como su nombre indica en euskera es pan para la sopa. Es una pistola de pan muy tostada que intensifica ese color amarronado que le dan otros ingredientes.

Continue Reading

sopa-de-naranja-con-helado-415x288.jpg

Sopa de naranja con helado

¿Quién ha dicho que el helado es solo para el verano? En invierno también es un placer disfrutar de un sabroso y cremoso helado, sobre todo tras una comida abundante. El invierno es tiempo de naranjas, así que podemos aprovechar para mezclar ambas cosas en una original, fresca y cítrica sopa.

Hacer helado es muy sencillo, pero si no se tiene una heladera se hace necesario sacar del congelador la crema cada poco tiempo y batirla para evitar que se formen cristales. Aunque no es difícil se trata de un proceso laborioso que nos obliga a estar pendientes cada pocas horas para conseguir un resultado cremoso. Para simplificar la receta vamos a usar un helado comprado de una marca que nos guste.

Continue Reading

Estofado-de-ternera-500x288.jpg

Estofado de ternera

¡Ay qué nostalgia! ¡Ay qué olores cuando cocinaba la abuela! Ríase usted mucho de los modernos ambientadores y hasta del Channel número 5. Pocos aromas nos hacen sentirnos tan bien como aquello de nuestra niñez.

Y éste, seguro que es uno de ellos: la carne haciéndose en su puchero. Lenta, sin prisas, pues el tiempo era menos importante de lo que es hoy por hoy. La comida de un día gris y frío, que saboreamos ya desde que la noche anterior  nos anuncia el menú. Deja de salivar. Ponte el mandil. Vamos a la cocina.

Estofado de ternera

Estofado de ternera

Ingredientes:

Cuando te recuperes de trance nostálgico, dispón sobre la mesa estos ingredientes, pensados para que coman cuatro personas: 800 gramos de ternera para estofar, un par de patatas medianas, otras tantas zanahorias y una hoja de laurel. Deja de pensar en el pasado y pon laurel, que has cortado dos hojas de eucalipto.

También vas a necesitar harina, una cebolla más bien grande, un cuarto de kilo de tomate natural o dos tomates frescos, eso sí, bien rojos. Que no falte el aceite, la pimienta blanca, 4 dientes de ajo, una copita de cognac del bueno, medio litro de agua (caliente) y sal.

Preparación:

A ver: es muy fácil. Empieza por pasar la carne cortada en filetitos muy finos por la harina, fríela en el aceite –que sea del bueno, ¿eh? Recuerda cómo lo hacía la abuela. Reserva los filetes ya fritos.

Corta la cebolla muy fina y sofríela. Cuando esté bien dorada, añádele el bote de tomate y deja que se cueza la mezcla unos minutos (¿no es relajante ver cómo se forman burbujitas que van explotando, chup, chup?). Añade los ajos, el laurel, la pimienta, la sal, el cognac y, por último, la carne.

Cúbrelo todo con agua caliente y déjalo hacerse. Pasados veinte minutos, más o menos, añade las patatas cortadas en gajos y las zanahorias, que habrás cortado como más te apetezca. Si te gustan los guisantes, echa un puñadito también.

Tapa de nuevo la cazuela y déjala a fuego lento una hora más, removiendo el guiso de vez en cuando con una cuchara… ¿Es cosa mía o se te ha hecho la boca agua?

Recuerda:

800 grs. de ternera para estofado

2 patatas medianas

Harina

Una hoja de laurel

2 zanahorias

Aceite

Una cebolla más bien grande

Un bote de 250 grs. de tomate triturado natural (medio) o dos tomates frescos rojos

Pimienta blanca

Una copita de cognac

4 dientes de ajo

Medio litro de agua caliente

Sal

En hora y media recuperarás esta fácil receta de la abuela.

Gambas-acompañadas-con-arroz-2-800x288.jpg

Gambas acompañadas con arroz

Gambas con arroz

Ingredientes:

250 gr

50 gr de cacahuetes

2 yogures naturales

2 cucharadas de mantequilla

2 cucharadas de aceite

1 cucharadita rasa de curry en polvo

1 cebolla

1 diente de ajo

1 bol de arroz blanco

Una rama de apio

Sal

Preparación:

En una sartén rehogamos la cebolla y el ajo rallados con el aceite y la mantequilla juntos. Cuando empiece a pocharse añadimos el apio también rallado y lo terminamos de cocer durante unos 5 minutos aproximadamente. Removemos de vez en cuando.

Echamos la gamba a la sartén y sazonamos con sal la mezcla y la dejamos cocer a fuego lento durante unos 10 minutos. Valorando si están bien o necesitamos un poco más de tiempo.

Ponemos en una cazuelilla el arroz y lo ponemos a cocer con el doble de agua y sal durante 10 minutos. Quitamos del fuego y dejamos reposar otros 10. Mientras cogemos un bol vertemos el yogur y lo mezclamos con el curry y los cacahuetes troceados.

En una fuente de servir, colocamos el arroz expandido por toda la superficie. Colocamos encima las gambas y su salsa. Y terminamos poniendo la salsa de yogur en pequeños montoncitos como capa final de manera estética.

Gambas al whisky

ingredientes

20 gr de gambas

150 gr de mantequilla

1 vaso de leche evaporada

½ vaso de vino blanco

1 vasito de whisky

4 yemas de huevo

1 zanahoria

1 cebolla grande

Perejil

Tomillo

Laurel

Estragón

Pimienta de cayena

Pimienta

Sal

Preparación:

Elegimos una sartén onda y deshacemos en su interior una cucharada mantequilla. Una vez este friendo, rehogamos en ella la cebolla y la zanahoria ralladas. Observa los ingredientes y cuando veamos que empiezan a tomar color echamos el resto de la mantequilla y las gambas.

Cuando ya estén fritas, subimos el fuego y rápidamente echamos el vasito de whisky y flameamos las gambas. Después añadimos el vino, perejil bien picado, laurel, tomillo, estragón, la pimienta y la sal. Dejamos cocer a fuego fuerte durante unos 10 minutos.

Retiramos las gambas y pasamos el sofrito que nos queda pochado y el jugo de ellas por el chino. Intentaremos que las gambas se mantengan mientras hacemos esto, aun calientes. Cuando tengamos esta crema ya triturada solo nos quedara añadirles  la leche evaporada. Cocemos unos minutos y quitamos del fuego.

Solo nos quedara añadir las yemas de los huevos saludándolas con sal y la pimienta de cayena. Mezclamos hasta que quede bien ligado todos los ingredientes. En ese momento echamos las gambas.

La forma de comerlo suele ser acompañado con arroz blanco cocino, junto a él unas gambas y la salsa aparte, para que cada uno pueda servirse al gusto.

2058034240_dfdf9003b2_b-1000x288.jpg

Pavo relleno

Quien más, quien menos, ha visto en series o películas estadounidenses como en ese país, el cuarto jueves de noviembre, se celebra el día de Acción de Gracias. Y una de las comidas tradicionales de este día es el pavo relleno que, aunque en Europa no se coma para celebrar un festivo puramente americano sí puede disfrutarse como parte de un menú navideño.

Ingredientes:

Si hemos pensado invitar a la familia y algún vecino, de modo que seamos una docena de comensales, aquí van las proporciones (saca la calculadora y adáptalas a la cantidad de personas que vayáis a comer):

Para empezar, para el asado necesitas una pava de como seis kilos, dos manzanas reinetas, una cebolla, cuatro ramitas de apio, sal, pimienta y aceite. El relleno requiere cuatrocientos gramos de pan de maíz, una cebolla, cien gramos de tiras de bacon, treinta pasas de Corinto y seiscientos mililitro de cado de pollo. Finalmente, para el acompañamiento, vas a necesitar puré de patata, boniatos, mermelada de arándanos y mazorcas de maíz.

Elaboración:

Ten en cuenta que para que no se quede seca la carne es conveniente usar una bolsa de asar. Dicho esto, empezamos por untar el pavo en aceite, salpimentarlo y rellenarlo con las manzanas.

Forramos la punta de las patas con papel de aluminio (no sólo queda bonito: evita que se quemen) y metemos el pavo en la bolsa de asar. Junto con él, ponemos el apio y la cebolla picados en trozos grandes. Cerramos y ponemos la bolsa en la bandeja del horno.

Horneamos los ingredientes a ciento setenta y cinco grados un par de horas y media, aunque al alcanzar las dos horas en conveniente poner una lámina de papel de aluminio sobre la pechuga, de modo que no se queme. A las dos horas y media, apagamos el horno y dejamos el asado dentro.

Vamos con el relleno: rehogamos el bacon con la cebolla picada muy fina y, cuando esté transparente, agregamos las migas del pan de maíz y volcamos el caldo. Mezclamos bien durante un ratito, de modo que se quede una masa húmeda. El resto de guarniciones, no requiere explicación alguna.

Recuerda:

Para el asado:

Una pava de unos seis kilos

Dos manzanas reinetas

Una cebolla

Cuatro ramas de apio

Aceite de oliva

Sal

Pimienta

Para el relleno:

Cuatrocientos gramo de pan de maíz

Una cebolla

Cien gramos de bacon en tiras

Treinta pasas de Corinto

Seiscientos mililitros de caldo de pollo

Para acompañar:

Puré de patata

Boniatos

Mazorcas de maíz

Mermelada de arándanos

Reserva tres horas para elaborar esta receta, por lo demás, muy fácil.

hojas-de-col.jpg

Hojas de col rellenas

La col es una de las hortalizas más ricas en fósforo, que es una sustancia imprescindible en nuestro día a día. Hay muchas personas que no consumen este alimento por no saber cómo o por no gustarles el sabor.

Con la receta de hoy proponemos una forma rica, original y fácil de cocinar un rico plato, que  seguro que le gusta a grandes y pequeños.

Ingredientes para 6 personas:

1 col blanca mediana

400 gr de carne picada

1 huevo

100 gr de cebollas

30 gr de manteca de cerdo

200 gr de tomates triturados

1 vasito de caldo de verduras

50 gr de queso rallado (de la clase que se prefiera)

Perejil

Pimienta

Sal

Preparación:

Se prepara la col, separando hoja a hoja del tronco, sin llegar a romperlas o quitarlas. Relajando los nervios con un cuchillo con cuidado de no partir la col, de manera que se quede abierta.

Se mete la col unos minutos en un cazo de agua hirviendo al toque de sal, para que se ablanden y sean más fáciles de enrollar.

Sobre una superficie limpia y lisa, como puede ser una mesa, encimera o tabla de cortar, extendemos las hojas y espolvoreamos el queso rallado.

Las hojas interiores que no se hayan separado del nervio, las quitaremos y picaremos  muy finas.

En una sartén echamos un poco de aceite y la manteca de cerdo. Rehogaremos la cebolla y la col bien picada. Taparemos con una tapa unos minutos para que se haga mejor y quede bien blanda.

En un bol prepararemos la carne picada. Para eso echaremos encima el huevo, la col y cebolla ya cocinadas, la sal, la pimienta y el perejil (al gusto). Trabajamos bien la mezcla con las manos, amasándolo todo bien.

Ahora colocaremos esta carne sin cocinar encima de casa de cada una de las hojas de col que tenemos colocadas en la superficie plana. Se enrolla y se ata con un hilo o atravesamos con un palillo de madera para que se quede fijado el rollito.

Ponemos un poco de aceite en un cazo o cazuela de barro y doramos estos rollitos por ambos lados. En esta misma cazuela se le añade el tomate triturado y el caldo de verduras y se deja cocer a fuego lento.

Si vemos que el líquido pronto se consume o se queda corto, podemos añadir un poco más de caldo o agua. A la hora de servir, retiraremos el hilo o el palillo y se mantendrá aun enrollado.

 

DSC00094-500x288.jpg

Verduras al vapor con salsa de naranja

Las comidas cocinadas al vapor además de ser deliciosas, sanas y están llenas de nutrientes. Y son ideales para gente que desee perder peso o estén a dieta. Normalmente se utilizan utensilios específicos para cocinar al vapor como carnes, pescados o verduras. Las llamadas vaporeras.

En este caso haremos esta receta, que es de origen oriental.

Ingredientes 4 personas:

2 dl de caldo de verduras

8 espárragos trigueros

1 cucharadita de harina de maíz

2 naranjas

120 gr de maíz en conserva

40 gr de mantequilla

1 nabo

1 puerro

Setas enoki

100 gr de setas shiitake

4 zanahorias enanas

Aceite de oliva

150 gr de calabaza

Preparación:

Empieza por pelar el puerro y cortar en tiras largas y finas. Mientras poner una sartén con aceite de oliva en el fuego, esperar que este muy caliente, bajar el fuego y echar las tiras hasta que se frían hasta que tengan aspecto de crujientes. Preparar un plato y poner papel absorbente o de cocina, para depositar el puerro y quitarle el máximo de aceite posible.

Poner otra sartén al fuego, pero esta vez con la mantequilla. Cuando esta empiece a fundirse, añadir la harina de maíz y remover unos segundos.

Añadir mientras removemos,  poco a poco el zumo de naranja y el caldo de verduras. Seguir removiendo hasta que notemos que espesa un poco la salda. Retiramos del fuego y la reservamos hasta más tarde,

Una vez peladas todas las verduras y troceadas, las lavamos y dejamos escurrir en un escurridor. Cogeremos una olla con agua y la pondremos al fuego. Echaremos las verduras a la vez en una vaporera y dejaremos que se hagan al vapor entre cinco y diez minutos.

Volver a escurrir hasta retirar toda el agua.

Para servir pondremos las verduras al vapor como base poniendo encima el puerro crujiente. Terminar vertiendo la salsa reducida regando las verduras.

Recuerda que…

Si no poseéis una vaporera, te damos otra idea para poder vaporizar las verduras, o otras recetas para hacer al vapor. Colocamos una olla de agua y colocamos un colador metálico, con cuidado que no toque el agua. Colocamos la comida dentro del colador que deseamos cocinar. Y tapamos la olla con una tapa.

Para sazonar la comida, esta la opción de echar en el agua la sal y si queremos hierbas aromáticas como tomillo, laurel, etc.

Calorías: 160

Dificultad: Baja

Tiempo: 10 a 20 minutos

Ya veis que realmente os va a llevar muy poco tiempo preparar esta sencilla receta, que es, además, muy sana.