fondant-1000x288.jpg

Fondant, azúcar al servicio de tu imaginación

Quien más quien menos habrá visto a estas alturas zapeando alguno de esos programas de ese tipo llamado docureality en el que algún repostero realiza tartas o pasteles bastante espectaculares basándose simplemente en dos cosas: bizcocho y fondant. Debo decir que me suelen resultar, tanto el pastelero como su producto, bastante empalagosos, nunca mejor dicho. Aún así, el fondant es un preparado que nos puede resultar muy útil y versátil.

Hoy vamos a dar una receta bastante sencilla para hacer ese fondant. En primer lugar hay que señalar que una cosa es el fondant de pastelería de toda la vida, que recuerda más bien a un glaseado, y la pasta de azúcar, que es de lo que nosotros hablaremos aquí. Además, existen varias recetas para realizarlo. Nosotros optaremos por la más simple, a base de nubes de azúcar.

Continue Reading

pechuga-de-pavo-rellena-677x288.jpg

Cena para Nochevieja

Ya falta menos para acabar un año y empezar otro nuevo, en el cual depositamos toda nuestra fe para que sea igual o mejor que éste (mejor, si es posible), pero por ahora hay que pensar en la cena que haremos para nuestros familiares y amigos para ese 31 de diciembre.  Aquí os dejo una cena que os hará quedar en el puesto numero uno.

Pechuga de Pavo Rellena

Ingredientes:

1 Pechuga de Pavo de 1 Kg.

½ taza de piñones

½ taza de pasas sultanas (sin semillas)

1 Cebolla grande rallada

1 Huevo

Hilo de algodón para cocinar

Perejil

Pimienta

Mostaza

Harina

Vino aromático

Aceite

Sal

Preparación:

Pide en la pollería que te abran la pechuga por la mitad en forma de libro.  Pon el huevo a cocer hasta que este duro, cuando esté ya hecho, pélalo y córtalo en trozos pequeños. Reservar.

Mientras tanto, salpimienta el interior de la pechuga de pavo y ponle una capa de perejil muy picadito, reservar. Coge un bol y mezcla 1 cucharada sopera de mostaza, los piñones, las pasas y el huevo duro picado y haz una masa con todos estos ingredientes, reservar  (oootrsvez).

Pon al fuego una cacerola de fondo ancho con 4 cucharadas de aceite a fuego moderado, cuando esté el aceite caliente saltea la cebolla rallada, mientras tanto rellena la pechuga con la masa que hiciste antes y enrolla la pechuga y ata la pechuga con el hilo para cocinar.

Cuando la cebolla esté bien doradita, colocas la pechuga y dóralo por todos los lados. Cuando veas que está todo bien dorado agregas ½ vaso de vino y ½ vaso de agua y déjalo cocer durante 1 ½ hora aproximadamente, pincha de vez en cuando la pechuga con un tenedor.

Cuando veas que ya esta hecha la pechuga y quieras espesar la salsa, coge un vaso y llénalo por la mitad de agua y le hechas 1 cucharada de harina dilúyela bien y se la echas a la salsa removiendo para que espese, salpimienta la salsa a tu gusto.  Retiras del fuego y dejas que repose unos 5 minutos.

Sirve este plato bien caliente, pero recuerda quitarle el hilo de cocinar… y puedes presentar este plato cortando en rodajas la pechuga sobre una fuente, regándole por encima la salsa.  Puedes acompañar este plato con un riquísimo puré de patatas.

Nota: Los ingredientes para el relleno pueden variar, escoge los que más te gusten y mézclalos, por ejemplo, en vez de mostaza puedes poner queso en crema; en vez de pasas puedes poner manzanas… según tu imaginación.

130384035_0f47baddd6-500x288.jpg

Un buen plato de verduras

Las verduras son uno de los alimentos con gran cantidad de minerales y vitaminas que nuestro organismo precisa. Si te gustan todo tipo de comidas, mejor, ya que son muy digestivas y nutritivas. En este artículo daremos algunas ideas distintas de cómo preparar algunas.

Ensalada Caliente de Coliflor con Frutos Secos

Ingredientes:

1 Coliflor mediana

15 gr. de Laminas de almendras crudas

15 gr. de Nueces

Aceite de oliva virgen

Pimienta

Sal

Preparación:

Escoge una coliflor mediana, límpiala bien y pártela en varios trozos más o menos medianos, cuécela al vapor y échale un poquito de sal (de este modo no perderá sus nutrientes), cuando ya esté hecha, resérvala en la misma vaporera, tapándola para que siga caliente.

spring vegetables sc

Coge las láminas de almendras y tuéstalas un poco en una sartén con un chorrito muy fino de aceite y cuando esté listo, reserva. Para decorar, reserva unas cuantas nueces enteras y láminas de almendras y el resto muélelo o tritúralo con una mini-pimer, pero que no quede muy fino. Cuando lo tengas listo, reserva.

Coge un bol  y coloca la coliflor y espolvoreas por encima las nueces y almendras que has molido anteriormente, remuévelo con mucho cuidado y échale un poco de pimienta y un chorrito de aceite, sírvelo en un plato llano y decóralo con las nueces y láminas de almendra que reservaste para decorar. ¡Buen provecho!

Ensalada de Lentejas

Ingredientes:

1 Tarro de lentejas cocidas

1 Cebolla

1 Zanahoria

1 Lechuga roble

½ kg. Tomates cherry

½ Limón

Aceite

Pimienta

Sal

Preparación:

Abre el tarro de lentejas y cuando estén en el escurridor pásale agua del grifo y déjalas escurrir, (si has hecho lentejas el día anterior también te pueden servir para esta ensalada).

Mientras se escurren las lentejas, puedes ir limpiando la lechuga, limpia bien las hojas que vas a utilizar para la ensalada y déjalas escurrir, el resto de la lechuga guárdala en el frigorífico para otra ocasión; limpia bien la zanahoria y la cebolla y cuando las tengas limpias córtalas muy finas, a tiras, y corta los tomates cherry en cuatro partes.

Coge un bol y echas la lechuga, la zanahoria, la cebolla y los tomates cherry y los aliñas con un poco de sal, un poco de pimienta, el ½ limón y un chorro de aceite, (en ese orden) revuélvelo bien y después le echas las lentejas, vuelves a revolver con cuidado y listo. ¡A comer!

pizza-anchoas-aceitunas-receta-728x624.jpg

Pizza de anchoas y aceitunas

En esta ocasión quiero deciros esta receta ya que a todos seguro que nos gusta, niños, mayores y más mayores, ¿A quién no le puede gustar una pizza casera?

Sobre la pizza…

La auténtica pizza es una especialidad napolitana. Tradicionalmente, se elabora con masa de pan o masa de pizza, cubierta con una capa de tomate triturado, queso mozzarella y los más variados ingredientes. Esta receta, sin queso puede degustarse perfectamente fría, como si fuera una coca salada.

Para el relleno de la pizza, se puede sustituir el tomate fresco y concentrado por 500 g de cebollas cortadas en rodajas finas y rehogadas con un poco de aceite. Condimentar con ajo y sustituir el orégano por tomillo. Espolvorear con abundante pimienta, para realzar el sabor algo dulzón de las cebollas. Después, continuar como se indica en la receta. 

Ingredientes:

para la masa

250 g de harina

15 g de levadura fresca

1 huevo

1 c de café de sal

10 cl de agua tibia

3 c soperas de aceite de oliva

para el relleno

400 g de tomates pelados

2 c soperas de aceite de oliva

2 dientes de ajo

1 c sopera de orégano fresco

150 g de anchoas en aceite escurridas

100 g de aceitunas negras sin hueso

sal

pimienta

Preparación de la masa

Desmenuzar la levadura y diluirla con 10 cl de agua tibia. Poner la harina tamizada y la sal en un recipiente hondo y formar un pozo en el centro. Añadir el huevo. Mezclar bien con la punta de los dedos.

Incorporar la levadura diluida y el aceite de oliva. Amasar durante 10 min hasta obtener una masa flexible y lisa. Formar una bola con la masa y cubrirla con un trapo húmedo  Dejar descansar la masa 1h 30 minutos en un lugar templado (25º).

Comprobar que la masa haya doblado su volumen.

Amasarla aplastándola y doblándola sobre si misma. Con un rodillo extenderla hasta obtener un gran rectángulo, que se trasladará a la placa del horno, untada con aceite.

Presionar con las manos sobre la masa para ajustarla y eliminarle las burbujas de aire.

Preparación del relleno

Triturar finalmente los tomates pelados, el concentrado de tomate, los ajos picados y el aceite. Añadir la sal, la pimienta y el orégano fresco picado. 

Precalentar el horno a 200 º, termostato 6-7

Cubrir la masa con el preparado de tomate, dejando un borde de 1 cm en todo el alrededor. Colocar las anchoas sobre el tomate, formando rombos.

Colocar las aceitunas en el centro de los rombos. Cocer la pizza de 20 a 25 minutos.

Sacarla del horno y verter un chorrito de aceite sobre toda su superficie.

Cortar la pizza en porciones cuadradas y servirla caliente.

Espero que tanto a vosotros como a vuestra familia y amigos les encante la receta.

7985280251_73634fcc9f_m.jpg

Receta de merluza con patatas

Sallent de Gállego | Restaurante Hotel Balaitus | Merluza con patatas

La verdad es que si ahora me preguntaran qué me apetece comer, lo más probable sería que me decantara por un plato de pescado, ya que, además de ser muy sano y tener muchas propiedades excelentes para el organismo, ¡está buenísimo!

Es por ello que, tras pensar qué plato donde el pescado sea el ingrediente principal es perfecto teniendo en cuenta que dispongo de poco tiempo para prepararlo, he llegado a la conclusión de que la merluza con patatas puede ser una opción estupenda. ¿Te animas tú también a probarla?

Ingredientes: 800 gramos de filetes de merluza, 2 limones, un quilo de patatas, 2 huevos, aceite, leche, sal, harina y perejil.

Preparación: si compras la merluza congelada, es importante que recuerdes sacarla del congelador unas horas antes de empezar a elaborar este plato. Así, una vez que el pescado se haya descongelado, comenzaremos a preparar esta delicia del mar pelando las patatas y cortándolas en rodajas o a tiras, como más te guste. Cuando estén todas listas, cogeremos un cazo y lo rellenaremos con media parte de agua y otra media de leche. Acto seguido, introduciremos las patatas dentro de este cuenco y las coceremos durante unos 20 minutos. Cuando ya estén hechas, las retiraremos del fuego y las dejaremos apartadas.

Para llevar a cabo el siguiente paso, batiremos los huevos y exprimiremos los limones. Luego, les echaremos una pizca de sal a los filetes de merluza y los rebozaremos con el zumo de limón, la harina y los huevos.

Una vez que estén rebozados, los freiremos en una sartén con el aceite bien caliente y, cuando estén listos, los dejaremos escurrir sobre un papel absorbente para que eliminen el exceso de aceite y no queden demasiado pringosos.

Ahora, colocaremos las patatas que hemos retirado hace un rato en una fuente y las condimentaremos con el perejil muy picadito. Finalmente, colocaremos la merluza junto a las patatas y añadiremos una rodaja de limón para decorar el plato con el fin de que, además de estar riquísimo, también entre por los ojos. ¡Ya tienes lista tu merluza con patatas!

truchas-con-crema-de-gambas-7254.jpeg

Truchas con crema de gambas

No sé si también os pasa, pero es llegar el verano y apetecerme solo comer pescado. Quizás sea por la asociación con el mar, por lo bien que entra al no ser pesado, comer sano o por guardar un poco la línea, que tampoco viene mal…

Por eso hoy os traigo esta receta que particularmente me resulta muy veraniega a la vez de marinera. Fácil y muy apetecible con la que siempre sorprenderás a familiares y amigos.

Ingredientes:

4 truchas

6 gambas

50 gr de mantequilla

½ vasito de vino blanco

3 cucharadas de nata

Laurel

Tomillo

Hinojo

Sal

Preparación:

Para comenzar tendremos que limpiar las truchas, aunque existe la posibilidad de que nos la limpie el pescadero, como prefiramos. Una vez abiertas y limpias sazonaremos al gusto y pondremos en su interior las hierbas y especias escogidas trinchadas.

Untamos con mantequilla el interior y las volvemos a cerrar, dejando el pescado en estado normal. Ahora, con un poco pliego de papel de aluminio, las envolvemos formando paquetillos. Con la ayuda de una rejilla colocada en una olla con agua, los coceremos al vapor. El tiempo suele oscilar entre los 15 y 20 minutos, dependiendo siempre del tamaño del pescado.

Cogemos las gambas y las cocemos en un cazo con una mezcla de agua y vino sazonada con sal. Cuando estén ya cocidas las sacaremos y escurriremos, sin tirar el caldo. Pues nos servirá para ir añadiéndolo al puré de las gambas. Pasamos por el chino las cabezas de las gambas y un poco de su caldo de cocción. Añadimos el resto de mantequilla y removemos hasta que quede una pasta fina.

Pelamos el resto de las gambas y cortamos en trozos pequeños. Las añadimos a la salsa junto la nata. Desempaquetamos las truchas ya cocidas. Sacamos del aluminio y extendemos en una fuente o bandeja. Cogemos la crema caliente y empezamos a verterla encima de ellas, cubriéndolas.

Ya estarán listas para servir.

Sugerencias:

Cuando hacemos un tipo de pescado envuelto en papel de aluminio lo que conseguimos es que este conserve todo su aroma y sabor. Por lo cual es muy recomendable a la vez que sano.

Si buscas algún tipo de menestra te recomendamos unir a la receta algunas patatas, mejor si son al vapor o hervidas.

Esta receta está pensada para hacer con trucha, pero si lo prefieres puedes cambiarla por otro pescado como merluza, mucho más barato y también muy rico.

 

canelones-rellenos-de-pate.jpg

Canelones rellenos

Los canelones proviene del italiano “cannelloni” y son una pasta ancha de forma rectangular que se emplea en la cocina italiana para hacer platos con carne picada, verdura o incluso pescado en su interior. Suele ir enrollado en forma de cilindro.

Tradicionalmente los canelones están cubiertos de salsa bechamel con queso rallado para gratinarlos en el horno.

Como curiosidad, os diré que no es en Italia donde más se consume esta comida. En Cataluña son típicos debido al intercambio cultural que hubo hace siglos.

Además los canelones son un plato muy popular en Argentina y Uruguay, debido a la inmigración de los italianos.

Existen diversas versiones de estos canelones y nosotros conoceremos algunas de ellas. 

A continuación os explicaré la receta de “Canelones con Queso”.

Ingredientes:

10 placas de canelones

1 pimiento verde

75 g de champiñones

1 ajo

100 g de sobrasada

150 g de mozzarella rallada

Orégano

Aceite de oliva

Sal

 

Preparación:

Primero añadimos abundante agua en una olla. Le añadimos sal y la ponemos al fuego. Cuando el agua empiece a hervir, añadimos las placas de canelones siguiendo las instrucciones del envase. El tiempo aproximado es unos 10 minutos. Una vez las placas ya estén cocinadas, las escurrimos y las metemos en agua fría 45 segundos. Secamos la pasta de los canelones con un paño de cocina.

El siguiente paso consiste en añadir aceite en una sartén. Cuando esté caliente, añadimos un ajo picado y el pimiento verde troceado. También añadimos sal y dejamos cocinar. Pasados 10 minutos, añadimos los champiñones bien troceados.

A continuación, pasamos a rellenar nuestros canelones. Añadimos a cada canelón una cuchara y media de relleno, un poco de sobrasada y queso mozzarella rallado. Enrollamos los canelones en forma tubular y los colocamos en una fuente. Ésta debe tener un poco de aceite en la base para que no se peguen. Precalentamos el horno y sobre los canelones rellenos, añadimos mozzarella y sobrasada. La combinación de estos ingredientes junto con la pasta al horno es espectacular.

Por último, introducimos dejamos los canelones en el horno diez minutos a fuego medio. Los últimos tres minutos, los gratinaremos.

Los canelones se sirven en un plato y podemos decorarlos como queramos, por ejemplo zanahoria y perejil.

 

Ahora veremos cómo se hacen los “Canelones de Pollo con Bechamel”:

Ingredientes para 4 personas:

16 láminas de pasta para canelones

200 g de pechuga de pollo

3 tomates

2 cebollas

4 dientes de ajo

1 pimiento verde

Aceite de oliva

Queso rallado

Mantequilla

Jamón picado

Pimienta molida

Nuez moscada

Albahaca

Sal

Para la bechamel:

2 vasos de leche

3 cucharadas de mantequilla

Queso rallado

Aceite de oliva

1 cucharada de harina

Pimienta blanca

Sal

 

Elaboración:

Primero limpiamos bien el pollo y lo troceamos. Picamos el ajo y la cebolla. Cortamos el pimiento en juliana y picamos también los tomates.

Cocemos la pasta de los canelones en agua con sal y una cucharada de aceite durante 10 minutos. Después refrescamos la pasta en agua fría y las dejamos reposar.

A continuación, calentamos el aceite en una sartén y metemos el pollo. Añadimos el ajo, la cebolla y el pimiento. Después, incorporamos el jamón con albahaca, nuez moscada y pimienta. Añadimos los tomates y cocinamos durante 8 minutos. Finalmente añadimos el queso dejando que se funda. Ya tenemos terminado el relleno de nuestros canelones.

Por otra parte, haremos una salsa bechamel. Para ello batimos la leche, mantequilla, queso rallado, aceite de oliva, harina, pimienta blanca y sal.

Después, untamos mantequilla sobre la base de la fuente y la cubrimos con la mitad de la bechamel. Colocamos los canelones ya rellenos y los bañamos con el resto de la salsa.

Finalmente, repartimos el queso rallado por encima de los canelones con bechamel, y horneamos a 200º durante 15 minutos.

 

Otra receta original que no utiliza pasta es la de “Canelones de jamón cocido, bacon y patata”.

Ingredientes para 5 personas:

5 lonchas de jamón cocido gruesas

500 g de puré de patata

10 lonchas de bacon ahumado

½ cebolla

200 g de champiñones frescos

50 g de jamón ibérico

50 g de pechuga de pavo asada

50 g de queso en dados

1 litro de bechamel

Queso rallado

300 g de tomate frito

 

Preparación:

Hacemos el puré de patata, batiendo las patatas cocidas y añadiendo nata, sal y pimienta. Lo podemos comprar ya elaborado en sobres.

Pochamos la cebolla en la sartén y añadimos los champiñones. Una vez hechos, añadimos el resto de ingredientes, excepto el queso en daditos. Lo salteamos y añadimos al puré de patata. Ahora es el momento de echar los dados de queso.

A continuación, ponemos una loncha de jamón cocido y la cruzamos con 2 lonchas de bacon. Colocamos el puré de patatas en medio, lo abrazamos con el bacon y lo enrollamos con el jamón cocido.

En una cazuela, ponemos una base de tomate casero, añadimos los 5 rollos de jamón cocido y los cubrimos con una bechamel ligera. Esta bechamel la podemos hacer con leche, mantequilla y harina. Le añadimos queso rallado por encima, lo metemos al horno y horneamos a 200º durante 20 minutos.

En esta receta se puede jugar mucho con los ingredientes  y con la salsa base. Podemos combinar nuestros sabores favoritos, de una forma muy original.

 

Ajoarriero-navarro-400x288.jpg

Ajoarriero

Ingredientes:

1 kg de bacalao remojado la víspera de antes

¼ de l. de aceite

4 dientes de ajo

½ cebolla

4 patatas

2 pimientos morrones

¼ l. de tomate triturado

Perejil

Preparación:

Esta es una receta la cual hay que empezar la noche de antes, remojando el bacalao para quitarle la sal y reblandeciéndolo. Por lo que tiene que estar un mínimo de 12 horas bajo el agua. Por eso se recomienda dejarlo pasar la noche sumergido.

Cuando haya pasado este tiempo cogemos el bacalao y lo desmigamos. Te resultara fácil por la textura laminada que tiene. Le quitamos tanto la piel como las espinas y lo vamos poniendo en una cazuela de barro junto a un chorreón generoso de aceite y 3 dientes de ajos.

Ponemos a fuego lento removiendo constantemente para que no se pegue y fijándonos que la salsa resultado del jugo del pescado y el aceite vaya engordando en la cazuela. Reservamos.

Mientras cogemos una sartén y vamos sofriendo la cebolla junto al cuarto diente de ajo, los cuales habremos picado muy bien con anterioridad. La idea es pocharlos, para que quede bien blando sin que se doren o cojan color.

En este momento será en el que añadamos las patatas, que estarán cortadas en rodajas como si fuéramos a hacer una tortilla de patatas. Dejamos que se vayan haciendo con el fuego aun lento a su amor para que se ablanden.

Ya cuando valores que queda poco tiempo, añadimos los pimientos cortados en daditos, dejamos que se terminen de hacer las patatas y retiramos. Si vemos que ha quedado mucho aceite podemos retirarlo.

Empezamos a verter en la sartén la salsa de tomate. Corrigiendo la acidez con azúcar y sal a nuestro gusto (echa poca sal, no te preocupes si queda sosa la salsa, pues el bacalao resulta muy salado y podríamos cargarnos la receta). Cuando ya esté bien frita volcamos todo el contenido de la sartén en la cazuela. Poniéndola en el fuego para darle el último hervor, salpicándolo con perejil bien picadito. Solo faltara servir.

Consejos:

Esta receta se podría hacer sin cazuela de barro, pero nunca tendría el mismo sabor que con ella. Ya que por la masa de esta resulta casi imprescindible su uso para que el bacalao deje soltar al cocinarse una gelatina especial que poseen los pescados, que es la que hace que la salsa engorde.

salsa1-500x288.jpg

Salsas

Si te gusta cocinar como si no te gusta, aquí daremos unos consejos para que el cocinar no sea tan tedioso como parece, solo hay que poner, aparte de los ingredientes y el tiempo de preparación y cocción, mucha paciencia y mucho cariño en lo que se hace.

Si te apetece comer un poco más sano y natural, te doy mi opinión para hacer salsa de tomate casera, sabrás lo que comes sin tener que leer ninguna etiqueta para ver que aditivos químicos tiene.

Mmm... rigatoni with Italian sausage and tomato sauce

Salsa de tomate casera

Ingredientes:

Un kilo de tomates maduros

Una cebolla grande

Dos dientes de ajo

Dos hojas de laurel

Aceite

Sal

Azúcar

Preparación:

Prepara una olla y le agregas un chorro considerable de aceite, una cucharada pequeña de sal y una pizca de azúcar.  Lavas el kilo de tomate y cortas todo el kilo en trozos grandes, limpia la cebolla y córtala en trozos grandes, pela los dientes de ajos y córtalos por la mitad y limpia las dos hojas de laurel.

Todos estos ingredientes los metes en la olla junto con el aceite, la sal y el azúcar y lo pones a hervir durante más o menos 1 hora. No agregues agua, no hace falta ya que el tomate tiene de por si mucho zumo.

Remuévelo de vez en cuando; y cuando lo veas bastante pochado lo apagas y lo dejas reposar hasta que esté a temperatura ambiente. Cuando esté a la temperatura adecuada introduce todo el contenido en una batidora o si lo deseas pasas toda la mezcla poco a poco por un pasapuré, cuando ya esté listo, puedes meterlo a tarrinas de plástico de 125 centímetros cúbicos, con sus tapas, puedes llegar a rellenar 3 o 4 tarrinas. Las tapas, deja una en el frigorífico para los guisos diarios o para lo que desees y el resto mételos en el congelador, siempre que lo necesites tendrás salsa de tomate natural.

Todo el mundo sabe lo que es una vinagreta y hay infinidad de maneras de hacerla, yo te doy mi opinión de como la hago, a ver que te parece.

Bacalado Macerado con Vinagreta de Judiones de la Granja

Vinagreta

Ingredientes:

Seis cucharadas de aceite de oliva virgen

Dos cucharadas de vinagre blanco

Una cucharada de mostaza

Albahaca o menta fresca

Sal

Preparación:

Antes que nada, te informo de que la mostaza es optativa, si deseas añadirla lo primero que tienes que hacer es diluirla con una cucharada de aceite antes de que añadas el vinagre y la sal, de esa manera no será tan fuerte.  En una minipimer colocas el aceite, el vinagre blanco, la mostaza (ya diuida) la albahaca o la menta (lo que desees) y la sal, bates durante 1 o 2 minutos y listo. Mételo en el frigorífico… y preparado para cualquier plato.

Escalopas-de-cerdo-rellenas-500x288.jpg

Escalopas de cerdo rellenas

Que digan lo que quieran de la carne de cerdo: si para estar bien hay que seguir una dieta equilibrada, de esas que incluya de todo, te vamos a presentar una forma espectacular de comer esta carne.

Es cierto que no se puede comer todos los días, pero al menos una vez cada semana o cada diez días, sería buena idea darnos el gusto de comer una receta más o menos como ésta ¡Ah! Que ya has visto la foto, la pinta que tiene y que mejor nos callemos y te expliquemos cómo se hace. Muy bien. Nos callamos y te seguimos a la cocina. Adelante: tú primero.

Escalopas de cerdo rellenas

Escalopas de cerdo rellenas

Ingredientes:

Para elaborar estas escalpas de cerdo rellenas, vete sacando los siguientes ingredientes: saca de la nevera 6 escalopas finas de cerdo, un vaso de leche (250 ml) y 50 gramos de mantequilla Ahora toma del cajón de las frutas y las verduras 4 manzanas, 2 zanahorias y 1 apio pequeño. Ten preparadas también 4 cucharadas de pan rallado, harina, aceite y pimienta en polvo.

Preparación:

¿Lo tienes todo? ¿Seguro? Bien. Vamos allá: para empezar, ralla la parte blanca del apio, juntos con las zanahorias y una de las manzanas (una sola, que te veo y te pones a rallar y no hay forma de pararte). Mezcla lo que obtengas con el pan rallado y añádele la mantequilla, la leche y un poco de sal. “Un poco” no es precisamente una medida exacta, pero no sé cómo te gustan de sal las comidas.

Si te estás preguntando cómo es posible que esta mezcla se convierta en algo apetitoso, te diremos dos cosas. Uno: sigue leyendo. Dos: piensas demasiado.

Salpimenta las escalopas, enharínalas y fríelas ligeramente… ¡Ligeramente!, con aceite. En cuanto las saques, las vas cubriendo con la mezcla de antes, la que no entendías cómo iba a gustarte.

Cocción

Ponlo todo en una fuente para el horno, que habrás untado con mantequilla, pones sobre cada escalopa media manzana sin corazón ni pepitas y dejas cocer todo a horno medio de veinte a treinta minutos.

Sírvelo caliente.

Recuerda:

6 escalopas finas de cerdo
1 vaso de leche
50 g de mantequilla
4 manzanas
4 cucharadas de pan rallado
2 zanahorias
1 apio pequeño
Harina
Aceite
Pimienta en polvo
Sal

Tardarás del orden de una hora en hacer este plato de dificultad media