ARROZ-CON-CORDERO-EL-ESTILO-GRIEGO-540x288.jpg

Platos de cordero para el frío

Con este frío seguro que te apetece sentarte a la mesa y comer algo con un buen vino y una chimenea calentando la sala. No se vosotros, pero yo cada vez que estoy frente a una chimenea salivo pensando en un buen cordero.

Pero no os preocupéis, aquí os traigo receta fácil y también igual de apetitosas en estos días con el cordero como protagonista.

Cordero a la griega

Ingredientes:

Vas a necesitar una serie de ingredientes muy comunes en cualquier casa o muy fáciles de encontrar:

1 kg de cordero deshuesado

200 gr de arroz

50 gr de mantequilla

10 cebollitas

1 de caldo de carne (pueden ser los precocinados)

4 o 5 tomates

El zumo de un limón

Laurel

Sal

Pimienta

Preparación:

Calienta el caldo. Corta la carne en trozos y pela las cebollitas. Rehoga durante 15 minutos ambos ingredientes sobre la mantequilla a fuego vivo. Vierte el caldo y déjalo cocer 5 minutos más.

Añade los tomates pelados y sin pepitas, el laurel, la sal y la pimienta. Cuécelo otros diez minutos.

Vierte el arroz y remuévelo bien para que se pringue. Una vez lo veas teñido del color del caldo añade agua hasta que cubra toda la carne.

Cuando empiece a hervir tapa la cazuela y déjala 15 minutos al fuego.

Quítalo del fuego y deja posar 10 minutos. Antes de servir echar el zumo de limón.

Recuerda que:

La carne de cordero lechal es sonrosada y pálida, mientras la de pascual es roja clara. Si utilizas este último alarga los tiempos de cocción para que la carne quede más blanda.

Cordero a las hierbas

Ingredientes:

De nuevo, podrás encontrar los componentes con gran facilidad:

1´200kg de silla de cordero en lonchas gruesas

2 cucharadas de aceite

200g nata liquida

1 cucharada de perejil picado

1 cucharadita de estragón

Sal

Pimienta

Preparación:

Calienta el aceite en una sartén grande y dora la carne por ambos lados. Salpimiéntala y ve sacándolas en un plato.

Calienta la nata y añade un vaso de agua. Rascando el fondo con una cuchara de madera para mezclar los jugos.

Agrega el perejil y la carne. Déjalo cocer a fuego a fuego lento hasta que la carne este hecha y la salsa reducida y espesa.

Añade por último el resto de las hierbas, sal y pimienta y sírvelo.

Recuerda que:

La silla de cordero son las chuletas dobles de riñonada. Puedes sustituirlo por filetes gruesos.

Si la salsa queda muy liquida puedes espesar con alguna clase de queso en lonchas.

5549965311_9c6151f1f8_m.jpg

Receta de berenjenas rellenas

 Berenjenas rellenas

Las berenjenas rellenas son un plato sano y rico que además lleva un poco de todo, ya que la carne y la verdura están presentes entre sus ingredientes.

Para elaborarlas, no es necesario poseer una gran maña en la cocina, pero sí tener algo de tiempo para que tus berenjenas rellenas queden perfectas y disfrutes de este exquisito plato.

Ingredientes: 6 berenjenas pequeñas, un quilo de carne picada, 2 dientes de ajo, una cebolla, el zumo de un limón, 2 latas de tomate triturado, 2 cucharadas de pan rallado, harina y perejil.

Preparación: para elaborar las berenjenas, en primer lugar las limpiaremos y las partiremos por la mitad. Después, las introduciremos en la olla exprés rápida, las cubriremos con agua, las taparemos y las pondremos al fuego. Cuando el agua empiece a hervir, las dejaremos dentro de la olla durante 2 minutos.

Una vez que están hechas, hay que colarlas para eliminar el exceso de agua y dejar que se enfríen.

Mientras las berenjenas reposan, procederemos a elaborar el relleno. Para ello, meteremos la carne picada en una sartén y le añadiremos el ajo y la cebolla muy picados, el perejil, la sal, la pimienta, el zumo de limón y las dos cucharadas de pan rallado. Acto seguido, dejaremos que se vaya haciendo a fuego y lento y, mientras tanto, cogeremos las berenjenas que habíamos dejado reposando hace un rato y las vaciaremos para, acto seguido, verter su contenido en la sartén donde se están haciendo la carne y el resto de ingredientes para mezclarlo todo.

Cuando el relleno ya esté hecho, volveremos a meterlo todo dentro de las berenjenas que hemos vaciado y, una vez que todas estén rellenadas, las pasaremos por harina y las comprimiremos un poco con la ayuda de las manos para que no se deshagan. Después, las freiremos en una sartén por ambos lados.

Una vez que estén hechas, las retiraremos del fuego y las dejaremos reposar en un plato sobre una servilleta de papel para que absorban el exceso de aceite.

Ahora, pasaremos a preparar el tomate. Para ello, cogeremos otra sartén, pondremos un poco de aceite y verteremos las dos latas de tomate triturado para que se vaya friendo durante unos diez o quince minutos. Una vez que esté hecho, lo untaremos por encima de las berenjenas y ¡ya tendremos el plato listo!

4479377283_908249136d-500x288.jpg

Un comida para niños problemáticos

Hace unos días, al dar un paseo con mi perro, estuve observando la salida de los niños de un colegio cercano a mi casa. Vi la cara de desesperación de una madre dándole la merienda a su retoño. Por lo que pude ver, era un sándwich de jamón york, y no me pareció que fuera algo que a los niños no les gustase, pero pensé que posiblemente fuera un niño problemático a la hora de comer.

Hay que tener en cuenta que la comida para los niños debe ser nutritiva, sabrosa y sobre todo muy atractiva.  Es verdad que hay niños que comen hasta lo que no hay, estos niños también son problemáticos a la hora de comer ya que hay que frenarles para que no coman tanto.  Aquí os doy alguna idea para que estos problemas desaparezcan cuando vayan a comer.

Fishburger

Hamburguesa de Pescado

Ingredientes:

¼ de kg. de gambas cocidas pequeñitas

½ Kg. de salmón o merluza

1 huevo

Leche

Sal

Perejil

Queso para fundir

1 rebanada de pan integral de molde

Pan de hamburguesa

Preparación:

En un recipiente coloca un poco de leche e introduce la rebanada de pan integral de molde. Deja que el pan absorba la leche durante un rato y reserva. Mientras, coge un bol e introduce las gambas cocidas ya peladas, reserva.

Limpia el salmón o la merluza y quítale todas las espinas, que quede completamente limpio, desmenúzalo y agrégalo al bol donde ya están las gambas peladas. Agrégales un poco de sal y perejil, de nuevo, reserva.

A este bol donde tienes el pescado y el marisco agrégale el pan de molde y añade el huevo completo, mézclalo bien para que se unan bien todos los ingredientes, formando una masa compacta.  Coge la masa y haz una hamburguesa.

Calienta una sartén a fuego medio y échale un chorrito de aceite. Cuando esté bien caliente, agrega la hamburguesa y cuando esté medio hecha ponle una loncha de queso para fundir para que se vaya deshaciendo y retírala cuando ya esté cocinada.

Prepárala como una hamburguesa normal, añadiendo un poco de mayonesa (no mucha) y salsa de tomate (si es natural, mejor) y acompáñala con una ensalada o patatas fritas.

El pescado es unos de los alimentos que hacen poca gracias a los niños, sin olvidarnos de las verduras que también les cuesta comer.  Si les dices a tus niños que comerán hamburguesas, ya se estarán frotando las manos de la deliciosa comida que van a ingerir, la sorpresa es que no saben que es de pescado.

lomo-e1372504091487.jpg

Lomo de cerdo con puré de castañas, manzanas y jamón

Un buen lomo de cerdo, es un planto que le gusta a grandes y pequeños. Además, es barato y muy socorrido. Existen un montón de opciones para cocinarlo y preparo, cada uno a su manera, a su gusto, jugoso y sabroso, puede un segundo plato sencillo y fácil de hacer.

Son famosos en muchos lugares los montaditos de lomo, a veces fresco, otras veces adobado, pero siempre rico y bajo en grasa. En cualquier barbacoa que se precie no puede faltar un buen trozo de lomo.

Ingredientes:

1 lomo de cerdo

2 cebollas

6 dientes de ajo

Sal

Aceite de oliva

3 manzanas reinetas

1 trozo de jamón serrano

1 cebolleta

1 vaso de leche

Mantequilla

Preparación:

Para hacer la salsa de castañas, el primer paso es cubrirlas de agua y añadirle un poco de leche. La leche la pondremos para que suavice el sabor de las castañas. Las dejaremos en el recipiente hasta que se cuezan y estén blanditas.

En una cacerola a parte, pondremos aceite a calentar. En ella marcaremos el lomo antes de meterlo al horno para cocinarlo. Mientras se va dorando, podemos ir cortando la cebolla y el ajo para ponerlo en el fondo de la bandeja del horno. Para que los ojos no os lloren al cortar la cebolla, podéis mojar la hoja del cuchillo sin dejar que se seque.

Cuando ya hayamos marcado el lomo, entonces lo pondremos encima de la cebolla y los ajos. A una temperatura media lo tendremos en el horno durante más o menos una hora. Aprovechando que se está haciendo el lomo, pelaremos y cortaremos las manzanas. Una vez preparadas, las pondremos una cazuela y dejaremos que hiervan con un poco de azúcar avainillado y agua. Cuando veamos que estén blanditas, entonces, le añadiremos las las castañas y su jugo.

Aprovechando la misma cazuela en la que hemos cocinado el lomo, haremos una especie de sofrito o salsa para acompañar al lomo. Echaremos cebolleta y una cucharada de harina   y un poco de mantequilla. Una vez hemos disuelto bien la mezcla, le añadiremos la mezcla de la manzana y el puré de castañas. 

Es importante que antes de añadir el puré quitemos bien todos los grumos que puede quedar por la harina. Un truco para que la harina no deje demasiados grumos es tamizarla primero. Para tamizar la harina, solamente necesitaremos un colador. Pondremos la harina encima y la iremos colando para que quede fina fina.  Una vez hecho esto, le añadiremos el jamón y nuestro plato estará listo.

 

estofado-de-ternera-al-vino-tinto.jpg

Carne guisada con patatas, en olla rápida

En casa hay un plato que les encanta, además de ser muy practico y fácil  La realizo con la
rápida por lo que se hace prácticamente sola. La carne sale tierna como nunca la habréis probado dándole un toque muy especial a las patatas que habremos puesto, ya que le da un sabor a carne inigualable.

Ingredientes:

Llana gorda o jarrete: si es llana gorda 4 filetes y si es jarrete un buen trozo para hacer en trozosaceite

perejil

Cebolla

2 ajos

2 zanahorias

4 patatas si son grandes, o 6-8 medianas/pequeñas

Vino blanco

1 vaso de caldo o agua, en el caso de que no nos llegue el que tengamos despues de hacerse la carne

Preparación:Picaremos bien la cebolla, el ajo, el perejil y las zanahorias peladas y cortadas, y lo rehogaremos en el aceite que habremos puesto en la olla rápida (sin tapar la olla).Cuando este un poco rehogado (tampoco demasiado) pondremos la carne y que se haga un poco (por los dos lados), esto lo haremos a máxima potencia.

A continuación, pondremos  un vaso de vino blanco, taparemos la olla rápida poniéndolo a lo máximo  normalmente la valvula numero 2, y la cocina a fuego rápido (vitro el 9 o máximo en la cocina tradicional)hasta que se levante la válvula, en ese momento bajaremos el fuego y lo pondremos a fuego medio durante 15 minutos.

Apagando el fuego y cuando se baje la válvula, añadiremos las patatas, que habremos cortado en forma de rompiendo la patata para que hagan un guiso más bueno y consistente, y si tiene poco caldo (el que se hizo del vino y lo que suelta la carne), le añadiremos 1 vaso de agua o un vaso de caldo de carne, y solo en el caso de que hiciera falta, pondremos la tapa y como antes lo tendremos a fuego maximo, y cuando suba la valvula bajaremos el fuego a fuego medio, durante 15 minutos, pasado este tiempo lo quitaremos del fuego y cuando baje la valvula ya podremos ponerlo en el plato y a comer!!

 Mi consejo

Si como reyes queremos quedar, le añadiremos a este guiso tan exquisito un pimiento verde en tiras, que puedes comprar ya el pimiento echo en el supermercado, para no complicarte la vida, y se lo podemos poner en el momento de poner el guiso en el plato, lo pondremos por encima haciendo un poco de decoración a nuestra manera. Verás como al así hacerlo, todos te van a dar besos y mimos todo el dia por la buena comida que tú has hecho.

pez-500x288.jpg

Pescados: muy rico

El mar nos da una gran variedad de alimentos muy ricos y muy saludables, pueden ser preparados de mil formas y siempre quedaran exquisitos, este artículo tratará de darte algunas ideas fáciles de preparar.

Sardinas en Vinagre

Ingredientes:

1 kg. de sardinas

1 Ajo

Perejil

Vinagre blanco

Aceite de oliva

Sal

Preparación:

Primero que nada, si lo deseas, pídele a tu pescadero que te limpie todas las sardinas quitándole la espina central, pero si quieres hacerlo tú, te indicamos como hacerlo ya que es bastante sencillo, pero un poco laborioso.

Coges una tabla de cocina y a una de las sardinas y le quitas la cabeza, a continuación utilizas un chuchillo pequeño y muy afilado y haces un corte a lo largo y un poco profundo en la parte de la barriga. Con mucho cuidado, retira las tripas y coges la espina central con los dedos y vas retirando la espina con cuidado, ayudada con el cuchillo, ten cuidado -insisto- de no cortarte.

Al no tener espina, el pez quedará aplanado. Haz el proceso igual con todas las sardinas.  Cuando las tengas limpias del todo, pásalas debajo del grifo y déjalas escurrir.Mientras escurren, coge un recipiente un poco profundo, pones las sardinas ya escurridas y le agregas un poco de sal (no mucha), 1 cucharada sopera de perejil bien picadito, el ajo picado bien pequeñito, una cucharada y media sopera de aceite y cinco cucharadas soperas de vinagre.

20080724 Aquarium 23 (銀の壁)

Déjalas macerar durante un día y medio en el frigorífico.  Puedes acompañarlas con aceitunas como aperitivo o un bocadillo de sardinas en vinagre está exquisito.

Calamares Rellenos

Ingredientes:

9 Calamares

1 Cebolla

½ Cerveza

Salsa de tomate casera

Pimienta

Perejil

Aceite y sal

Preparación:

Coge uno de los calamares, más los tentáculos y las aletas de los otro ocho y pícalos bien pequeños; agrégales un poco de perejil muy picadito, sal y pimienta y reserva. Coge la cebolla, la pelas y la cortas bien pequeño y calienta en una sartén con un poco de aceite y cuando este caliente agrega la preparación.

Cuando lo veas dorado agrégale 3 cucharadas soperas de salsa de tomate para hacer un sofrito. Cuando esté listo, apaga el fuego y deja que esté a temperatura ambiente y reserva.

Coges el resto de los calamares y los rellenas con el contenido de la sartén y os cierras con un palillo.  A un wok, le hechas un poquito de aceite y fríes los calamares rellenos. Deja que se vayan dorando y cuando estén un poco dorados échale ½ cerveza y déjalos cocinar hasta que se consuma un poco el caldo. Salpimenta a tu gusto.

langostinos-500x288.jpg

Entremeses para cualquier ocasión

Para cuando lleguen invitados a nuestra casa, para pasar una velada agradable ponemos casi siempre para picotear gusanitos, cortezas, jamón serrano (si lo tenemos) queso y demás, pero sería muy agradable que pusiéramos algo hecho por nosotros, que sea fácil, rápido y delicioso, aquí os ofrecemos algunas ideas.

Banderillas con Langostino

Ingredientes:

30 Langostinos medianos

15 aceitunas deshuesadas

2 Huevos duros

4 Cucharadas soperas de Mayonesa

2 Cucharadas soperas de Mostaza

Pinchos medianos

Laurel

Sal

Preparación:

Coge una olla y llénala de agua con dos hojas de laurel, un poco de sal y ponla a hervir a fuego fuerte. Cuando hierva, agrégale los langostinos durante 5 o 6 minutos (sin son langostinos congelados, no los descongeles, hiérvelos durante unos 8 o 9 minutos).

Langostinos gigantes...mmm

Cuando estén hechos pásalos a una escurridera, déjalos que se enfríen un poco y pélalos. Coge un bol y agrégale las 4 cucharadas de mayonesa, las 2 de mostaza y los huevos duros bien picaditos, bátelo con fuerza para que se unan bien y deja reposar en el frigorífico, si quieres que la salsa sea un poco más vistosa agrégale perejil muy picadito por encima.

Coge un pincho e inserta un langostino, más una aceituna, más otro langostino y así sucesivamente hasta que se acaben los langostinos. Coge una fuente plana y pon en el centro el bol con la salsa y coloca los pinchos ya insertados alrededor procurando que quede el palillo del pincho hacia afuera para poder cogerlo con comodidad ¡De rechupete!

Pasta para untar a los tres quesos

Ingredientes:

50 gr. de Mantequilla

50 gr. de Queso roquefort

50 gr. de Queso crema

50 gr. de Queso camembert

1 Paquete de biscotes medianos

½ Cebolla

Perejil

Preparación:

Coge la cebolla, pélala y rállala finamente, coge un poco de perejil y córtalo muy pequeñito. Coge los tres quesos, la mantequilla y échalos en la batidora para que se mezcle bien y quede una pasta fina.

Añade a esta pasta 2 cucharadas soperas de cebolla ya rallada y 1 cucharada sopera de perejil y revuelve bien para que se una perfectamente. Coge un bol y agrega la pasta escurriendo todo el contenido que hay en el vaso de la batidora, coges una fuente plana y colocas en el centro el bol con la pasta y alrededor los biscotes, coloca cucharas planas que sean pequeñas y sirve inmediatamente este entremés para que no pierda el rico aroma que desprende.

Cada uno de los comensales podrá coger los biscotes y untarlos con esta deliciosa pasta.

ID-100165950.jpg

Pechugas de pollo rellenas

Las pechugas de pollo admiten muchos modos de ser cocinadas, son económicas y muy sabrosas, por eso son tan populares. Esta forma de cocinarlas admite dos versiones, la dietética, baja en calorías y la versión “Full Energy”, no apta para operación bikini. Pero de ambas formas son realmente deliciosas.

Ingredientes

Para dos personas:

Dos pechugas de pollo abiertas totalmente en un solo filete

Versión ligera:

– Una tarrina de queso para untar sin grasa

– Una manzana verde ligeramente ácida.

– Sal y especias al gusto

– Compota dietética para la guarnición

Versión “Full Energy”:

– 4 lonchas de Jamón York

– Queso de untar

– 4 lonchas de queso gruesas

– Pan rayado y huevo para rebozar

– Patatas fritas para la guarnición

Preparación

Versión ligera:

Salamos las pechugas y le ponemos sazonador para pollo. Untamos las pechugas de pollo con el queso sin grasa y sobre el queso podemos espolvorear un toque de orégano o cualquier otra especia que nos guste. Encima ponemos rodajas de manzana y la enrollamos. Una vez hecho el rollo lo envolvemos con plástico de cocina (film) muy apretado, que quede comprimido en el envoltorio y a su vez lo cubrimos nuevamente con papel de aluminio.

Colocamos las pechugas sobre una cesta para cocinar al vapor y cubrimos por encima con papel de plata para mantener mejor el calor. Lo colocamos sobre una olla con agua y dejamos que se haga en su propio jugo. Dependerá de lo que apure la cocina y lo gorda que sea la carne del pollo,  pero tardará aproximadamente 20 minutos.

Se deja enfriar y se desenvuelve. Se corta en rodajas una vez frío y se calienta un poco en el micro antes de servirse. Se le pone por encima una cucharada de compota dietética.

Versión “Full Energy”:

Salpimentamos las pechugas con las especias que más nos gusten o con un sazonador para pollo. Igual que en la primera versión untamos la carne del pollo con queso, aunque no tiene que ser dietético. El queso puede tener sabor o podemos añadirle ajo, finas hierbas etc. Colocamos dos lonchas de jamón York en cada pechuga y otras dos de queso grueso y doblamos las pechugas al medio.

Debemos de dejar el queso metido hacia el centro o al calentarse se irá por fuera. Las rebozamos en pan rayado y huevo y se fríen en aceite muy caliente y abundante hasta que estén doradas.

Calabacines-a-la-napolitana.jpg

Calabacines a la napolitana

Ingredientes:

5 calabacines

50 gr de manteca de cerdo

25 gr de pan rallado

3 cucharadas de aceite

200 gr de queso fundido

1 kg de tomates

1 cucharadita de azúcar

1 cebolla

Orégano

Harina

Pimienta

Sal

Preparación:

Empezamos esta rica receta limpiando los calabacines con abundante agua. Una vez limpios empezamos a cortarlos en rodajas, ponemos en un plato y comenzamos a sazonándolos con sal y pimienta al gusto.

Con los tomates que tenemos seleccionados, crearemos una salsa de tomate. La forma de hacerla será echándolos troceados en un bol y luego pasarle la batidora hasta que se quede la salsa fina. Si lo preferimos, podemos usar un bote entero de tomate triturado, así ahorraremos tiempo.

Cogemos una sartén y derretimos en ella la manteca de cerdo. Añadimos el aceite. Rallamos la cebolla y echamos para que se haga en la sartén a fuego lento. Antes que empiece a dorarse echamos el orégano

Empezamos a echar la salsa de tomate triturado corrigiendo la acidez con una cucharadita de azúcar y dos de sal. Tapamos la sartén con una tapa y dejamos cocer toda la mezcla siguiendo a fuego lento hasta que notes que la salsa resultante esta suave. Este será el momento para rectificar tanto azúcar, sal o pimienta.

Con los calabacines reservados empezamos a enharinarlos ligeramente. Los echamos en una nueva sartén con abundante sartén. Los freímos y cuando este preparados los sacamos y ponemos en un plato con papel de cocina, para escurrirlos y así quitarle el aceite restante.

Seleccionamos una bandeja para el horno que nos venga bien y empezamos a colocar  y combinar capas alternativa de calabacines, la salsa de tomate creada y de láminas de queso a elegir, prefiriendo que sea mozzarella, semicurado o emmental. Incluso puedes combinar una lámina de cada uno o una mezcla de estos tres quesos.

Termina las capas echando una gran capa de salsa de tomate y queso rallado. Termina echando una capa final de pan rallado espolvoreándolo por toda la superficie. Termina metiendo la fuente en el horno a una temperatura de 180 a 190ºC, para conseguir que se derritan las capas de queso, se haga el calabacín y se gratine el pan rallado.

Sugerencias:

Este es un plato que resulta deliciosa para grandes y pequeños tanto como plato único como para combinados. Además resulta una buena manera para conseguir introducir verduras en la dieta a los más reacios. Si se prefiere se puede cambiar el calabacín por berenjenas, pues resultan también muy ricas.

microondas-700x288.jpg

Más recetas en el Microondas (Salados)

El microondas es unos de los electrodomésticos más utilizados en nuestras cocinas, gracias a él, podemos hacer platos fáciles, sabrosos y en poco tiempo, os damos algunas sugerencias.

Crema de Coliflor

Ingredientes:

1 Coliflor mediana

¼ Litro de nata liquida

3 Cucharadas de fécula

Perejil

Sal

Pimienta

Preparación:

Lava la coliflor y pártela a trozos medianos. En una cazuela para microondas, mete la coliflor y llena el recipiente con agua, échale sal (a tu gusto) y mételo en el microondas durante 20 minutos a temperatura media/alta.

Mientras, coge dos ramitas de perejil y córtalas muy finamente y reserva. Cuando ya esté lista la coliflor (pincha un trozo de tronco para saber si ya está cocida) agrégala en el vaso de a batidora, retirando el exceso de agua y mientras se tritura échale la nata primero y después la cucharadas de fécula lentamente. Sin risas, que velocidad y buena cocina no suelen hacer buenas migas.

Viértelo en un recipiente y remuévelo con una cuchara de palo, mejor que con una metálica. Salpimenta lamezcla a tu gusto y espolvorea el perejil picadito anteriormente para adornarlo. Sírvelo calentito. Verás qué bueno.

Nota: Si es que te queda muy líquida, puedes echarle otra cucharada de fécula y si la ves muy espesa puedes echarle un poco más de agua donde herviste la coliflor.

También, si lo deseas, puedes utilizar otra verdura en vez de la coliflor, como zanahorias, guisantes, brócoli, judías verdes, etc., igualmente te quedara estupendo.

Garbanzos con Costillas de Cerdo

Ingredientes:

1 Bote de garbanzos cocidos

6 Costillas de cerdo

Pimentón

Ajo

Perejil

Aceite

Sal

Preparación:

Pídele a tu carnicero que te parta las costillas por la mitad (las del cerdo, claro). Haz una mezcla para adobar las costillas de la siguiente manera: un ajo machacado, perejil picado muy finamente, una cucharadita de pimentón, dos cucharadas de aceite y un poco de sal.

Machaca todos estos ingredientes en un mortero y agrega esta mezcla a las costillas para que vayan adquiriendo sabor durante unos diez minutos, después ponlas en una fuente profunda para microondas durante unos cinco minutos a temperatura media, apaga, dales la vuelta y ponlas otra vez otros cinco minutos.

Cuando ya esté listo, incorpora los garbanzos con una taza de agua o caldo (de cualquier tipo), si lo tienes. Déjalos en el microondas durante unos diez a quince minutos a temperatura media/alta, vigilando de vez en cuando para que no se quede seco.  Cuando ya esté listo apaga. Servir caliente.