Sabrosa comida Extremeña

Como en todas las regiones de España, la gastronomía de nuestro país es simplemente deliciosa, exquisita, nutritiva y muy mediterránea: en este post os daremos algunas recetas de la cocina extremeña.

Migas Extremeñas

Ingredientes:

½ Kg. de pan de barra de dos días

100 gr. de tocino

1 chorizo

1 cabeza de ajo

1 cucharada de pimentón

Aceite

Sal

Preparación:

Coge un bol amplio y vierte en él, todo el pan ya troceado en cuadraditos, cúbrelo de agua y échale sal, reserva. Corta en rodajas el chorizo y en tacos el tocino, escoge una sartén un poco profunda y echa y poco de aceite, fríe el chorizo y el tocino hasta que estén dorados -no eches mucho aceite a la sartén ya que tanto el chorizo como el tocino desprenden bastante grasa-.

Cuando ya estén fritos, retíralos de la sartén y escúrrelos, reserva también. Pela algunos dientes de ajo e incorpóralos al aceite donde has frito lo anterior y deja que se doren, cuando veas los ajos dorados, agrégale el pan y revuélvelos hasta que estén bien empapados con la grasa.

Migas Cooking

Ve repartiendo el pan con la espumadera sin dejar de revolver para que se suelte y vayan quedando las migas tal y como tienen que quedarte. Cuando lo veas bien suelto, agrega el chorizo y el tocino que habías reservado, sin dejar de revolver, comprueba la sal.

Espolvorea un poco de pimentón y sigue revolviendo.  Déjalo durante un rato a fuego bajo sin revolver para que absorban todo el sabor y reposen. Servir caliente. Vas a ver qué buenas están: ta alegran hasta el alma.

Ajo Blanco Extremeño

Ingredientes:

1 litro de agua

2 yemas de huevo

200 gr. de pan duro

100 gr. de almendras

2 Dientes de ajo

2 cucharadas de vinagre

4 cucharadas de aceite

Sal

Pimienta

Preparación:

Primero que nada, introduce el pan en el litro de agua para que esté en remojo y si lo prefieres para que esté bastante fresco, mételo en el frigorífico.

Coges en el vaso de la batidora y agregas los dientes de ajo, las almendras, las yemas de huevo, pimienta y échale a todo un poco de sal hasta conseguir una masa muy fina.  Retira el pan del litro de agua y escúrrelo, cuando ya esté agrégalo a la masa fina hecha anteriormente y amásalo bien para que se un.,

Mientras amasas ponle lentamente el aceite y después el vinagre y mézclalo bien, cuando lo veas bien mezclado súmamle el agua fresca también lentamente y lo revolvemos muy suavemente. Servir frio.

Arroz pilav o pilaf

El arroz pilaf, o como siempre le ha llamado mi madre “pilav”,debe su significado simplemente a la palabra “arroz”. No hay mas misterio en el nombre. Pero no sabría decir cuál es el correcto.

Muchos dicen que es la forma de cocinar arroz hindú, otros que es una receta bosnia, rumana o turca…Pero en todas estas recetas que he observado llevan también fideos cabellin, cordero o hígado.

Yo os propongo cocinar el arroz de la forma que siempre he visto en casa. Un arroz simple y sabroso, ideal para comer solo o para ser guarnición de platos combinados, como cerdo y pollo. Ya que es un arroz meloso que da un toque de suavidad a estas carnes hechas a la plancha.

Ingredientes:

400 gr de arroz

Una cebolla

150 gr de mantequilla

1 litro de caldo de carne casero

Sal

Preparación:

  1. Pela y tritura la cebolla. Debe quedar en pedazos muy pequeños, por lo que te recomiendo que utilices una picadora manual o eléctrica. Si lo haces con cuchillo procura que esté bien afilado para que puedas cortar más fino y con mayor comodidad.
  2. Derrite 100 gr de mantequilla en una cazuela de fondo grueso y dora la cebolla picada, a fuego muy suave. Debe quedar muy blanda. Para que te hagas una ideas, su punto perfecto consiste en estar transparente, sin apenas color; es importante que la muevas continuamente y la aplastes con la espumadera.
  3. Echa el arroz y muévelo bien con una cuchara de palo, para que todos los granos se queden impregnados de la grasa y ligeramente transparentes. Esto es importante.
  4. Vierte el caldo, sazona con precaución y deja la cazuela en el fuego hasta que vuelva a hervir. Procura tener cuidado con la sal, ya que el caldo es por sí salado.
  5. Cuando comience a hervir, retira la cazuela del fuego y tápala con papel de barba engrasado, o papel de aluminio, redoblando los bordes alrededor de la cazuela.
  6. Mételo en el horno, previamente encendido y cuando ya esté caliente,unos 20 minutos.
  7. Sacarlo del horno y quitarle el papel. El arroz debe de estar bien seco.
  8. Distribuye sobre la superficie el resto de la mantequilla cortada en pedacitos y remueve el conjunto con dos tenedores para que los granos queden sueltos.

Como ya he dicho al principio, es un arroz que se puede complementar con más ingredientes. Así que os invito a, una vez hayáis probado la receta, experimentar.

Menú para frioleros

Os propongo un menú muy apto para este frío que hace, en primer lugar una sopita poco conocida,  El Golgorito, (esta receta me la agencié de un viaje que hice a Jaén) y para terminar unos deliciosos Buñuelos de Alcachofa. Menú más sano , fácil y económico no lo vais a encontrar por ningún lado. Espero que os guste.

“Golgorito”

Ingredientes para dos personas:

– Aceite de Oliva Virgen Extra.

– 1 cebolla.

– 1 ajo.

– 2 huevos.

– Agua.

– Pan rallado.

– Pimentón.

– 1 hoja de laurel.

– Sal.

– Colorante alimenticio.

Elaboración

–          Se baten los huevos con el pan rallado y se reservan.

–          En una olla se echa un litro de agua con el aceite de oliva crudo, la cebolla picada, el ajo picado, el laurel, el pimentón y la sal y todo ello se pone a cocer.

–          Después se le incorpora el huevo batido con el pan rallado para que termine de cocer, quedando en la sopa como granos de arroz. Según se quiera más espesa o no, se echa más o menos agua.

–          Sal al gusto y recordad que antes de apartarla se le echa el colorante alimenticio

“Buñuelos de alcachofa”

Ingredientes para dos personas:

– 8 alcachofas.

– 100 gr. de harina.

– 1 vaso de cerveza.

– 2 huevos.

– Perejil.

– Aceite de Oliva Virgen Extra.

– Sal.

– Pimienta.

Elaboración

–          Se retiran las hojas exteriores de las alcachofas, se cortan las puntas y se parten por la mitad.

–          Se cuecen con agua y sal de 15 a 20 minutos y se escurren.

–           En un recipiente se pone la harina, la cerveza, un chorro de aceite, el perejil, sal, las dos yemas de huevo y una pizca de pimienta. Se amasan bien, dejándolas reposar 20 minutos.

–          Se baten las claras a punto de nieve, se incorporan a la masa y se mezcla todo bien. Se añaden las alcachofas cuidando que se cubran bien con la masa.

–          Se echa abundante aceite de oliva en la sartén y cuando esté bien caliente se fríen las alcachofas.

Sugerencias

 Hay que cuidar que no se quemen y cuando se saque del fuego los colocaremos en  una fuente con papel absorbente.

Para beber recomendamos un vino tinto, un crianza le vendría bien. Le va muy bien a la sopa y ni os cuento a los buñuelos. ¡Que os aproveche cocinitas!

 

Pan casero

Todavía recuerdo, y mira que han pasado años, la nostalgia en la voz de mi abuela cuando hablaba de que se hacían el pan en casa, de cómo lo amasaban y luego lo cocinaban en un horno comunal. Es por eso que, escribiendo esta receta, miro hacia arriba y guiño un ojo. Estoy seguro de que le hubiera encantado.

Ingredientes:

Para empezar, nos van a hacer falta 600 gramos de harina, cincuenta de levadura, 350 mililitros de agua (la que cabe en una lata de refresco y dos cucharadas soperas más). Hablando de cucharadas: usaremos dos de aceite, media de azúcar y una cucharadita de sal.

Preparación:

Lo primero que vamos a hacer es colocar la harina en un recipiente del tamaño que mejor nos convenga. En mi caso uso una ensaladera, pero dejo el tipo y forma del contenedor a tu entendimiento y comodidad.

Pues eso: harina. Hacemos un hueco en el centro del montón. Por otro lado, desmenuzamos la levadura en el recipiente del agua. Ahora, ponemos el huevo en el centro del montón de harina y le incorporamos el azúcar disuelto en una pequeña cantidad de agua tibia.

Luego, vamos amasando la haría de los lados hacia el centro a la vez que vertemos más agua con levadura según vaya siendo necesaria, poco a poco. A mitad del amasado, añadiremos la sal, eso sí: es muy importante agregarla disuelta en agua y con la levadura ya completamente mezclada. Ya tenemos la mezcla que va a constituir la masa. Ahora la dejamos reposar, para que crezca, durante 20 minutos, más o menos.

Cuando vaya quedando poco, enharinamos la placa del horno y lo precalentamos a 180º.

Amasamos de nuevo la mezcla y a separamos en flautas pequeñas, que colocamos sobre la placa, dejando una separación considerable entre una y otra, puesto que la masa va a crecer al cocinarse y podrían acabar nuestros pegados entre sí.

El tiempo que el pan precisará en el horno va a oscilar de los 25 a los 30 minutos. En todo caso, para saber si ya está listo, introduce un cuchillo en la parte más ancha del pan. Si la herramienta sale seca quiere decir que el pan está cocido.

Recuerda:

600 gramos de harina

50 gramos de levadura

350 mililitros de agua

Dos cucharadas de aceite

Media cucharada de azúcar

Una cucharadita de sal

En una hora, tendrás lista esta receta de dificultad media y de sabor y recuerdos supremos.

¡Hoy cocinamos con flores!

Flor de Calabacín rellena de mousse de ave con Chutney de frutos rojos

Hay que sorprender ¿no? Pues aquí va la propuesta más arriesgada de la semana, aparte de que da pena comérselo de lo bonito que queda, esta receta está riquísima, es más fácil de lo que creéis y es muy sana.

Bueno, para aclarar un poco los términos, la palabra Chutney o Chatni (del hindi chatni) equivale a “aplastar” por eso para hacer este acompañamiento es necesario aplastar y mezclar diversos ingredientes.

Ingredientes para cuatro personas:

  • 8 Flores de Calabacín
  • 350g  de higaditos de pollo
  • 50 g de mantequilla
  • 1 cebolla roja
  • 1 copita de brandy
  • Hojas de lechuga
  • Sal
  • Pimienta

Para el Chutney :

  • 400g de fresones frambuesas
  • 100g de pasas de Corinto
  • 1 cucharada de jengibre rallado
  • 1 cucharada de coriandro molido
  • 1 cucharada de semillas de mostaza
  • 2 vainas de anís estrellado
  • 125g de vinagre de manzana
  • 200g de azúcar moreno.
  • Sal y Pimienta

Para esta receta el Chutney de tomate o salsa de tomate también son muy apropiados para esta receta .

Dificultad: Fácil

Preparación: 45min + reposo

Cocción: 55min

Necesitamos un tamiz.

Troceamos los fresones previamente lavados, las frambuesas y las pasas y lo introducimos en un bol junto con el vinagre y el azúcar. Lo dejamos macerar 3 horas. Vertemos la mezcla en un cazo, agregamos las especias, salpimentamos y dejamos cocer a fuego lento durante 40 minutos o hasta que veamos que espese, siempre removiendo de vez en cuando.

  1. Sofreír la cebolla picada con 30 gr de mantequilla, una vez lista añadimos los higaditos de pollo , salpimentamos y lo dejamos cocer dos minutos. Flambeamos con el Brandy y apartar del fuego. Los dejamos que se enfríen un poco y cuando ya estén templados, los trituramos y los pasamos por un tamiz. Lo que nos quede lo mezclamos con el resto de la mantequilla reblandecida. ¡Ya tenemos nuestra mousse!

 

  1. Retiramos los pistilos de las flores de calabacín y las lavamos cuidadosamente con agua fría. Ahora llega el momento de rellenarlo con la mousse de higaditos. Una vez estén todos rellenos los tenemos que cocer al vapor de 8 a 10 minutos.

Servir las hojas de calabacín acompañadas del Chutney y las hojas de lechuga. ¡Buen provecho cocinitas!

Flan salado con queso

¿Flan salado? ¿Estamos locos? No, señores, locos no, pero para los que nos gusta experimentar esta es una apuesta arriesgada y muy apetitosa. Claro que, el verdadero riesgo está en no saber cómo decirle a nuestros invitados, sin darles un disgusto, que se ha terminado el flan salado con queso.

Puede ser un entrante, y a mi parecer una manera fantástica de sorprender a nuestros comensales. También nos sirve como tapeo para el aperitivo de antes de comer y por qué no,,. una original forma de despedir una comida. Además es muy económica: unos cincuenta céntimos la ración,  y no resta más de veinte minutos de nuestro tiempo ¿Os atrevéis?

Flans de fromage blanc au fruit de la passion (1)

Ingredientes para cuatro personas:

–          Sal al gusto y pimienta blanca.

–          Perejil.

–          2 cucharadas de aceite de oliva.

–          ½ litro de leche.

–          70g de harina.

–          70g de mantequilla.

–          2 claras de huevo.

–          2 huevos.

–          100g de queso Parmesano.

–          400g de cebolletas.

Para hornear el flan necesitamos un molde de ¾ de litro.

Dificultad: Media

Preparación: 20 min

Cocción: 60 min

Preparación:

1.       Pela y pica las cebolletas, aparta una y la reservas, las demás las cueces.

2.       Necesitamos hacer una besamel, para ello, funde 50g de mantequilla, añade la harina y remueve con una cuchara de madera, cuando veas que ya está doradita (cuidado que no se queme) añade la leche poco a poco hasta que espese. Es el momento de añadir la cebollita que has cocido antes, el queso y las yemas. Salpimienta y remueve bien.

3.       El paso siguiente es montar las claras, lo haremos hasta dejarlas a punto de nieve. Cuando lo hayamos conseguido las incorporamos a nuestra besamel.

4.       Ya tenemos nuestro flan casi preparado, nos falta hornear. Para ello untamos el molde con la mantequilla restante y añadimos nuestra mezcla. Horneamos al baño María durante 40 min a 180 grados.

5.       ¡No se me ha olvidado la cebolla no!… en una sartén la saltearemos y cuando desmoldemos el flan lo adornaremos con ella y un poquito de perejil. Un consejo, antes de desmoldar, es conveniente que lo dejemos reposar 10 minutos.

Ya tenemos nuestro Flan… fácil, ¿verdad? Lo cierto es que esta receta a han hecho algunos cocineros que no tenían muy clara la diferencia entre un fregadero y la espumadera, de modo que no creo que vayáis a encontrar ningún tipo de dificultad, salvo evitar coméroslo mientras lo estáis preparando. Resistid la tentación.

Espero que os guste… ya me contaréis, siempre y cuando encontréis las palabras para definir el festrival de sabores y sensaciones, claro.

Normas a partir de los cincuenta

Cuando cumplimos los 50, ya empiezan a aparecer muchos desarreglos hormonales y nuestra salud y nuestro físico se resienten: no podemos evitar el avance de los años, pero sí podemos tratar de estar mejor en cuanto a nuestra salud, nuestra mente y nuestro físico. Aquí os dejo unas normas que si queréis podéis seguir, solo es tratar de seguirlas y no desfallecer en el intento.

Normalmente, al llegar a esta edad empezamos a tener deficiencias de vitaminas como de minerales, por este motivo nos recalcan el comer ciertos alimentos que nos ayudarán a tener una cantidad óptima en nuestro organismo y que se reflejara física y anímicamente, como por ejemplo deficiencia en calcio y vitamina D.

Milk

Sabemos que la leche tiene gran contenido de calcio pero no sólo de leche se puede vivir: también hay calcio en los siguientes alimentos: las espinacas, la col rizada, la cebolla, los berros, las acelgas, los grelos, el brócoli, la soja, los garbanzos, las lentejas, las judías blancas, las nueces, las avellanas, los pistachos, las anchoas, las sardinas, el salmón, el lenguado, las gambas, los langostinos, el pulpo, los mejillones, etc.

Deficiencias que deben cubrir los alimentos

Para la deficiencia en hierro, pueden ser los siguientes alimentos: pescados y mariscos, carnes magras, legumbres y cereales, verduras, hortalizas y frutas, frutos secos y algunos más.

Para la falta de vitamina C, pueden ser los siguientes alimentos: frutos cítricos (todos) y también los kiwis, las fresas, la piña, el plátano, etc.  También se puede encontrar vitamina C en: las patatas, todo tipo de coles, los pimientos, la coliflor, etc.

Cuidado con ciertos alimentos

También es cierto que las subidas de tensión arterial, como la subida de colesterol empiezan a ser normales a partir de esta edad y hay que controlar la ingesta de sales o grasas saturadas. Hay que tener en cuenta que con la edad las necesidades calóricas disminuyen y tendemos a engordar.

Lubina

Para reducir estos problemas, tenemos que consumir más alimentos con omega 3: no solo en los pescados azules lo podemos encontrar, hay varios alimentos que lo contienen como las lechugas, las espinacas, las fresas, las piñas, las nueces, las almendras, etc., y hay muchos alimentos elaborados y enriquecidos con omega 3, entre ellos los podrás encontrar en galletas o productos lácteos.

Te recomiendo que tú mismo hagas tu dieta ideal, con la mayoría de los alimentos que te he proporcionado puedes comer de todo (eso sí, en cantidades moderadas) y no pasarás nada de hambre. Recuerda beber mucho líquido y hacer un poco de ejercicio, ¿que no te gusta hacer ejercicio?, pues pasea, el caminar es uno de los mejores ejercicios que existe, es económico, fácil y relajante.

Qué Vitaminas en qué alimentos

Muchas veces tenemos una idea muy vaga sobre nuestra alimentación de qué vitaminas nos proporciona lo que ingerimos. Hay una gran cantidad de información al respecto, pero normalmente lo transmiten de una manera que terminamos por saber lo que ya sabíamos.  Es este post trataremos de darte la mejor información posible de quá vitaminas están qué en qué alimentos.

Vitamina A

Procedencia Animal: Leche, yema de huevo, hígado (de res, cerdo, pollo, pavo o pescado), aceite de hígado de bacalao, carnes, mantequilla, etc.

Procedencia Vegetal: Zanahoria, tomate, espinaca, acelga, brócoli, apio, pimiento, calabaza, maíz, batata, col rizada, guisantes, lechuga, etc.

Procedencia Frutal: Ciruela amarilla, níspero, mandarina, melocotón, sandia,  melón, papaya, mango, etc.

Oranges

Vitamina B1

Procedencia Animal: Leche y sus derivados, pescado y mariscos, carnes de cerdo y vacuno, huevos, vísceras, etc.

Procedencia Vegetal: Pan integral, arroz integral, pasta, cereales integrales, salvado de trigo, legumbres, levadura, maíz, avena, patatas, soja, etc.

Procedencia Frutal: Frutos secos, nueces, cacahuetes, etc.

Vitamina B2

Procedencia Animal: Huevo, carne, leche, yogur,

Procedencia Vegetal: Vegetales de hojas verdes como col, repollo, lechuga, setas, levadura seca,

Procedencia Frutal: No

Vitamina B3

Procedencia Animal: Leche y sus derivados, hígado, vísceras, pollo, carnes magras, atún, salmón, huevos, etc.

Procedencia Vegetal: Vegetales de hojas verdes, brócoli, tomate, zanahoria, batata, espárragos, setas, granos y productos integrales, etc.

Procedencia Frutal: Plátanos, nueces, etc.

The Elusive Strawberry Banana

Vitamina B6

Procedencia Animal: Carnes magras, pollo, pato, pavo, pescado azul, etc.

Procedencia Vegetal: Pimentón, arroz integral, espinacas, levadura de cerveza, maíz, avena, trigo, soja, alcachofas, coliflor, coles de Bruselas, calabaza, etc.

Procedencia Frutal: Frutas rojas, melón, sandía, plátano, aguacate, guayaba, caqui, ciruelas pasas, pistacho, avellanas, castañas, almendras, nueces, etc.

Vitamina B12

Procedencia Animal: Hígado, pate, carne de cerdo, ternera, cordero, pollo, pato, pavo, huevo, pescado azul, marisco, leche y derivados, etc.

Procedencia Vegetal: Algas marinas.

Procedencia Frutal: No

Vitamina C

Procedencia Animal: Leche, productos lácteos, hígado, carne de aves, pescados y mariscos, etc.

Procedencia Vegetal: ¨Brócoli, coles de Bruselas, repollo, col, guisantes, judías verdes, etc.

Procedencia Frutal: Naranja, frambuesa, fresa, kiwi, limón, etc.

Vitamina D

Procedencia Animal: Leche, productos lácteos, aceite de hígado de bacalao, pescado azul, mariscos, etc.

Procedencia Vegetal: No

Procedencia Frutal: No

Vitamina E

Procedencia Animal: No

Procedencia Vegetal: Aceite de girasol, aceite de trigo, aceite de sésamo, aceite de coco, acelga, esparrago, brócoli, berro, tomate, espinaca, pimiento, etc.

Procedencia Frutal: Almendra, nueces, pistacho, piñones, anacardo, coco seco, etc.

Vitamina K

Procedencia Animal: Hígado, yema de  huevo.

Procedencia Vegetal: Coles rizadas, acelga, espinaca, coles de Bruselas, brócoli, coliflor, esparrago, aceites vegetales, etc.

Procedencia Frutal: Fresa, kiwi, banana, pistacho.

Dieta Antiedad

El frenar el paso del tiempo es uno de los requisitos indispensables de los laboratorios de las firmas más acreditadas, llevamos décadas oyendo y viendo la cantidad de cremas para reducir las patas de gallo, líneas de expresión y más.

Pero, la verdad es que para reducir los efectos del tiempo, como seguro, es nuestra forma y estilo de vida, como la vivimos, qué esperamos de ella y sobre todo de la alimentación que consumamos. Mediante lo que la naturaleza nos brinda podemos rejuvenecer, no sólo en nuestro cutis, sino en todo nuestro cuerpo.

fractales naturelles / natural fractales

Aquí no os daremos una dieta explícita para contrarrestar el envejecimiento, sólo os daremos unas pautas para que el organismo y el físico estén esplendidos.

Comer con cabeza

Primero que nada, escoge un plato mediano (plato de postre, miden 17 cm.) para poner tu comida, de esta manera si lo llenas no comerás tanto como si utilizaras uno normal (miden 22 cm.).

Trata siempre de consumir proteínas pero que sean magras, sin nada de grasa, como el pollo, el pavo, el pescado blanco, los garbanzos, las lentejas, etc., estas legumbres tienen un grado de proteínas bajas y muy saludables que te llenan y ayudan al intestino a funcionar como un reloj.

Saber qué comer

No olvides los carbohidratos bajos, que están presentes en verduras como calabacines, calabazas, espinacas, espárragos, etc., frutas como albaricoques frescos, cerezas, frambuesas, etc. y legumbres como brotes de soja, coles de Bruselas, judías pintas, judías negras, etc., y así evitaras picar entre horas.

No te olvides de las grasas buenas como el aceite de oliva virgen, frutos secos (pocos), el pescado azul, el salmón, etc. Sobre todo, lo que tienes que hacer es tomar líquidos como por ejemplo agua, zumos sin azúcar, tisanas, caldos, etc. No consumas bebidas gaseosas o licores.

Comer poco y muchas veces

Hay que repartir las comidas en cinco tomas: siempre recuerda que tres de estas tomas son sagradas, hay que desayunar, almorzar y cenar; las dos otras deberán ser aperitivos o tentempiés que deberán consumirse a media mañana y a media tarde.

Haz un poco de gimnasia o deporte, lo que prefieras, hay que estar activa física y mentalmente, este tipo de actividad te hará más fuerte para el mañana.

Si cumples estos requisitos te sentirás mucho mejor tanto interna como externamente y poco a poco veras los resultados tanto en tu cutis, tu pelo, tus articulaciones, etc., solo hay que tener un poco de empeño para estar mucho mejor con nosotros mismos.

Condimentos esenciales

Los condimentos y las especias en la cocina son una de las bases esenciales de las comidas, si ellos, la verdad, es que serían insulsas y aburridas. Sazonaremos este post para informarte de las más solicitadas, incluyendo qué beneficios aportan a nuestro cuerpo.

Condimento

Propiedades

Ají

Contienen sustancias bio-activas, estimula la circulación, contiene propiedades antibióticas, estimula la circulación sanguínea, disminuye la presión arterial y disminuye los niveles de colesterol, etc.

Ajo

Diurético, expectorante, antiséptico, problemas respiratorios, depurador, antioxidante, anticoagulante, vasodilatador, etc.

Albahaca

Estimulación digestiva, anti-vomitiva, refuerza el sistema nervioso, problemas bucales, anticoagulante, tónico capilar, etc.

Apio

Propiedades diuréticas, vitaminas B1, B2 y B16, potasio, sodio, fibra, etc.

Cebolla

Aminoácidos, potasio, fósforo, calcio, magnesio, sodio, hierro, selenio, vitaminas C y E, ácido fólico, etc.

Cilantro

Facilita la digestión, elimina los gases, tonifica el sistema nervioso, depurativo, antibiótico, antiséptico, etc.

Clavo

Estimula el sistema digestivo, molestias bucales, expectorantes, infecciones vaginales, etc.

Comino

Calcio, magnesio, sodio, potasio, fosforo, vitaminas A, C y E, tónico estomacal, estimulante intestinal, afecciones broncopulmonares, analgésico, etc.

Eneldo

Estimula el hígado, facilita la digestión, antiespasmódico, antiséptico, diurético, sedante, etc.

Estragón

Problemas bucales, mordidas de serpiente, afecciones digestivas, artrosis, gastritis, reumatismo, regula la menstruación, etc.

Hierbabuena

Antiinflamatoria, antiséptica, analgésica, sedante, menstruaciones dolorosas, etc.

Laurel

Estimulante del apetito, beneficioso sobre el sistema digestivo, propiedades adelgazantes, disminuye los niveles del colesterol, etc.

Orégano

Antioxidante, ayuda al rejuvenecimiento, problemas bronquiales y de asma, problemas hepáticos, depurador del organismo, etc.

Perejil

Fósforo, calcio, vitaminas C y E, hierro, flavonoides, diurético, depurativo, disminuye los triglicéridos, digestivo, etc.

Pimienta

Vasoconstrictor, problemas hepáticos, antioxidante, incrementa el gasto calórico, estimula el metabolismo, etc.

Romero

Antioxidante, problemas de anemia, diurética, dolores de cabeza, estómago, flatulencias,  insuficiencia hepática, dolores musculares, etc.

Tomillo

Vitamina B1 y C, manganeso, antiparasitario, anticatarral, mejora la memoria, expectorante, tonificante, activador de la circulación, etc.

Como ves, la mayoría de los condimentos y especias que utilizamos diariamente para hacer nuestras exquisitas comidas, contienen una gran cantidad de aliados para que estemos mucho más sanos.

Parece mentira que con estos ingredientes para dar un poco de sabor tengamos una gran cantidad de vitaminas, minerales y propiedades que nos ayudan a evitar ciertas molestias que normalmente podemos tener.

Nunca olvidemos echar estas maravillas que nos ofrece la naturaleza, que para nuestros guisos, sopas, y demás, estos condimentos son esenciales, aparte de muy nutritivos y de paso no engordan. También como aceites esenciales para aplicárnoslo en el cuerpo son una cura de belleza excelente.