depura-tu-organismo-500x288.jpg

Depura tu organismo

Después de las fiestas y tras la ingesta de alimentos calóricos como los mazapanes, turrones, carnes rojas, frituras y demás, tenemos que depurar el organismo sí o sí.  Si queremos que nuestro cuerpo vaya con regularidad y sentirnos mejor, tenemos que desechar todo el exceso de calorías consumidas en estos días y que aunque muy ricas, llevan un gran contenido de proteínas, puedes depurar tu organismo sin pasar hambre y sentirte más ligero, empieza hoy porque dentro de poco vendrá el buen tiempo para los shorts y biquinis.

Merluza con salsa verde

Ingredientes:

3 o 4 Ruedas de Merluza

2 Patatas grandes

3 Dientes de ajo

Perejil

Aceite

Sal

Pimienta

Preparación:

Merluza en Salsa Verde

Lava las ruedas de Merluza bajo el grifo del agua y ponlas en una escurridera y salpimenta a tu gusto. En un mortero, echas dos dientes de ajo, un poco de perejil (previamente lavado bajo el grifo de agua), un chorrito de aceite, un poco de sal y un poco de pimienta, si usas el mortero machacas todos los ingredientes hasta que se haga una pasta (si prefieres puedes utilizar una batidora de mano, que será mucho más rápido).  Coge las dos patatas, las pelas y las cortas en rodajas medianas.

Coge una fuente algo profunda y colocas abajo las patatas y encima de ellas la merluza, agrégale por todas partes la pasta que hiciste con el mortero o con la batidora de mano y lo cubres de agua hasta la mitad de la fuente.  Ponlo a fuego moderado durante 20 minutos. Cuando las patatas estén tiernas apaga el fuego, tratando de que quede un poco de salsa y listo para comer bien calentito.

Nota: Puedes utilizar el pescado que más te guste pero que sea de fácil cocción, como la pescadilla o el mero.

Sopa de Calabacín

Ingredientes:

2 Calabacines grandes

4 Patatas

2 Puerros

1/2 Cubito concentrado de verduras

1 Diente de ajo

Hojas de perejil

Aceite

Sal

Preparación:

Pela y corta en lonchas medianas las patatas y los calabacines, ponlos a hervir en una olla con 3/4 de agua, agrégale el perejil y el ½ cubito. Coge el diente de ajo y córtalo por la mitad, dóralo en una sartén donde hayas puesto dos cucharadas de aceite.

Cuando el ajo este dorado échale los puerros para que se vayan dorando, si ves que el ajo esté un poco oscuro, retíralo de la sartén y déjalo aparte. Cuando las patatas estén blandas, tritura lo de la olla, agregándole los ajos y échale los puerros sin triturar.  Rectifica  la sal y sírvelo caliente.