Tomates-rellenos-1000x288.jpg

Tomates rellenos de arroz

Aun hayamos tenido unos días en los que parece que el buen tiempo nunca va a llegar, estamos ya en Mayo y hay que prepararse con alimentos que estimulen nuestra piel y ayuden a alcanzar ese dorado o tostado que buscamos conseguir este verano.

Estos alimentos son ricos en betacoratenos y vitaminas C y E. Que encontramos en frutas y hortalizas de color naranja, amarillo o, en este caso roja. Así que te traemos una rica receta para comer tomates de forma sana y muy original.

Ingredientes para 6 personas:

1 ½ tazas de aceite de oliva

1 taza de arroz

1 taza de cebollas muy picadas

1 taza de perejil picado

1/3 tazas de pan rallado

12 tomates grandes

750 gr de patatas

Sal

Pimienta

Preparación:

Para empezar esta receta primero prepararemos los tomates. Cortaremos la parte superior de ellos, por el tallo de cada tomate, y con la ayuda de una cuchara le quitaremos las semillas y pulpa, la que reservaremos triturándola por un chino o batidora.

Salpimentamos el interior de los tomates y los colocamos en una bandeja.

Cogemos una cacerola y vertemos la mitad de aceite que hemos preparado. Una vez que este caliente echamos la taza de cebolla picada y dejamos que se poche a fuego lento, con cuidado de que no se queme.

Cuando este la cebolla bien dorada echamos el arroz. Lo salteamos y le añadimos la mitad de la pulpa triturada del tomate, que teníamos reservado desde el principio, el perejil, sal y pimienta. Cuando el arroz este bien pringado le echamos agua y dejamos cocer hasta que el arroz este a medio hacer, sobre unos 10 minutos.

Con este arroz iremos rellenando los tomates huecos con la ayuda de una cuchara hasta que se cubra la mitad de estos. Ahora taparemos los tomates con la parte superior que le quitamos en un principio, la parte del tallo.

Pelamos unas patatas y las cortamos en dados, gajos o panaderas, según prefiramos. Las colocamos en la bandeja entre los tomates.

Regaremos con el resto de aceite los tomates y espolvoreamos el pan rallado. Encima de las patatas echaremos el resto de la pulpa que teníamos reservada.

Cogemos la bandeja y la introducimos en el horno a una temperatura media de 180 a 190ºC durante unos 45 minutos. Serviremos el pato con dos tomates y emplatándolo con las patatas y la salsa del tomate triturado.