ARROZ-CON-CORDERO-EL-ESTILO-GRIEGO-540x288.jpg

Platos de cordero para el frío

Con este frío seguro que te apetece sentarte a la mesa y comer algo con un buen vino y una chimenea calentando la sala. No se vosotros, pero yo cada vez que estoy frente a una chimenea salivo pensando en un buen cordero.

Pero no os preocupéis, aquí os traigo receta fácil y también igual de apetitosas en estos días con el cordero como protagonista.

Cordero a la griega

Ingredientes:

Vas a necesitar una serie de ingredientes muy comunes en cualquier casa o muy fáciles de encontrar:

1 kg de cordero deshuesado

200 gr de arroz

50 gr de mantequilla

10 cebollitas

1 de caldo de carne (pueden ser los precocinados)

4 o 5 tomates

El zumo de un limón

Laurel

Sal

Pimienta

Preparación:

Calienta el caldo. Corta la carne en trozos y pela las cebollitas. Rehoga durante 15 minutos ambos ingredientes sobre la mantequilla a fuego vivo. Vierte el caldo y déjalo cocer 5 minutos más.

Añade los tomates pelados y sin pepitas, el laurel, la sal y la pimienta. Cuécelo otros diez minutos.

Vierte el arroz y remuévelo bien para que se pringue. Una vez lo veas teñido del color del caldo añade agua hasta que cubra toda la carne.

Cuando empiece a hervir tapa la cazuela y déjala 15 minutos al fuego.

Quítalo del fuego y deja posar 10 minutos. Antes de servir echar el zumo de limón.

Recuerda que:

La carne de cordero lechal es sonrosada y pálida, mientras la de pascual es roja clara. Si utilizas este último alarga los tiempos de cocción para que la carne quede más blanda.

Cordero a las hierbas

Ingredientes:

De nuevo, podrás encontrar los componentes con gran facilidad:

1´200kg de silla de cordero en lonchas gruesas

2 cucharadas de aceite

200g nata liquida

1 cucharada de perejil picado

1 cucharadita de estragón

Sal

Pimienta

Preparación:

Calienta el aceite en una sartén grande y dora la carne por ambos lados. Salpimiéntala y ve sacándolas en un plato.

Calienta la nata y añade un vaso de agua. Rascando el fondo con una cuchara de madera para mezclar los jugos.

Agrega el perejil y la carne. Déjalo cocer a fuego a fuego lento hasta que la carne este hecha y la salsa reducida y espesa.

Añade por último el resto de las hierbas, sal y pimienta y sírvelo.

Recuerda que:

La silla de cordero son las chuletas dobles de riñonada. Puedes sustituirlo por filetes gruesos.

Si la salsa queda muy liquida puedes espesar con alguna clase de queso en lonchas.