lomo-e1372504091487.jpg

Lomo de cerdo con puré de castañas, manzanas y jamón

Un buen lomo de cerdo, es un planto que le gusta a grandes y pequeños. Además, es barato y muy socorrido. Existen un montón de opciones para cocinarlo y preparo, cada uno a su manera, a su gusto, jugoso y sabroso, puede un segundo plato sencillo y fácil de hacer.

Son famosos en muchos lugares los montaditos de lomo, a veces fresco, otras veces adobado, pero siempre rico y bajo en grasa. En cualquier barbacoa que se precie no puede faltar un buen trozo de lomo.

Ingredientes:

1 lomo de cerdo

2 cebollas

6 dientes de ajo

Sal

Aceite de oliva

3 manzanas reinetas

1 trozo de jamón serrano

1 cebolleta

1 vaso de leche

Mantequilla

Preparación:

Para hacer la salsa de castañas, el primer paso es cubrirlas de agua y añadirle un poco de leche. La leche la pondremos para que suavice el sabor de las castañas. Las dejaremos en el recipiente hasta que se cuezan y estén blanditas.

En una cacerola a parte, pondremos aceite a calentar. En ella marcaremos el lomo antes de meterlo al horno para cocinarlo. Mientras se va dorando, podemos ir cortando la cebolla y el ajo para ponerlo en el fondo de la bandeja del horno. Para que los ojos no os lloren al cortar la cebolla, podéis mojar la hoja del cuchillo sin dejar que se seque.

Cuando ya hayamos marcado el lomo, entonces lo pondremos encima de la cebolla y los ajos. A una temperatura media lo tendremos en el horno durante más o menos una hora. Aprovechando que se está haciendo el lomo, pelaremos y cortaremos las manzanas. Una vez preparadas, las pondremos una cazuela y dejaremos que hiervan con un poco de azúcar avainillado y agua. Cuando veamos que estén blanditas, entonces, le añadiremos las las castañas y su jugo.

Aprovechando la misma cazuela en la que hemos cocinado el lomo, haremos una especie de sofrito o salsa para acompañar al lomo. Echaremos cebolleta y una cucharada de harina   y un poco de mantequilla. Una vez hemos disuelto bien la mezcla, le añadiremos la mezcla de la manzana y el puré de castañas. 

Es importante que antes de añadir el puré quitemos bien todos los grumos que puede quedar por la harina. Un truco para que la harina no deje demasiados grumos es tamizarla primero. Para tamizar la harina, solamente necesitaremos un colador. Pondremos la harina encima y la iremos colando para que quede fina fina.  Una vez hecho esto, le añadiremos el jamón y nuestro plato estará listo.