CenasMuyLigeras.jpg

Cenas muy ligeras

Desde hace tiempo se escucha por ahí que el cenar engorda, todo depende lo que cenes y que cantidad, también implica mucho si cenas y a la ½ hora te vas a dormir, siempre es recomendable que entre la ingesta de la cena y la hora de irse a la cama debe pasar como mínimo 2 horas, pero en este post te indicaremos algunas cenas ligeras donde tu salud y tu silueta te lo agradecerán enormemente.

Ensalada de Mozzarella

Ingredientes:

150 gr. de Mozzarella

1 Tomate grande

1 Ajo

1 Cucharadita de orégano picado

1 Cucharadita de albahaca picada fresca

1 Cucharada sopera de uvas pasas (sultana)

½ Limón

Aceite de Oliva

Sal

Preparación:

Lava el tomate y si lo prefieres pélalo, córtalo en gajos y reserva. Corta la mozzarella en tacos medianos, reserva. Pela el ajo y córtalo lo más pequeño posible y agrégalo a un mortero, ponle sal a tu gusto, agrega un chorrito de aceite y el limón, machacar todos estos ingredientes hasta formar una pasta, si la quieres más liquida échale un poco más de aceite y limón, reserva. En una fuente para ensaladas pon el tomate en gajos y la mozzarella en tacos, agrégale la pasta por encima, remueve bien para que obtenga todo el sabor, espolvorea el orégano y la albahaca y por ultimo agrega las pasas. ¡Muy nutritivo y dietético!

Filete de Panga con Tomate

Ingredientes:

2 Filetes de panga

1 Tomate grande

1 Ajo

½ Limón

1 Cucharadita de orégano

Aceite

Sal y Pimienta

Preparación:

Limpia los filetes debajo del grifo del agua y deja escurrir, salpimienta a tu gusto y reserva. Lava y corta el tomate en rodajas medianas, échales un poquito de sal por ambos lados y reserva. Pela el ajo y córtalo en láminas, reserva.

Escoge una sartén y échale un chorrito de aceite, cuando este bien caliente echa las láminas de ajo y deja que se doren, cuando las veas algo doradas pon los filetes de panga y deja que se vaya dorando, agrega el limón y ve dándole la vuelta para que se cocine por ambos lados, deja que se consuma el jugo. Cuando veas que ya está listo, retíralo del fuego, colócalo en un plato y tápalo para que mantenga el calor.

En la misma sartén agrega un chorrito de aceite y cuando este bien caliente ve colocando las rodajas de tomate para que se vayan friendo, ve dándole la vuelta para que se hagan por ambos lados, cuando los veas más o menos hechos retira las rodajas y colócalas con la panga como guarnición. ¡¡Exquisito!!