carne-tomate-andaluz.jpg

Carne con tomate al estilo andaluz

A fuego lento y con amor

A fuego lento y con amor

Hay platos que deben cocinarse como antaño, al abrigo de una buena lumbre: despacio, con calma, en un silencio apenas quebrado por el tic-tac del reloj de la cocina, respetando los tiempos, observando la comida que pide una pizquita más de sal, un poquito más de agua, bajar un poco el fuego.La carne con tomate al estilo andaluz es uno de ellos. No es sólo carne con tomate: es una carne que se deshace en la lengua por lo tierna y deja en el paladar un delicado sabor a especias y vino oloroso.

Ingredientes

Un kilo de Carne magra de Cerdo en trocitos, preferiblemente Lomo, ya que quedará muy jugoso.
Tres o Cuatro dientes de Ajos
Una Cebolla
Un Pimiento Rojo
Un Pimiento Verde
Un vaso de Vino Amontillado (vino generoso andalúz, con características enológicas entre el fino y el oloroso; de un bonito color ámbar, con un suave aroma a avellanas e hierbas aromáticas, seco al final y con un cierto gusto a madera) o en su defecto, un vaso de fino o de oloroso.
Un vaso de Agua
Aceite de Oliva
Medio Kilo de Tomate triturado
Una pizca de tomillo
Un par de hojas de laurel
Pimienta Negra molida
Sal y azúcar al gusto

Elaboración

Calienta el aceite de oliva en la sartén y sofríe a fuego lento los ajitos, la cebolla y los pimientos verdes y rojos picaditos. Si deseas que poche bien espolvorea por arriba una pizca de sal. Cuando esté casi sofrito, añade los taquitos de carne y remueve hasta que estén bien dorados o, si lo prefieres, sofríe la carne aparte y reserva el sofrito (triturado o no, a tu gusto).

Cuando la carne esté dorada, añade el vaso de vino (o el vaso de vino y el sofrito) y déjala hasta que coja el sabor y se evapore bien el alcohol.

Añade el vaso de agua y el laurel y deja cocer a fuego muy lento durante al menos media hora.

Cuando veas que la carne está bien tierna, añade el tomate triturado, sal, azúcar, pimienta negra y orégano con cuidado de que no se pegue en el fondo de la sartén.

Quedará deliciosa si haces tú la salsa de tomate. Es muy sencilla: escoge tomates de sofrito, sumérgelos unos segundos en agua caliente para poder quitarles la piel. Ábrelos y quita las pipas con cuidado. Trocea en cuadraditos y añade cuando te he dicho.

Y listo: carne con tomate al estilo andalúz: ¡a mojar pan!