bacalao-e1371578220698.jpg

Bacalao a la Vizcaína: Segundo plato marinero

Se dice que los vascos cocinan de lujo, de hecho muchos cocineros vascos son famosos internacionalmente por manejarse bien entre fogones. Unos de los platos estrella de la gastronomía vasca es el bacalao a la vizcaína. Si le preguntásemos a un bilbaíno su opinión al respecto, probablemente le parezca el mejor plato de mundo, junto con los pimientos de Guernica.

En las siguientes líneas intentaremos que el bacalao a la vizcaína nos quede tan rico como a uno del mismo Bilbao. ¿Comenzamos el reto? adelante.

Los ingredientes para dos personas son:

2 lomos grandes de bacalao

2 dientes de ajo

250 g. de cebolla

3 pimientos choriceros

2 tomates bien maduros

1 cucharada de harina

½ cucharada de sal

½ litro de caldo de pescado

Aceite de oliva

Preparación:

Lo primero que debemos hacer es desalar correctamente el bacalao, un pescado salado nos puede estropear el mejor plato. Para desalar bien el bacalao tendremos que poner en un gran recipiente con abundante agua durante 48 horas.

La previsión es un muy importante en este plato porque al igual que tenemos que desalarlo tendremos que poner a remojar los pimientos choriceros. En este caso bastará con dejarlos a remojo la noche antes a cocinarlos. Es recomendable además que le quitemos el rabito y las pepitas para que luego se haga más fácil quitarles la carne.

Una vez transcurrido el tiempo que hemos dicho anteriormente, deberemos sacar el bacalao del recipiente y secarlo bien con papel de cocina. Más tarde lo envolveremos en papel de aluminio para su correcta conservación.

El siguiente paso será picar la cebolla o cebolleta según el gusto de cada uno. En una cazuela pondremos aceite a calentar y añadiremos la cebolla picada y una pizca de sal.

Mientras se pocha la cebolla, en una cacerola podemos dejar calentando el caldo de pescado, de esa manera aprovecharemos el tiempo. Una vez hecho esto, quitaremos la carne a los pimientos choriceros.

El proceso siguen con los tomates que los cortaremos en tacos pequeños para que deshagan más rápido. En este caso es recomendable quitarle las pepitas y pelarlos para que la salsa quede más fina.

A la cacerola en la que está preparada la cebolla, le añadiremos la carne del pimiento choricero y el tomate. Después añadiremos la harina y con un poco de paciencia la removeremos bien para que no se queden grumos. Una vez hecho esto, añadiremos el caldo de pescado.

En otro recipiente pondremos el bacalao cubierto de aceite. Es importante utilizar aceite de calidad, de oliva para que el bacalao sepa a gloria. Más tarde añadiremos el ajo dejaremos que el aceite alcance los 60 º aproximadamente. Una vez alcanzada esa temperatura, introduciremos los lomos y los cocinaremos durante unos 15 aproximadamente.

Para que la salsa nos quede más fina, podemos triturarla en la batidora o pasarla por el pasapurés. Entonces, solamente nos faltará ligar los lomos de bacalao con la salsa para llevarlo a la mesa.