ensaladas-1024x786.jpg

Una ensalada con mucho fundamento

Después de un fin de semana de compromisos y comilonas a mansalva, seguro que te apetece una ensalada fresquita, con mucho alimento, pero no muy pesada. Al contrario les puede ocurrir a ejecutivos y viajantes cuando llegan a casa el fin de semana después de comidas de empresa y menús de restaurante, preferirán seguro un plato sano.

La ensalada que os voy a proponer tiene muchos ingredientes, por eso, si alguno de ellos no os gusta, sois alérgicos o prefieres no sentirlo en tu paladar por distintas razones, puedes eliminarlo o intercambiarlo por otro ingrediente que más te apetezca. Lo bueno de las ensaladas es eso, que acepta muchos tipos de ingredientes y puedes combinarlos como tu quieras.

ensaladas

tenedor

Ingredientes

– 125 gr de canónigos

– 200 gr de queso de cabra

– 1 manzana

– Tomate

– Jamón de pato

– 4 nueces

– 12 grosellas

– Miel

. Vinagre de módena

– Aceite virgen extra

– Sal Maldon

¿Cómo se hace?

Lo primero que tenemos que hacer es coger un bol y poner dentro un buen chorrito de aceite, el vinagre de módena y los 50 gr de miel. Una vez hecho eso, revolveremos los ingredientes hasta conseguir una textura homogénea. Después lle añadiremos un poco de sal y pimienta.

Entonces cogeremos el queso de cabra y lo desmenuzaremos. Os recomiendo que cuando vayáis al supermercado, lo compréis en formato rulo. Si este queso no os gusta porque os parece algo fuerte, podéis sustituirlo por queso fresco por ejemplo. El sabor, evidentemente con uno y con otro no será lo mismo, todo es cuestión de gustos.

Una vez desmenuzado el queso, cogeremos la manzana y la pelaremos, la partiremos en dos y le quitaremos el corazón y las pepitas. Si te gustan los tomates, cógelos y córtalos en juliana, o en tacos pequeños.

Hecho esto, colocaremos 4 boles vacíos delante de nosotros e iremos poniendo los ingredientes dentro de ello en el siguiente orden: Primero pondremos una base de tomate picado en cada uno de ellos. Luego cogeremos media manzana, la rallaremos y la pondremos en cada uno de los boles.

Una vez hecho eso, colocaremos el jamón de pato en las paredes de cada bol. Para los que nunca hayan probado ese tipo de jamón, os diré que el sabor es muy agradable y fino. Después, pondremos los canónigos y volveremos a añadir la ralladura de la mitad de manzana restante.

Para terminar, solamente nos faltará añadir el queso de cabra o fresco desmenuzado y las nueces que hemos partido anteriormente con las manos. Como último toque, pondremos a la ensalada esa exquisita vinagreta, la sal Maldon y las grosellas.