Surtido-de-pinchos-para-un-día-especial-550x288.jpg

Surtido de pinchos para un día especial

En el último año el pincho está proliferando en muchos bares, se está volviendo a poner de moda en España y eso hace resurgir y surgir empresas, franquicias, bares, que se dedican a llevar al pincho hasta lo más alto de la escala culinaria.

No es para menos ya que hacer un pincho original que tenga mucho sabor y sea estéticamente atractivo requiere mucha maña y también mucha creatividad, ya que puedes hacer un pincho de cualquier cosa que imagines. Por eso vamos a ver unos cuantos para que los elabores tú mismo y hagas de un día normal toda una celebración en la mesa.

pinchos

El pincho no es otra cosa que una pequeña cantidad de comida sobre una rebanada de pan, y se llama precisamente picho porque era esto (un pincho o palillo) lo que sujetaba la comida y el pan. En principio, siempre se han considerado típicos de la gastronomía vasca aunque hoy en día se está extendiendo la costumbre de “ir de pinchos” en todo el país.

Tres recetas muy sencillas

Una idea básica para elaborar unos pinchos es usar como base jamón serrano, atún o salmón ahumado, ya que son ingredientes muy versátiles y que dan mucho color a los platos. Lo primero que hay que hacer es cortar las rebanadas de pan (como de un centímetro de ancho está bien).

Pincho de atún: lo vamos a hacer con mahonesa. Lo primero es verter dos latitas en un recipiente quitando el aceite para que no chorree. Pícale muy fino un poco de cebolleta y unos pepinillos y mezcla todo con unas cuatro cucharadas de mahonesa. Coloca sobre el pan y adórnalo con un poco de perejil o con una aceituna.

Ingredientes cotidianos

Pincho de salmón: vamos a presentar las lonchas de salmón ahumado sobre el pan y sobre ellas vamos a rallar un huevo cocido. Además, añadimos unas gotitas de limón sobre los pinchos para que le dé un puntito ácido.

Pincho de jamón: vamos a convertir la típica tosta de pan tumaca en un pincho exquisito para degustar en un bocado. Así, que sobre la rebanada de pan vamos a verter unas gotitas de aceite y a untarlas de pulpa de tomate. Sobre ellas coloca el jamón de la manera más graciosa posible.

El especial

Vamos a elaborar un pincho de champiñones con bacón. Este es un poco más elaborado pero igual de rico. Lo primero que hacemos es pasar los champiñones a la plancha con un poquito de sal, de perejil y un chorrito de coñac. No hay que hacerlos totalmente.

En un palillo, vamos poniendo el bacon como si fuera una cinta alrededor del champiñón. Pinchas la tira de bacon, metes un champi, vuelves a pinchar la misma tira de bacón,  metes otro champiñón y terminas con la misma lonchita de bacon pinchada en el palillo.

Una vez hecho esto puedes freírlo en aceite muy caliente para que los champiñones se terminen de hacer y cocinar el bacon para que quede crujiente o meterlo al horno para que terminen de hacerse las dos cosas. Para servir ponlo sobre una rebanada de pan y échale un poco de ajilimójili por encima.