sopa-de-pescado-1000x288.jpg

Sopa de pescado y marisco, ¡qué manjar!

Para a los que el pescado nos gusta más que a un tonto un lápiz, esta receta nos gusta muchísimo. Si os hablo sinceramente, es uno de los platos que más me gustan junto con los chipirones en su tinta y las cocochas. A los carnívoros, os invitaría a probar este plato de rechupete que seguro os hará cambiar de opinión sobre los platos del mar.

Según la región de España, cada sopa tendrá una característica distinta. En el País Vasco por ejemplo se le añade pan de “sopako“. Como su nombre indica en euskera es pan para la sopa. Es una pistola de pan muy tostada que intensifica ese color amarronado que le dan otros ingredientes.

Este plato es muy típico de Navidad, pero se puede hacer en cualquier época del año. En invierno, con el frío que hace en la calle, este sopa es muy muy apetecible. Calentita, humeante, sabrosa, hará que nuestro cuerpo y paladar nos agradezcan su ingesta. Como ya sabéis, la cocina necesita su tiempo y dedicación, quizás a la primera no os salga perfecto, pero seguro que tiene un sabor exquisito.

sopa de pescado

Sopa de pescado y marisco

Ingredientes

– 600 gr de rape

– 400 gr de langostinos.

– 300 gr de almejas

– Una patata

– Una zanahoria

– Aceite de oliva

-Sal

– Perejil (opcional)

¿Cómo se hace?

Lo primero que tenemos que hacer es el fumet. Para poder hacerlo tenemos que separar las cabezas de los langostinos del cuerpo. El líquido que nos sale al cortar la cabeza tiene mucho sabor y por tanto es conveniente que no se pierda. Por eso separaremos la cabeza del cuerpo encima de un cazo. En ese mismo recipiente pondremos aceite a calentar a fuego fuerte. Pondremos dentro todas las cáscaras, colas y cabezas de los langostinos.

Deberemos retirarlos del fuego cuando veamos que hayan adquirido un rojo intenso. Una vez hayamos hecho eso, colaremos el líquido a otra cazuela. Si se quiere se pueden coger todas las cáscaras y pasarlas por la batidora para triturarlas y añadir este nuevo líquido al anterior. Es entonces cuando cogeremos el rape, le quitaremos la piel lo trocearemos en daditos.

Las espinas que le hemos quitado al rape tampoco las desecharemos. Las pondremos en una cazuela, con 2 litros de agua y las pondremos a cocer. Cuando veamos que ya está hirviendo, bajaremos el fuego y dejaremos que se cocine durante unos 45 minutos. Cuando se haya terminado la cocción, colaremos su contenido y le añadimos la zanahoria y la patata rallada. De esta manera conseguiremos que se espese el caldo.

Lo dejaremos cocinar durante unos 10 minutos más y cuando solamente falten 2 minutos, le añadiremos lso langostinos, almejas, y por supuesto el caldo que hemos hecho antes. Es conveniente que en este punto probemos cómo está de sal, si necesita que le pongamos más o no. Si está perfecto solamente nos quedará servirla y sobre todo disfrutarla.