salsa1-500x288.jpg

Salsas

Si te gusta cocinar como si no te gusta, aquí daremos unos consejos para que el cocinar no sea tan tedioso como parece, solo hay que poner, aparte de los ingredientes y el tiempo de preparación y cocción, mucha paciencia y mucho cariño en lo que se hace.

Si te apetece comer un poco más sano y natural, te doy mi opinión para hacer salsa de tomate casera, sabrás lo que comes sin tener que leer ninguna etiqueta para ver que aditivos químicos tiene.

Mmm... rigatoni with Italian sausage and tomato sauce

Salsa de tomate casera

Ingredientes:

Un kilo de tomates maduros

Una cebolla grande

Dos dientes de ajo

Dos hojas de laurel

Aceite

Sal

Azúcar

Preparación:

Prepara una olla y le agregas un chorro considerable de aceite, una cucharada pequeña de sal y una pizca de azúcar.  Lavas el kilo de tomate y cortas todo el kilo en trozos grandes, limpia la cebolla y córtala en trozos grandes, pela los dientes de ajos y córtalos por la mitad y limpia las dos hojas de laurel.

Todos estos ingredientes los metes en la olla junto con el aceite, la sal y el azúcar y lo pones a hervir durante más o menos 1 hora. No agregues agua, no hace falta ya que el tomate tiene de por si mucho zumo.

Remuévelo de vez en cuando; y cuando lo veas bastante pochado lo apagas y lo dejas reposar hasta que esté a temperatura ambiente. Cuando esté a la temperatura adecuada introduce todo el contenido en una batidora o si lo deseas pasas toda la mezcla poco a poco por un pasapuré, cuando ya esté listo, puedes meterlo a tarrinas de plástico de 125 centímetros cúbicos, con sus tapas, puedes llegar a rellenar 3 o 4 tarrinas. Las tapas, deja una en el frigorífico para los guisos diarios o para lo que desees y el resto mételos en el congelador, siempre que lo necesites tendrás salsa de tomate natural.

Todo el mundo sabe lo que es una vinagreta y hay infinidad de maneras de hacerla, yo te doy mi opinión de como la hago, a ver que te parece.

Bacalado Macerado con Vinagreta de Judiones de la Granja

Vinagreta

Ingredientes:

Seis cucharadas de aceite de oliva virgen

Dos cucharadas de vinagre blanco

Una cucharada de mostaza

Albahaca o menta fresca

Sal

Preparación:

Antes que nada, te informo de que la mostaza es optativa, si deseas añadirla lo primero que tienes que hacer es diluirla con una cucharada de aceite antes de que añadas el vinagre y la sal, de esa manera no será tan fuerte.  En una minipimer colocas el aceite, el vinagre blanco, la mostaza (ya diuida) la albahaca o la menta (lo que desees) y la sal, bates durante 1 o 2 minutos y listo. Mételo en el frigorífico… y preparado para cualquier plato.