rodaballo-1000x288.jpg

Rodaballo al horno

De entre los muchos pescados que he tenido el gusto de probar, debo reconocer que este es de los mejores junto con el mero. En este caso, os voy a presentar este manjar de los mares, que se llama rodaballo.

Si no lo habéis probado y donde vivís tienen el rodaballo a buen precio, por ejemplo yo vivo en Galicia y lo encuentro a 17-18 euros el kilo, y la verdad es que está a muy buen precio pues no es de piscifactoría sino pescado en el mar, todo un lujo al alcance de cualquier gallego.

Os voy a explicar cómo hago el rodaballo el horno, y la verdad… ¡¡sale riquísimo!!

Por cierto, Cuando traigamos el rodaballo o rodaballa (como dije antes es mejor así, pues ahora llevan huevas), la pescadera/o os habrán preparado el pescado pero aún así es bueno lavarlo bien y luego dejarlo un rato escurrir. Si tiene huevas es mejor decir en la pescadería que se las saquen antes de cortas pues sino te vendrán bien cortadas y no es lo mismo.

Ingredientes

1 rodaballo (cuanto más grande mejor y si es femia (hembra) aún mejor pues en esta época de abril a mayo es cuando mas huevas llevan, y están riquísimas)

1 cebolla bien picada

1 zanahoria

Algo de sal

Aceite

Patatas cortadas en rodajas

2 ajos cortados en láminas

Preparación

Cortaremos la cebolla muy bien picada en dados, también cortaremos los ajos en láminas y la zanahoria le quitaremos con el pelador la piel y la cortaremos en 4 o 5 trozos más bien grandes, si queremos y nos gustan mucho podemos poner 2 zanahorias.

Si nuestra bandeja del horno no queremos que nada se quede pegado y pasarnos horas limpiándola, poniendo papel de horno, conseguiremos que nada se pegue y además queda mucho mejor.

Pondremos papel de horno que cubra toda la bandeja del horno, pondremos primero antes del papel un poco de aceite y después el papel para que quede pegado y no ande incordiándonos moviéndose o levantándose. Una vez hecho este paso, pondremos aceite por encima. Seguidamente vamos a poner la cebolla, los ajos y la zanahoria y encima de ello pondremos las patatas en rodajas, pero sobretodo la parte de abajo ha de estar llena de cebolla, puesto que así las patatas quedan mejor y no se queman.

Encima de las patatas pondremos las rodajas de rodaballo y otro poco de aceite por encima muy ligeramente. De último le vamos a echar un vaso de vino blanco.

Lo tendremos en el horno a 180 grados, durante 30 minutos, pero ya sabéis que cada horno es un mundo y que vamos a tener que vigilar y también ir echando la salsita que va haciéndose por encima del rodaballo para que no se queme y se seque, que entonces ya no estaría riquísimo.

Cuando haya pasado media hora o el tiempo que le lleve hasta hacerse bien, pues pinchamos con el tenedor o cuchillo y sale fácilmente, lo sacamos del horno lo ponemos en los platos  y a comer!!!

Ya veras como si haces este plato tu familia te lo va a agradecer de por vida

Como truco final decir, que si queréis también le podéis poner unas rodajitas de limón por encima o ya en el plato cada uno se eche limón si quiere.