7985280251_73634fcc9f_m.jpg

Receta de merluza con patatas

Sallent de Gállego | Restaurante Hotel Balaitus | Merluza con patatas

La verdad es que si ahora me preguntaran qué me apetece comer, lo más probable sería que me decantara por un plato de pescado, ya que, además de ser muy sano y tener muchas propiedades excelentes para el organismo, ¡está buenísimo!

Es por ello que, tras pensar qué plato donde el pescado sea el ingrediente principal es perfecto teniendo en cuenta que dispongo de poco tiempo para prepararlo, he llegado a la conclusión de que la merluza con patatas puede ser una opción estupenda. ¿Te animas tú también a probarla?

Ingredientes: 800 gramos de filetes de merluza, 2 limones, un quilo de patatas, 2 huevos, aceite, leche, sal, harina y perejil.

Preparación: si compras la merluza congelada, es importante que recuerdes sacarla del congelador unas horas antes de empezar a elaborar este plato. Así, una vez que el pescado se haya descongelado, comenzaremos a preparar esta delicia del mar pelando las patatas y cortándolas en rodajas o a tiras, como más te guste. Cuando estén todas listas, cogeremos un cazo y lo rellenaremos con media parte de agua y otra media de leche. Acto seguido, introduciremos las patatas dentro de este cuenco y las coceremos durante unos 20 minutos. Cuando ya estén hechas, las retiraremos del fuego y las dejaremos apartadas.

Para llevar a cabo el siguiente paso, batiremos los huevos y exprimiremos los limones. Luego, les echaremos una pizca de sal a los filetes de merluza y los rebozaremos con el zumo de limón, la harina y los huevos.

Una vez que estén rebozados, los freiremos en una sartén con el aceite bien caliente y, cuando estén listos, los dejaremos escurrir sobre un papel absorbente para que eliminen el exceso de aceite y no queden demasiado pringosos.

Ahora, colocaremos las patatas que hemos retirado hace un rato en una fuente y las condimentaremos con el perejil muy picadito. Finalmente, colocaremos la merluza junto a las patatas y añadiremos una rodaja de limón para decorar el plato con el fin de que, además de estar riquísimo, también entre por los ojos. ¡Ya tienes lista tu merluza con patatas!