SalsaCarbonaraConGambas.jpg

Prepara una rica salsa carbonara casera

Con el gran placer que nos produce comer y disfrutar de los mejores placeres gastronómicos, no es de extrañar que cada vez busquemos un mayor número de recetas para disfrutar de los mejores sabores caseros. En los últimos años, los platos procedentes de otros países han tenido un gran impacto y una gran influencia en nosotros mismos y en nuestra forma de cocinar.
Cada vez somos más los que dejamos un poco de lado los platos más tradicionales para pasar a elaborar platos, postres y salsas con sabor a otra cultura y a otro país. Y aunque pueda ya resultarnos familiar, la cocina italiana es una de las más comunes en nuestra cocina. Hoy aprenderemos una nueva receta sobre cómo hacer la mejor salsa carbonara casera, especial para todo tipo de pastas y carnes.

Ingredientes

-1 cebolla
-Unos 150 gramos de becon (puede ser en tiras ya cortado o cortar nosotros mismos los trozos de bacon a nuestro gusto)
-nata para cocinar, unos 300 o 35 ml
-150 gramos de queso parmesano
– Una lata mediana de champiñones laminados (aproximadamente 150 gramos)
– Un poco de orégano
-Aceite y sal
-Pimienta negra molida
carbonara

Preparación:

– Lo primero que tenemos que hacer para elaborar nuestra rica salsa carbonara casera y tradicional, es proceder a cortar la cebolla. Para ello es necesario que cortemos esa cebolla en trozos muy fino y pequeños para poder saltearlos en una sartén con un poco de aceite de oliva.
– Cuando tengamos nuestra cebolla picadita en pequeños y finos trozos, la saltemaos en una sartén durante unos minutos hasta que veamos que coge un color dorado y luego se vuelvan transparentes.
-Justo cuando veamos que adopta esta apariencia transparente, añadimos las tiras de bacon y lo doramos junto a la cebolla durante unos minutos.
-Cuando el bacon está en su punto le añadimos la nata de cocinar y lo ponemos a fuego lento junto con la cebolla y el bacon hasta que baje un poco. Después le añadimos el queso parmesano para que nuestra salsa espese un poco y gane un poco de sabor a queso.
– Una vez que tengamos el espesor que buscamos y el sabor de queso parmesano que más nos gusta, añadimos un poco de sal, orégano y pimienta negra molida a la mezcla para darle un sabor mucho más intenso. Una vez hecho esto, ya estará listo para servir.