Pollo-en-pepitoria-650x288.jpg

Pollo en pepitoria

Hay muchas formas de cocinar esta receta, pero hoy solo queremos insistir en utilizar alimentos de primera. Por lo cual recomendamos usar para ella una gallina pollo de corral. Lo que hará que la receta mejore considerablemente.

Para distinguir este producto y evitar engaños, podrás reconocerlo por las siguientes características. La más obvia es su color claramente amarillento a diferencia de los otros, que son rosados, esto es debido a su modo de alimentación.

Los pollos de corral son criados en libertad, por lo que sus carnes son magras y su silueta más estilizada debido al movimiento. Mientras los otros son criados de forma rápida intensivamente en pequeños criaderos.

Ingredientes para 6 personas:

2 pollos de 1,5 kg

150 gr de almendras crudas peladas

1 huevo

Azafrán

Aceite de oliva

Vino Blanco

Ajo

Perejil

Sal

Preparación:

Como comienzo procederemos a trocear los pollos. Para ello tenemos que  separar las alas, los muslos y las pechugas troceadas y separadas de su caparazón. Esto podemos hacerlo nosotros mismos o pedírselo a nuestro carnicero.

Una vez tengamos los trozos, cogeremos una sartén y los rehogaremos durante 5 minutos, hasta que se doren, revisando que lo estén por ambos lados. En ese momento los sacaremos y reservaremos para más adelante.

Una vez que terminemos, en ese mismo aceite, añadimos cinco cucharadas de harina, el ajo muy picado, las almendras muy bien picadas y algunas hebras de azafrán, estas dos muy machacadas, con la ayuda de un mortero y un poco de agua caliente.

Freímos lentamente y cuando creamos que ya están, incorporamos nuevamente el pollo. En este momento le añadimos un vaso de vino blanco, sazonamos a nuestro gusto y dejamos cocer a fuego lento hasta que el pollo este hecho.

Mientras podemos poner a cocer un huevo duro. Este nos servirá para decorar la receta una vez que cueza y se termine de hacer. Por lo cual lo penemos a nuestro gusto acompañado con unas ramitas e perejil por encima. Ya solo nos queda servir y saborear esta rica receta.

Consejos:

Siempre es difícil saber cuál es el tiempo de cocción adecuado para distintas recetas, ya que estas cambian según la calidad y características de los alimentos. Por eso insistimos en la importancia de que practicar y no venirnos abajo si una receta no queda como pensábamos. La segunda vez saldrá mejor y cuanto más veces, más mejorara.

Lo que si podemos estipular es que en cuanto a aves, y más en el caso del pollo de corral, el tiempo suele ser alrededor de las 2 horas a fuego lento, mientras un pollo convencional necesitara hasta la mitad de tiempo.

Es importante que cuando trocees el pollo lo hagas sobre todo de forma que rompas por sus articulaciones, esto hará que una vez en la cocción su gelatina salga al exterior y se mezcle con el caldo o salsa, lo que hará que la receta este mucho más suave y melosa.