PimientosRellenos-500x288.jpg

Pimientos Rellenos

Los pimientos rellenos son un plato exquisito que se hace en muchas partes del mundo, la versatilidad en el relleno puede ser única dependiendo de cada uno de nosotros y de nuestros gustos. Aquí os ofrecemos alguna que otra idea.

Pimientos Rellenos de Queso y Gambas

Ingredientes:

5 Pimientos grandes para asar

300 gr. de Requesón

150 gr. de Queso para untar

1 Huevo duro

¼ gr. de Gambas cocinas

¼ litro de Leche descremada

50 gr. de Láminas de almendras

Aceite

Sal y Pimienta

Preparación:

Lava los pimientos y embadúrnalos con aceite de oliva, espolvoréalos con sal marina y coge una bandeja para hornos y colócalos dentro del horno a 200º durante unos 40 minutos.

Dales la vuelta de vez en cuando para que se hagan completos. Ya terminados de asar, coge un bol y llénalo de agua con hielo y ve metiendo uno a uno los pimientos durante unos segundos, de esta manera con el contraste brusco de temperatura se pelaran más fácilmente, cuando los peles procura que no se te rompan.

Cuando ya estén pelados, ábrelos por un lado y retira las semillas y el tallo, que queden de una sola pieza, reserva. Guarda unas cuantas láminas de almendras para decorar y en el vaso de la batidora agrega el resto de las almendras, el queso para untar, el requesón, la leche y salpimienta a tu gusto, tiene que quedar una mezcla un poco espesa, si ves que te queda muy liquida ponle un poco más de requesón.

Coge una cazuela y hierve durante unos 5 minutos las gambas, cuando estén listas apagas el fuego y las escurres. Prepara un bol y agregas en él, las gambas, el huevo duro (partido muy pequeñito) y uno de los pimientos asados, cortándolo muy finamente, revuelve para que todo se una y agregas la mezcla anterior, vuelve a revolver para que todo se una perfectamente.

Coges uno de los pimientos, extiéndelo bien y con la ayuda de una cuchara ve agregando la mezcla y enróllalo como si fuera un canelón (pasta) y así sucesivamente con el resto de los pimientos, hazlo con sumo cuidado para que no se rompa, si quieres, al final de rellenarlo prénsalo con un palillo. Al finalizar agrega algunas láminas encima de cada pimiento. Hay que servirlos frescos.

El sabor del pimiento se acopla perfectamente con otros sabores y por este motivo sus rellenos son muy variados, puedes rellenarlos de carne, pescado, verduras, etc., como será que hasta combina perfectamente con ciertos dulces. ¡¡Pruébalo!!