640px-Paella_1719081168-640x288.jpg

Tipos de paella

La palabra paella proviene del valenciano, y una traducción más o menos buena será la de “sartén”. De modo genérico, diremos que hablamos de una receta cuya base es el arroz cocido nacida en el marjal de la Albufera.

A paella nace en el siglo XVIII, tiempo en el que los vecinos de la zona mezclaban los ingredientes que más a mano tenían para prepararse la comida. Se trata, pues, de un plato modesto, con historia en la zona.

Sin embargo, lo popular de la mezcla ha provocado que, a día de hoy, existan una enorme cantidad de variaciones sobre ella, con ingredientes adecuados a cada una de las zonas donde se elabora.

En cualquier caso, la receta que te traigo hoy es la de la tradicional paella valenciana. Para elaborarla, hazte con una paellera de acero esmaltado de un tamaño acorde al número de comensales. Y, claro, los ingredientes para rellenarla:

El arroz será el de grano redondo conocido como “bomba”, que requiere un poco más de agua, pero que no se pasa ni se pega tan fácilmente. La ración rondará los cien gramos por persona.

En cuanto a la verdura, puedes hacerte con ella en cualquier supermercado; y la carne calcula un conejo o pollo por cada ocho personas. Aquí tienes los ingredientes y proporciones para cuatro personas:

Ingredientes:

400 g. de arroz bomba

150 g. de verdura para paella

¼ de pollo de la parte del muslo

¼ de conejo troceado

1 alcachofa

Un pimiento rojo

4 dientes de ajo

200 ml. de tomate triturado

1 cucharadita de pimentón dulce

Azafrán en rama

Colorante para comidas

Sal

8 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

1 limón para adornar

Una paellera de 38 cm de diámetro

Preparación:

Limpia las carnes de grasa y sálalas. Calienta y sala el aceite, al que añadirás el pollo, el conejo y el ajo (sin pelar) cuando esté bien caliente. Deja que se tuesten los ingredientes. Hecho esto, añade el pimiento a tiras junto con el resto de la verdura convenientemente limpia y descongelada.

Una vez esté todo sofrito. Añade el pimentón, macha e azafrán y ponlo también junto con el tomate triturado. Una vez frita la mezcla, añade agua hasta el borde de la paellera y deja que se cueza como media hora, hasta que el líquido esté por el nivel de los remaches (si queda por debajo, echa agua; si sobra, dale un golpe fuerte de fuego).

Es el momento de añadir el colorante y el arroz, que repartirás uniformemente y no volverás a tocar. Comienza con cinco minutos e fuego fuerte y bájalo a medio durante los quince siguientes. Cuando apagues la lumbre, tapa con un paño deja reposar cinco minutos.

Un apunte: el pimiento y la alcachofa no son parte de la paella valenciana original, pero es una variante moderna que me gusta mucho. Porque, al fin y al cabo, buena parte de la gracia de la paella es eso: la variedad, algo que iremos viendo con el paso de los artículos.

hamburgues-lentejas-470x288.jpg

Hamburguesas vegetarianas de lentejas

Hace ya varios días os presentamos una forma vegetal de consumir hamburguesas. En aquel caso hablamos de hacerlas con arroz y hablamos de ir presentándoos otras muchas formas de comer este siempre apetitoso plato.

En este caso os presento las hamburguesas de lentejas. Que aparte de tener un acabado por el color muy similar a las de vacuno, nos ofrece una combinación innovadora de comer una hamburguesa. Que le da cierto aire de sofisticado, además esta riquísima.

Ingredientes para 4 personas:

400 g de lentejas cocidas y escurridas

4 cucharadas grandes de salsa de soja

7 cucharadas grandes de pan rallado

1 cucharada pequeña de mostaza

1 cucharada grande de sésamo

1 cucharada grande de avena

2 cucharadas grandes de requesón

2 huevos

Aceite de oliva virgen

Ingredientes para salsa de yogur:

1 yogur griego

3 pepinillos en vinagre

Unas gotas de aceite de oliva virgen

Unas gotas de zumo de limón

Sal

Preparación:

Cogemos el tarro de las lentejas ya cocidas y con ayuda de un colador o escurridor vertemos su contenido. Lavamos con agua del grifo y las dejamos en el escurridor hasta que se elimine toda el agua que contenían.

Las pasamos en un bol profundo y amplio y las trabajamos igual que si se tratara de carne picada. Siguiendo los pasos de añadir los huevos, la salsa de soja, el pan rallado, la mostaza, el sésamo, la avena y el requesón. Ahora con la ayuda de nuestras manos mezclaremos el contenido bien durante algunos minutos hasta que obtengamos una pasta casi homogénea.

Después, con la ayuda de un tenedor apretaremos la pasa para intentar deshacer las lentejas, triturándolas levemente.

Antes de freír la masa, haremos la salsa de yogur. Añadiendo el yogur griego en un bol junto a los pepinillos bien picaditos. Aliñamos con aceite de oliva y el zumo de limón en proporción 2 a 1. Iremos probando la salsa y corrigiendo el punto de sal y lo pondremos a enfriar en la nevera media hora.

Cogemos la pasta de lentejas y formamos pelotitas tipo albóndigas grandes. Las cuales luego aplastaremos con las manos dándole la forma de hamburguesas. Pasamos la masa por un platito con un poco de pan rallado, para que compacte bien y no se nos desmorone.

Calentamos una sartén al fuego medio-alto y añadimos un chorrito de aceite. Ponemos las hamburguesas y las doramos unos 2-3 minutos por cada lado. Muy recomendable ir una a una.

Abrimos el pan de hamburguesa por la mitad y colocamos lechuga a uno de sus lados, donde encima podremos la hamburguesa. Finalmente vertemos encima de esta la salsa de yogur y ya podremos empezar a hincarle el diente.

poll-500x288.jpg

Una comida liviana

En estas fechas navideñas comemos y bebemos en exceso y a la larga puede hacernos ganar unos kilitos, sin mencionar que el estomago podría estar pesado durante varios días.  Aquí te ofrecemos unas pequeñas recetas para que puedas comer algo liviano, de fácil preparación y sin perder mucho tiempo.

Brochetas de Pavo y Manzana

Ingredientes:

500 gr. de pavo deshuesado

4 Manzanas reinetas (o a su elección)

40 gr. de mantequilla

2 Cucharadas de coñac

Hierbabuena o menta

Sal

Preparación:

Limpia el pavo, quitándole toda la piel y córtalo en dados (si prefieres le dices a tu pollero que te lo limpie y corte, que es más rápido, fácil y te ahorras el riesgo de cocinarte también un dedo).  Coge los dados de pavo y debes sumergirlos en el coñac durante 5 minutos más o menos, para que vayan adquiriendo sabor, mientras tanto pela las manzanas, quítales el corazón y córtalos también en dados.

Tinga poblana de pollo

Confecciona los pinchos alternando un dado de carne y otro de manzana y así sucesivamente hasta donde desees pic-pic, pic-pic…  Coge cada pincho ya confeccionado y sálalo a tu gusto, úntales un poco de mantequilla y espolvoréalos con una pizca de hierbabuena o menta.  Pon la parrilla de la barbacoa o si prefieres una sartén para barbacoas y ásalos durante unos 8 minutos por cada lado.  Hay que servir los pichos bien calientes.

Pollo con Naranjas

Ingredientes:

1 ½ Kg. de pollo deshuesado y en rebanadas

4 Naranjas grandes para zumo

1 Cebolla

2 Manzanas (a su elección)

3 Hojas de Menta o hierbabuena trituradas

½ vaso de vino aromático

Aceite

Sal

Preparación:

Exprime 2 naranjas y las otras 2 córtalas en rodajas finas, no se te olvide quitarles las pepitas, reserva.  Coge las manzanas pélalas, quítales el corazón y córtalas en rodajas finas, reserva.

Coge la cebolla límpiala y rállala, reserva.  Pones al fuego una cazuela de fondo amplio y le echas 6 cucharadas soperas de aceite, cuando esté bien caliente echas el pollo para que se vaya dorando, dándole vueltas de vez en cuando para que no se pegue y quede todo doradito.

Cuando ya lo veas dorado agrégale la cebolla durante unos 3 minutos, al pasar este tiempo incorpora la manzana, la naranja cortadas muy finas y el zumo de naranja.  Deja que hierba durante unos 15 minutos a fuego lento, luego añade el vino y la menta o hierbabuena triturada y espera otros 15 o 20 minutos hasta que quede en salsa y añádele la sal antes de apagar.  Servir calentito.

milhoja-de-bacalao.jpg

Milhoja de Bacalao Confitado sobre Piperrada, Aire de Azafrán y calamino de Azúcar

Bueno, como podéis ver, hoy vamos a preparar un plato muy especial. Ya sabes, si tienes algo que celebrar esta es una receta que te vendrá muy bien, tanto si es para comida como para cena. Es fácil y no os restará mucho de vuestro tiempo, normalmente se tardará tres cuartos de hora ¿Comenzamos?

Ingredientes por persona.

– 1 oblea de pasta Filo (la encontraremos en la sección de refrigerados en casi todos los supermercados).
– 150gr de bacalao.
– 30gr de cebolla.
– 30gr de pimiento verde.
– 30gr de pimiento de piquillo.
– 10gr de ajo.
– 100ml de tomate frito.
– Sal fina.
– Aceite de oliva virgen.
– Lecitina de Soja (de venta en Herbolarios).
– Azúcar Isomalt (de venta en Herbolarios).
– Azafrán.

Para esta receta necesitaremos moldes circular para construir la Milhoja.

Preparación

  1. En una sartén, confitamos el bacalao a 90 grados durante 15 minutos. Cuando ya lo tengamos, lo hacemos lajas y lo reservamos.
  2. Hacemos un sofrito con poco aceite, el pimiento verde y la cebollita cortado todo en juliana. Cuando esté pochado, añadimos el pimiento de piquillo también en juliana y el tomate frito, lo sofreímos todo junto y lo reservamos.
  3. Ahora tenemos que cortar la pasta Filo con un molde redondo y lo metemos en el horno a 150 grados durante dos minutos.
  4. Ponemos el azafrán a cocer en agua, añadimos la Lecitina de Soja y lo dejamos diez minutos. Cuando se cumpla el tiempo lo pasamos todo por la túrmix hasta lograr unas burbujas finas que se mantengan.
  5. Para terminar, diluimos el azúcar Isomalt a 150 grados y con ayuda de dos tenedores hacemos figuras con los hilos que se forman sobre un papel grasa, lo dejamos enfriar unos segundos y a continuación, le damos forma de bola con el azúcar.

Presentación.

Disponemos de un molde circular para construir la Milhoja. En capas superpuestas primero colocaremos la Piperrada (el sofrito de pimiento verde, cebolla, pimiento de piquillo y tomate frito), después la pasta Filo (forma circular), bacalao, pasta Filo de nuevo, bacalao otra vez y sellamos con la pasta Filo. A continuación montamos el aire de Azafrán encima de nuestra Milhoja y en un lateral el calamino de azúcar.

No hay palabras para describir esta receta sana y curiosa. Quedaréis como dioses, y mira qué fácil es, no os restará más de tres cuartos de hora de vuestro tiempo. Lo demás lo emplearéis en saborear este plato y sorprender a vuestros comensales. Que la disfrutéis, ¡haciéndola y devorándola! Bon appetit cocinitas.

Ayudante-de-cocina3-300x246.jpg

Labor del ayudante de cocina

La labor del ayudante de cocina comprende la realización de diversas funciones, siendo la más importante colaborar con el cocinero o jefe de cocina. Se trata de una de las ocupaciones con mayor salida laboral, en especial durante los meses de verano, tal como puede observarse en el gran número de ofertas de trabajo del sector de la gastronomía que son publicadas en el portal Infoempleo.
Desempeña un rol de gran importancia en la cocina, puesto que el ayudante de cocina es quien posee la responsabilidad de colaborar con el cocinero en lo que respecta a la elaboración de las diferentes comidas, facilitándole su trabajo, para lograr que de ese modo el comensal quede satisfecho. Además de la preelaboración de alimentos, se ocupa de la preparación y presentación de comidas sencillas, para lo cual se vale de la aplicación de técnicas y normativas de manipulación de alimentos, prestando especial atención a la conservación de los mismos.
Funciones específicas
La elaboración de platillos constituye una labor  que está sujeta a diversos pasos, que deben realizarse previamente a la degustación de los mismos. Y en dicho proceso de preparación, la figura del Ayudante de Cocina es clave.
El ayudante de cocina se ocupa básicamente de la organización de armarios y refrigeradores, así como de lavar, pelar y cortar verduras y pescados, para la elaboración de salsas, ensaladas y fondos. Al mismo tiempo, debe mantener ordenados los utensilios y demás materiales necesarios para la realización del trabajo, así como limpiar y colaborar en el orden de su puesto de trabajo, siendo siempre supervisado por un cocinero.
Descongelar los alimentos, cocerlos y pesarlos, son otras de las tareas encomendadas al ayudante de cocina para la preparación tanto de comidas como bebidas.
También, es el encargado de controlar el correcto funcionamiento de los congeladores y refrigeradores, verificando que la temperatura de los mismos sea la apropiada para cada tipo de alimento y acomodando los productos para su óptima conservación.
A la vez, debe permanecer atento a la disponibilidad de los diferentes alimentos, para colaborar en el armado de la lista de compras y evitar que se produzcan faltantes. Cada vez que recibe las materias primas necesarias, debe corroborar que se encuentren en buen estado y cuidar de que cumplan con requisitos básicos tales como calidad, temperatura de conservación, fecha de prescripción, óptimo embalaje y registros sanitarios.
Para realización del trabajo de manera ordenada y evitar los descuidos, es preciso que los ayudantes de cocina sean organizados, se encuentren capacitados y sean rápidos en el ejercicio de sus tareas diarias.
En los momentos de mayor concurrencia de clientes, es necesario que posea capacidad de autocontrol, lo que le permitirá mantener la calma y dominar la situación.
Formación
Para poder trabajar como ayudante de cocina es preciso, aunque no imprescindible, contar con formación orientada a la elaboración de alimentos y el manejo de diversas técnicas culinarias. En todos los casos, hay que poseer el permiso para manipular alimentos, puesto que es muy importante respetar las normas de calidad e higiene vigentes en el ejercicio del puesto de trabajo.
En la actualidad, se puede acceder a una amplia oferta formativa, con cursos presenciales o a distancia, para convertirse en ayudante de cocina, sobre todo teniendo en cuenta que se trata de una actividad de gran demanda, en especial en lugares que viven básicamente del turismo. Por eso, es importante aprovecharla y capacitarse para ser un buen ayudante de cocina, ya que este puede ser el puntapié inicial para escalar posiciones y a futuro llegar a ser cocinero o jefe de cocina. Y si bien es una ocupación que puede aprenderse con un poco de práctica, siempre es bueno mantenerse a la orden del día y procurar estar capacitado, para tener mayores posibilidades de conseguir empleo y poder realizar un correcto ejercicio de sus funciones, ya sea en la cocina de un restaurante, un hotel, un crucero o un comedor escolar.

Imagen:

http://talayuelablog.com/wp-content/uploads/2012/04/Ayudante-de-cocina.jpg

http://www.wenko.de/images/big/edelstahl_abdeckplatten.jpg

6408097925_e7fa737fbc-500x288.jpg

Pavo, pavo

El pavo es la segunda ave más consumida en España, igual que el pollo, es muy versátil ya que todo se aprovecha y, aunque es más seco, hay infinidad de trucos para poder gustar de él sin problema, aquí os ofrecemos algunas recetas que os quedaran para chuparse los dedos.

Pechugas de Pavo rellenas de Espinaca y Queso

Ingredientes:

5 Pechugas de pavo

250 gr. de espinaca congeladas

150 gr. de queso para fundir

1 Latita de espárragos

1 Latita de champiñones

5 cucharadas de aceite

½ litro de caldo

Pimienta y Sal

Preparación:

Pídele a tu pollero que te abra las pechugas de pavo tipo libro. Lava debajo del grifo de agua las pechugas y déjalas escurrir. Cuando ya estén escurridas, salpimentar a tu gusto, reserva.

Coges las espinacas ya descongeladas y escurridas, échales un poco de sal y en una sartén agrega una cucharada de aceite, cuando estén calientes saltéalas durante unos minutos, remueve bien para que no se pegue a la sartén, cuando esté listo, retíralo del fuego y reserva.

Thanksgiving Dinner

Coge cada pechuga y rellénala con la espinaca extendiéndolo bien, parte el queso en tiras y colocas varias de ellas encima de las espinacas. Cuando hayas terminado, coloca encima de este relleno un esparrago en cada pechuga, enróllalas y ciérralas con un mondadientes.

Coloca las pechugas en un recipiente con el aceite sobrante y mételas en el horno a 200º durante unos 20 o 25 minutos, dándoles la vuelta de vez en cuando hasta que se doren por todas partes. Cuando ya las veas doradas, retíralas del horno, échale el caldo y los champiñones y vuelve a meterlas otra vez en el horno hasta que se reduzca un poco el líquido y quede una salsa. ¡Súper rico!

Pechugas de Pavo en su Salsa

Ingredientes:

4 Pechugas de pavo

½ Cebolla

½ Litro de caldo

1 Cucharadita de hierbabuena

4 Cucharadas de aceite

1 Vasito de Whisky

Pimienta y Sal

Preparación:

Pídele a tu pollero que te abra las pechugas de pavo tipo libro. Lávalas debajo del grifo y déjalas escurrir, cuando ya estén escurridas, salpimentar a tu gusto, espolvorea la hierbabuena y agrégale el vasito de whisky, déjalas macerar un buen rato, después escúrrelas y reserva.

En un recipiente un poco hondo agrega el aceite y fríes la cebolla. Cuando está dorada, coloca las pechugas y dóralas por ambos lados. Cuando las veas doradas, agrega el caldo y el macerado y deja consumir hasta que quede en salsa. ¡No te quedarán secas y tendrán una sabor exquisito!

5528489760_0470e4773d-500x288.jpg

Recetas Económicas

Estamos en una época en que el ahorro es primordial, pero en la alimentación, aunque tengamos que buscar los precios más aceptables para nuestro presupuesto, no debemos escatimar calidad.  En este post te daremos algunas ideas para que no gastes mucho y comas sabroso.

Albóndigas de Patatas y Atún

Ingredientes:

5 Patatas medianas

4 Latas de atún en conserva

1 Cucharadita de mantequilla

1 Huevo

Harina

Aceite

Pimienta

Sal

Preparación:

Abre las cuatro latas de atún en conserva (puedes escoger en escabeche, al natural o con aceite de oliva o girasol, lo que más te guste), escúrrelos bien y cuando estén bien escurridos los desmenuzas, los colocas en un bol mediano y reservas.

DSC_6932

Mientras, limpia las patatas, pélalas y córtalas en tacos medianos, ponlas a hervir durante unos 15 minutos a fuego alto, agrégale sal y pimienta al agua. Cuando estén hervidas las patatas déjalas enfriar un poco, escúrrelas luego bien y pásalas por un pasapuré (tiene que quedar espesito).

Mezcla el puré con el atún y agrégale una cucharadita de mantequilla, revuelve todo durante un rato para que se una perfectamente y se forme una masa (Si ves la masa demasiado espesa échale un poquito de leche).

Escoge una sartén amplia y un poco profunda y agrégale aceite, ponla a fuego moderado y mientras se calienta coge el huevo y bátelo; coge otro recipiente y agrégale harina. Con la masa ve haciendo las albóndigas y vas pasándolas una a una primero por el huevo y después por la harina.

Cuando este caliente el aceite ve friéndolas hasta que estén doradas. Puedes acompañar estas albóndigas con una ensalada o con tomate crudo al que hayas espolvoreado sal y un poco de orégano o menta y le echas un chorrito de aceite de oliva… ¡Riquísimo!

Brochetas a la Parrilla

Ingredientes:

½ kg. Langostinos cocinados descabezados

4 Calabacines pequeños

2 Cebollas pequeñas

2 Tomates pequeños no muy maduros

Sal y Pimienta

Preparación:

Pelas los langostinos y ponlos a hervir a fuego alto unos 5 minutos, reserva. Lava bien los calabacines y los tomates y córtalos en rodajas medianas sin pelar; después pela la cebolla y córtala en rodajas medianas. Salpimentas a tu gusto y reservas.

Coge una sartén grill y échale un chorrito de aceite, cuando este caliente pon los langostinos, los calabacines, las cebollas y el tomate por una cara para que se vayan dorando y al rato voltéalos para que se hagan por el otro lado, con cuidado que no se quemen. Cuando estén hechos, deja enfriar un poco e insértalos a tu gusto en las brochetas. ¡Sabrosísimo!

panga-1000x288.jpg

Filetes de panga con pimentón y curry

Vamos a preparar una receta de pescado muy rica y muy sencilla, pues se trata de cocinar unos filetitos de panga a la plancha. ¿Los riesgos para que salga mal? Apenas hay uno: que se nos pegue el filete en la sartén y que no quede bonito. Aun así, pondremos todo el cuidado del mundo para que eso no pase.

Empezaremos hablando un poco del origen de este pescado que hace tan solo unos años se ha implantado en España de manera espectacular. De hecho, cuando yo era pequeña no lo veías en ninguna pescadería y el panga es famoso por las polémicas que desata.

Continue Reading

lachkari-steam-rice-500x500-500x288.jpeg

Curry tailandés con arroz al jazmín

Hoy toca cocina exótica. No se trata de un plato típico de ningún país, sino más bien de una receta inspirada en la cocina oriental. Si tuviéramos que situarla geográficamente, vamos a ponerla en… Korea. Eso sí, para no faltar a la honestidad, se la agradeceremos a los autores del blog “Recetas, sabores y pasiones”. Gracias, chicos: estaba muy bueno.

Continue Reading

tortilla1-e1372413815951.jpg

Tortilla: Plato para cualquier ocasión

La tortilla es el plato típico español o francés (por lo de la tortilla francesa) que es habitual en los hogares. En mi casa siempre tengo huevos y patatas para hacer una. Pero también existen multitud de recetas con tortilla para innovar en esas ocasiones especiales. 

Para empezar os explicaré mi favorita, “Tortilla de patatas española”:

Ingredientes:

1 kg de patatas

4 huevos

1 cebolla

Aceite de oliva

Sal

Elaboración:

Primero pelamos y picamos la cebolla para ponerla en la sartén con abundante aceite.

A continuación, pelamos las patatas y las troceamos. Las ponemos en la sartén a fuego medio hasta que se ablanden.

Después, escurrimos las patatas y las dejamos en un bol. Le echamos sal al gusto.

Ahora rompemos los huevos en el mismo bol y los mezclamos bien.

Mantenemos parte del aceite de las patatas en la sartén y hacemos la tortilla.

Por último, le daremos la vuelta con un plato para que quede bien doradita por los dos lados.

Otra receta es la de “Tortilla rellena con ensalada”:

Ingredientes:

250 g de bacalao

8 huevos

1 pimiento rojo

1 pimiento verde

1 berenjena

2 tomates

1 lechuga

1 cebolleta

Aceite de oliva virgen extra

Vinagre

Sal

Perejil

Elaboración:

Picamos la berenjena y los pimientos y los ponemos a pochar en la sartén. Cuando estén bien pochados, añadimos el bacalao y lo salteamos. Dejamos reposar.

Mientras batimos 2 huevos y les añadimos perejil. Lo echamos en la sartén y hacemos una tortilla redonda con los huevos.

Después se retira en un plato y colocamos en el centro una porción de verdura con bacalao. Cerramos la tortilla hacia dentro.

A continuación, limpiamos la lechuga y la troceamos en un bol. Añadimos los tomates troceados. Picamos la cebolleta en juliana y la añadimos. Finalmente aliñamos con aceite, vinagre y sal.

Se sirven las tortillas rellenas y acompañadas con la ensalada. Decoramos con una hoja de perejil.

Receta de “Tortilla de calabacín con queso y pimiento”:

Ingredientes:

16 pimientos verdes

8 huevos

200 g de queso

2 calabacines

2 patatas

1 cebolla

3 dientes de ajo

Aceite de oliva

Sal

Perejil

Preparación:

Picamos la cebolla y los dientes de ajo y los ponemos a pochar.

Pelamos las patatas y las troceamos, para añadirlas a la sartén a fuego medio.

Cuando las patatas estén blandas, añadimos un calabacín y medio picado.

Cocinamos hasta que se ablanden las verduras y escurrimos el aceite.

Por otro lado, en un bol batimos los huevos y les añadimos perejil y las verduras pochadas. Dividimos la mezcla en dos y hacemos dos tortillas.

A continuación, cortamos el calabacín restante y lo cocinamos en lonchas a la plancha.

Freímos los pimientos a fuego medio y los guardamos.

Cortamos el queso en lonchas.

Finalmente, colocamos la tortilla en el fondo del plato, sobre ella una capa de queso y sobre él una capa de calabacín a la plancha. Cubrimos con la otra tortilla y terminamos decorando con los pimientos fritos y el perejil.

La siguiente receta me parece muy original y se puede tomar como aperitivo, “Caracolas de tortilla, sobrasada y queso con boniatos”:

Ingredientes:

8 huevos

8 lonchas de queso

75 g de sobrasada

2 boniatos

1 zanahoria

4 rebanadas de pan de hogaza

50 g de paté de aceitunas

Aceite de oliva

Sal

Orégano picado

Preparación:

Para hacer las caracolas, batimos los huevos de 2 en 2. Añadimos cada vez sal y un poco de orégano. Hacemos las tortillas finas en la sartén con poco aceite.

Untamos las tortillas con sobrasada y colocamos encima, un par de lonchas de queso.

Enroscamos para hacer un rollito y lo cortamos en 4 trozos.

Por otro lado, cortamos los boniatos como si fueran patatas fritas. Los freímos en la sartén con mucho aceite templado y los escurrimos en papel de cocina. Añadimos sal al gusto.

Tostamos las rebanadas de pan en el horno y las untamos con el paté de aceitunas.

La presentación final consiste en repartir por encima de cada rebanada de pan las caracolas de tortilla, sobrasada y queso calientes. Espolvoreamos por encima zanahoria rallada y acompañamos con los boniatos.

Esta receta también se puede hacer con patatas fritas en el caso de no tener boniatos.

Por último, os enseñaré una receta que me encanta y que os sorprenderá por su sabor, “Tortilla de anchoas con ensalada de aguacate y tomate”:

Ingredientes para 4 personas:

8 huevos

2 dientes de ajo

12 anchoas

½ pimiento rojo

1 pimiento verde

12 ajos frescos

2 cebolletas

2 tomates

1 aguacate

1 guindilla

Aceite de oliva virgen

Sal

Elaboración:

Primero picamos la cebolleta, los ajos frescos y los pimientos. Pochamos en una sartén y cocinamos todo durante 10 minutos.

Mientras tanto, limpiamos las anchoas, quitándoles la cabeza, tripas y espina central. Les echamos sal y las troceamos.

Picamos los dientes de ajo y los doramos en una sartén junto con la guindilla. Añadimos las anchoas y salteamos.

Batimos los huevos de 2 en 2 y añadimos sal y perejil. Repartimos las verduras, anchoas y ajos y hacemos 4 tortillas.

Para la ensalada, cortamos los tomates y el aguacate. Añadimos la cebolleta cortada en juliana y finalmente, aliñamos con aceite, vinagre y sal.

Es muy sencillo realizar estas recetas con tortilla y muchas de ellas sólo necesitan ingredientes básicos que siempre tenemos en casa. Asique, ¡a innovar con la tortilla!