marmitako-de-bonito-con-guindillas-414x288.jpeg

Marmitako

El Marmitako es uno de los paltos más tradicionales de la cocina vasca. En muchas fiestas de pueblos y ciudades se ha convertido en un plato de concurso, al igual que en otros lugares se hacen de manjares como la tortilla de patata o la paella. El secreto está como en todos los platos, en el mimo y el cariño que le pongamos al hacerlo. Seguro que nuestro público lo notará en el paladar.

No se necesita ser un gran experto en cocina, ni tener grandes ingredientes a nuestro alcance, el siguiente plato es sencillo y barato de hacer. Lo más importante de todo es que este marmitako se convierta en una gran excusa para reunirse con la familia o los amigos.

Ingredientes

Medio kilo de atún o bonito

Un kilo de patatas

Una cebolleta

Dos dientes de ajo

Un pimiento rojo y verde

Dos cucharadas de carne de pimiento choricero

Caldo de pescado

Aceite de oliva

Sal o pimienta

Elaboración

El primer paso para ganar un concurso de marmitako, es conseguir una buena rodaja de atún o bonito. Como va a ser el principal ingrediente junto a la patata, es importante que sea de buena calidad, así no estropearemos el plato y disfrutaremos mucho más.

En una cazuela, pondremos la cebolla y el ajo a sofreír. Cuando veamos que la cebolla se ha quedado transparente, añadiremos el pimiento. Lo dejaremos pochando unos 10 minutos.

Por otra parte, pelaremos, lavaremos y trocearemos las patatas. Es importarte que cortemos las patatas cascándolas porque de esta manera verteremos el almidón que contiene en la mezcla del ajo, cebolla y pimiento.

Después, pondremos en esa misma cazuela, la carne del pimiento choricero y una hoja de laurel. La hoja de laurel es opcional, según el gusto del comensal, pero nos ayudará a hacer mejor la digestión y quitarnos la posible pesadez.

El último toque

Una vez hemos revuelto bien los ingredientes, entonces, le añadiremos el caldo de pescado. También podemos ponerle un poco de vino blanco al gusto, en este caso también es algo que dejo en manos del gusto de cada comensal. Entonces, dejaremos que la mezcla hierva durante 20-25 minutos.

Para finalizar, añadiremos el atún o bonito que hemos sazonado anteriormente y dejaremos hervir otros 3 minutos. Cuando pase este tiempo, lo apartaremos del fuego y lo presentaremos al público. Lo importante de todas maneras, vendrá más tarde, exactamente cuando degustemos nuestro plato acompañado de un buen vino. ¡Buen provecho!