huevos_rellenos_con_gambas-460x288.jpeg

Huevos de mil formas

Como bien sabemos, los huevos son fuente de proteínas muy beneficiosas para nuestro organismo y es un alimento muy versátil que lo podemos hacer de mil formas, aquí os ofrecemos una receta muy rica y fácil de hacer y que será exquisita para cualquier paladar.

Huevos rellenos con Salsa Rosa

Ingredientes:

6 Huevos frescos

1 Lata pequeña de maíz

¼ Guisantes

¼ Gambas peladas

¼ Aceituna deshuesada rellenas

½ Manzana

Salsa Rosa

Ingredientes:

4 Cucharadas soperas de mayonesa

3 Cucharadas soperas de kétchup

Tabasco

Preparación Salsa Rosa:

En un bol, agrega las 4 cucharadas de mayonesa y las 3 de kétchup y unas 3 o 4 gotas de tabasco. Rrevuélvelo bien hasta que veas que la salsa está fina y sin grumos.  Reservar.

Preparación de los huevos:

Coges una cazuela, la llenas de agua y pones los huevos a hervir hasta que estén duros (Truco: para que los huevos duros se hagan más rápido, coges un alfiler y, estando los huevos crudos, los agujereas en uno de sus extremos, con cuidado de que no se rompan, y los pones a hervir, veras que rápido se hacen).

Cuando estén hechos déjalos 5 minutos en un recipiente con agua fría, pélalos y córtalos por la parte superior, extrae con cuidado las yemas, puedes utilizar una cuchara pequeñita como las de café, reserva las yemas.

Mientras, abres la lata de maíz extraes su contenido y lo pones en una escurridera, le pasas agua del grifo y dejas escurrir.  En una cazuela pones los guisantes a cocer y cuando les falte poco para que estén tiernos le hechas las gambas peladas y deja hervir unos 10 minutos más.

Coges la media manzana, la pelas y le quitas el corazón, trocéala bien pequeña, coges las aceitunas y córtalas por la mitad.  Cuando ya estén hechos los guisantes y las gambas lo escurres,  coges un bol y mezclas las aceitunas, la manzana, el maíz, las yemas que reservaste antes, los guisantes y las gambas (aparta 6 gambas para decorar), revuelve un poco para que se una bien.

A esta preparación le echas la salsa rosa, preparada anteriormente y lo mezclas todo bien, coges la misma cuchara de café que utilizaste antes y ve rellenando los huevos con cuidado que no se rompan, al terminar decora la parte superior del huevo con una gamba para cada uno y échale por encima un poco más de salsa rosa.

Comer frío o a temperatura ambiente.  Este plato se puede servir como entrante o tentempié para cualquier ocasión.