Espárragos-a-la-naranja-1000x288.jpg

Espárragos a la naranja

Hoy traemos una rica receta que hace a su vez de un buen acompañamiento para cualquier carne o pescado, que seguro que gusta a todo el mundo. Ya que es sabroso y sirve para introducir alimentos saludables como los espárragos en nuestra dieta, que michas veces achacamos a los más pequeños de que son reacios a comenzar a comerlos, pero los adultos somos peores.

Es un plato ideal para el buen tiempo, por ser ligero y digestivo o para formar parte de un primer plato en un menú en cualquier comida o cena, ya que como decimos, no es nada pesado.

Ingredientes:

2 manojos de espárragos trigueros

125 gr de mantequilla

2 huevos

1 naranja

1 limón grande

Pimienta

Sal

Preparación:

Empezaremos limpiando y preparando los espárragos. El procedimiento es el siguiente, quitar la parte dura de los espárragos y los cocemos en un cazo donde podamos echar abundante agua hirviendo con sal, durante unos 20 minutos aproximadamente.

Exprimimos un limón y mezclamos su jugo junto a unos 25 gr de mantequilla, unas yemas de huevo y una cucharada de agua. Sazonamos al gusto con sal y pimienta y ponemos en un bol resistente al calor, para poder cocer la mezcla al baño maría. Removemos continuamente y el tiempo nos lo dará la propia mezcla, retiramos cuando empiece a espesar.

Retiramos y sin dejar de remover vamos añadiendo el resto de mantequilla que habíamos apuntado al principio, añadiéndolo por trocitos poco a poco.

Una vez que tengamos esta salsa bien ligada, exprimimos el zumo de una naranja y se lo añadimos. A la vez que aprovechamos la corteza de la misma para rallarla por encima y darle ese toque a la salsa.

Ahora solo nos quedara servir. La forma es colocando los espárragos calientes a un lado del plato y verterle por encima la salsa también caliente, bañando parte de estos y el resto del plato. Podemos decorar con un poco de ralladura de naranja por encima o una hojita de perejil.

Consejos:

Para saber en qué momento poder cocer un alimento al baño maría es necesario contemplar que el agua está muy caliente sin que hierva. Nunca hay que dejar que esta llegue a este punto de ebullición.

Si tenemos mucha prisa podemos utilizar zumo de naranja concentrado de un tetrabrik. La cantidad que deberíamos utilizar es un vaso aproximadamente, que suele ser el jugo que contiene una naranja normal.