Cassoulet-1000x288.jpg

Cassoulet

La receta que hoy os traemos nos traslada al sur de Francia, concretamente a las regiones de Languedoc y Mediodía-Pirineos. Es un plato gastronómico considerado guiso por el empleo de alubias en su receta, concretamente alubias blancas, y la utilización de carnes.

Ingredientes:

400 gr de alubias cocidas

200 gr de culata de ternera

200 gr de piel de panceta

1 cucharada de manteca de cerdo

½ bote de tomate frito

1 cucharada de harina

2 cucharones de caldo de verdura

3 zanahorias

100 gr de butifarra catalana

1 ramito de hierbas tales como tomillo, laurel y perejil.

7 dientes de ajo

Pan rallado

Pimienta

Sal

Preparación:

Para empezar prepararemos la panceta, la forma de hacerlo es cortándola en tiras o rectángulos, ponerlos en un cuenco añadiéndole agua fría. Los dejaremos en ella unos 30 minutos. Trascurrido ese tiempo los rasparemos y pondremos nuevamente en agua, aunque esta vez será para hervirlos. Dejaremos en el fuego de 25 a 30 minutos.

Seguiremos con la ternera, a la cual cortaremos también, igual que la panceta, en tiras rectangulares. Una vez que tengamos los trozos los doramos en una cazuela de barro con ayuda de la manteca de cerdo. Una vez este dorada, añadimos lo necesario para hacer el sofrito: Las zanahorias, dientes de ajo, la panceta hervida, medio cucharon de caldo de verduras, el tomate frito, el ramito de hierbas, la harina y lo sazonamos con sal y pimienta al gusto.

Lo dejamos hervir a fuego lento y cuando la carne este a medio cocer será el momento de agregarle las alubias sin dejar de remover. Es importante cuidar que el caldo cubra toda la carne.

Cortamos la butifarra en trozos o dados, según prefiramos. Quitamos la cazuela del fuego, añadimos la butifarra, tapamos y metemos al horno, que este previamente caliente, a una temperatura de 180-190ºC, y la dejamos dentro unos 15 minutos.

Trascurrido este tiempo, sacamos del horno. Quitamos el ramito de hierbas y los dientes de ajo. Espolvoreamos pan rallado en la superficie, sin remover y volvemos a meterlo al horno para que se gratine unos minutos. Observaremos para que no se llegue a quemar nuestra receta.

Sugerencia

En esta receta hay que tener cuidado con las alubias, hay que procurar que una vez cocinadas no se deshagan, sino que queden bien enteras y que el grueso no quede seco ni excesivamente caldoso.

Ahora sí: prepérate para saborear una receta que vas a qerer repetir siempre que tengas la ocasión.