images-13.jpg

Canelones con albahacas y aceitunas

Uno de los platos más ricos y consumidos de la cocina italiana es la pasta. Quizás se nos ocurran un gran número de clases de pasta preparadas con un tipo de salsa y con ingredientes totalmente diferentes, a cada cual mucho más exquisito. Hoy aprenderemos a cocinar uno de esos platos más populares, los canelones. Esta vez los haremos rellenos de carne, albahacas y aceitunas.

Ingredientes:

  • –          12 placas o bases para hacer canelones
  • –          Unos 250 0 300 gramos de carne picada (la mitad de esa cantidad debe ser de ternera y la otra mitad debe ser carne de cerdo)
  • –        Cebolla
  • –          50 gramos de jamón york
  • –          4 cucharadas de tomate frito
  • –          Aceite de oliva
  • –          Aceitunas sin hueso
  • –          4 ramas de albahaca
  • –          Nata líquida para cocinar (puede cambiarse por bechamel preparada a base de leche y caldo de pollo)
  • –          75 gramos de queso rallado
  • –          Sal
  • –          Pimienta

descarga (2)

 

Preparación:

  • –          Lo primero que debemos hacer es pelar la cebolla y picarla en pequeños trozos. Hacemos lo mismo con las aceitunas sin hueso.
  • –          Lavamos la albahaca y picamos algunas hojas, dejando algunas sin picar para reservarlas.
  • –          Metemos la cebolla picada en aceite durante un par de minutos. Pasado ese tiempo añadimos la carne de cerdo y la de ternera a la mezcla de cebolla y aceite, y echamos también las aceitunas y el jamón de york previamente picados. Le echamos un poco de sal y un poco de pimienta y lo sofreímos durante aproximadamente 10 minutos.
  • –          Cuando pasen los 10 minutos añadimos el tomate frito y la albahaca picada y lo rehogamos durante otros 10 minutos más.
  • –          Una vez hecho el sofrito pasamos a preparar la base de los canelones. Para ello cocemos las placas de pasta en agua salada durante el tiempo recomendado en el envase. Luego las escurrimos y las extendemos en un paño de cocina que esté completamente limpio.
  • –          Vertemos en cada una de las placas la mezcla que hemos sofrito y enrollamos los canelones.
  • –          A continuación ponemos los canelones en una fuente especial para el horno y les echamos la nata de cocinar o la bechamel por encima. Le espolvoreamos el queso rallado y lo gratinamos en el horno hasta que estén bien doraditos.
  • –          Por último los decoramos con la albahaca que hemos reservado sin picar. Ya estará listo para servir.