Blaqueta-de-codero-628x288.jpg

Blaqueta de codero

Sólo con el nombre de este plato vas a quedar estupendamente bien. Tú supón que le dices a alguien a quien quieres conquistar “Te voy a invitar a una blaqueta de cordero…” Pues es que ya te has ganado a esta persona. Pero es que, como encima esta persona lo pruebe va a caer rendida a tus pies con total seguridad, con que, anda, a la cocina y luego a triunfar.

Ingredientes:

¾ kg de pecho de cordero

200 gr de champiñones

50 gr de mantequilla

4 cucharadas de leche evaporada

2 zanahorias

2 clavos

2 yemas de huevo

1 cebolla

1 cucharada de harina

Tomillo

Laurel

El zumo de un limón

Pimienta

Sal

Preparación:

Para empezar comenzaremos cogiendo la carne y cortándola en trozos rectangulares similares, echándolos después en una cazuela. Empezamos a llenarla con agua fría hasta que esta cubra la carne.

Cogemos la cebolla, le clavamos los clavos, las zanahorias cortadas en rodajas, el tomillo y el laurel. Lo metemos en la cazuela acompañando a la carne. Ahora solo quedara sazonar con sal y pimienta al gusto, ponemos a hervir. Cuando el agua empiece a romper tapamos la cazuela. Bajamos el fuego dejándolo cocer a fuego lento durante unos 35 minutos.

Mientras, comenzaremos a freír los champiñones. Para ello cogeremos una sartén rehogándola con la mantequilla. Dejamos unos segundos los champiñones friendo y le añadimos deprisa el zumo que habremos extraído de un solo limón.

Cuando empiecen a dorarse los champiñones, y ya hayan pasado el tiempo de la cazuela, añadiremos a la sartén una cucharada de harina. Cuando espese y el color se torne, verteremos con la ayuda de un colador, el jugo que habrá surgido de la carne.

Dejaremos que cueza en la sartén unos minutos, removiendo continuamente. Agregaremos un poco más de zumo de limón. Este es el momento en el que preparamos las yemas de  los huevos con la leche evaporada. Añadimos esta mezcla a los champiñones y removemos unos minutos. Quitamos del fuego.

Ahora solo queda servir la receta, la forma de preparar esta receta es poner en una bandeja la carne cocida vertiéndole por encima la salsa que hemos realizado con los champiñones en la sartén, estando está muy caliente.

Sugerencia:

Este plato, de origen francés, permite usar cualquier tipo de carne si preferimos utilizar cualquier otra que no sea cordero, como ternera, buey, pollo… Pues lo bueno y lo que la hace realmente apetecible es la salsa que la cubre.