PB190589-1000x288.jpg

Berenjenas italianas

Buongiorno! Hoy nos trasladamos a otro punto del Mediterráneo para disfrutar de la cocina italiana. Una forma fácil, rica y original de introducir y comer verduras a nuestras dietas y a la de los más pequeños. En este caso utilizaremos las berenjenas, por su textura y jugosa carne.

Berenjenas a la italiana

1 kg de berenjenas

1 kg de tomates maduros

½ Kg de cebollas

3 dientes de ajo

100 gr de queso rallado

Harina

Sal

Azúcar

Un poco de pimienta

Aceite

Preparación:

Pon un vasito de aceite en una sartén honda y fríe la cebolla y los ajos muy picados. Cuando esté blanda añade los tomates pelados y muy picados, dejándolo cocer hasta que espese. Sazónalo al final con sal, pimienta y azúcar, para quitar la acidez del propio tomate y pásalo por un pasapurés o chino.

Mientras se hace, pela las berenjenas y córtalas en rodajas, espolvoréalas con sal y deja que escurran 30 minutos. Luego pásalas por la harina y fríelas.

Coge una fuente y pon en el fondo un poco de la salsa de tomate. Agrega un tercio de las berenjenas, queso rallado, de nuevo tomate, berenjena… Realizando pisos y concluyendo con la capa de tomate.

Espolvoréalo de nuevo con queso rallado, y gratínalo al horno.

Consejo: Esta receta resulta igual de buena utilizando calabacines.

Berenjenas sicilianas  

Ingredientes:

6 berenjenas

1 pimiento verde, a ser posible, grande  1 cebolla mediana

1 vasito de salsa de tomate

1 cucharadita de orégano

200 gr de queso mozzarella

50 gr de queso parmesano rallado

Un poco de aceite

Una pizca de sal

Preparación:

Lava y corta las berenjenas por la mitad a lo largo. Haz unos cortes profundos en el interior, sin llegar a la cascara, para que se fría bien. Sazónalas con sal y déjalas boca abajo en un plato durante 30 minutos.

Lávalas de nuevo y sécalas con una servilleta o papel de cocina y fríelas con bastante aceite por ambos lados.

Pica menudo el pimiento y la cebolla y fríelos con 3 cucharadas de aceite hasta que se pochen. Añade el tomate frito, orégano, la mitad de la mozzarella en trocitos y la pulpa picada de la berenjena, que sacarás previamente con una cucharilla.

Rellena con ello el casquete de las berenjenas, coloca por encima el resto de la mozzarella y el queso rallado y lo gratinamos al horno.

Sacar los manteles de cuadros rojos. Preparaos para disfrutar de lo lindo de una forma rápida y barata. Al grito de: MAMMA MIA!