champis-500x288.jpg

Bajo en calorías, Riquísimo sabor

Las recetas que a continuación detallamos son bajas en calorías pero con un excelente y riquísimo sabor.  La mayoría de los ingredientes deberán ser light y así el comer bien pero con pocas calorías nos darán mayores satisfacciones para no perder la línea.

Champiñones rellenos

Ingredientes:

Medio kilo de champiñones

Cien gramos de gambas

Cien gramos de lenguado

Sesenta gramos margarina light

Cuarenta gramos queso rallado light

Pimienta

Sal

Preparación:

Limpia bien los champiñones dejando solo sus cabezas.  Mientras se precalienta el horno, (10 minutos a 200º).  En una cazuela mediana, hierve las gambas y el lenguado durante unos 10 minutos, retira y deja reposar.

protected from the grown ups (explored)

Echa en un mortero las gambas peladas, el lenguado y la mitad de la margarina, machaca todo ello hasta conseguir una pasta uniforme.  Salpimienta a tu gusto los champiñones y reparte entre ellos la pasta en un montoncito sobre cada cabeza; ponlos en una fuente refractaria previamente untada con la otra mitad de margarina y espolvorea encima el queso rallado.

Introduce la fuente al horno, calentando a temperatura media, durante quince minutos.  Servir a la mesa antes de que se enfríen los champiñones.

Un pequeño detalle: ten en cuenta que tanto los champiñones como el lenguado (pescado blanco) no tienen ningún tipo de grasas y son de fácil digestión.

Merluza en su Jugo

Ingredientes:

Trescientos cincuenta gramos de merluza en ruedas medianas

Dos patatas grandes

Dos dientes de ajo

Aceite

Perejil

Pimienta

Sal

Preparación:

Coge la merluza y lávala debajo del grifo, escúrrela y salpimienta las ruedas a tu gusto.  Pela las patatas y córtalas longitudinalmente, salpimienta a gusto, pela los ajos y pártelos en trozos, en un mortero introduce el perejil, los ajos y un poco de aceite Machaca hasta hacer una pasta.

Coge una fuente plana refractaria y coloca primero las patatas y luego las rodajas de merluza, echa la pasta que hiciste con el perejil, el ajo y el aceite y viértelo encima, agrega agua, pero que no lo cubra todo.  Ponlo al fuego y deja que hierva, el plato esta listo en el momento que las patatas estén blandas.  Servir calentito.

Un pequeño detalle (sí: otro): Este plato podría ser una excelente cena ya que es bastante ligera y sigue manteniendo tu línea.

Una y otra receta, si te fijas bien, se elaboran con ingredientes perfectos para una dieta baja en calorías y, por supuesto, no les falta un ápice de sabor.